Iglesia, UE y Naciones Unidas respaldan el proceso electoral en Bolivia

Las tres entidades vigilan de cerca el proceso electoral, destacan el rol del TSE e instan a un debate democrático con propuestas que beneficien a Bolivia.
sábado, 19 de septiembre de 2020 · 17:50

Página Siete Digital

En un comunicado conjunto, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) y las representaciones en Bolivia de la Unión Europea y las Naciones Unidas, emitieron un comunicado en conjunto para manifestar su respaldo en la fase “más activa” del proceso electoral boliviano. Además hicieron un llamado a todos los candidatos que participarán de los comicios y les pidieron que desarrollen su campaña con respeto mutuo y sin agresiones físicas ni verbales.

En el pedido de los tres organismos que participaron en los dos procesos de pacificación del país, en noviembre de 2019 y en agosto de este año, subrayan que en este proceso electoral, debe primar un espíritu de pacificación, en especial después de los hechos violentos que amenazaron un proceso electoral democrático.

“Hacemos también hincapié en la necesidad de un clima de respeto mutuo, buscando superar cualquier hecho de violencia, amenaza o intimidación, sea física o verbal, de cualquier tipo. Acudimos a la responsabilidad que corresponde a las campañas de los distintos candidatos y candidatas, y les hacemos un llamado para contribuir a que estas campañas estén a la altura de un proceso ordenado, democrático, propositivo y pacífico, como al que aspira la ciudadanía”, dice el comunicado público de las tres entidades.

La CEB, las Naciones Unidas y la Unión Europea en Bolivia, siguen de cerca todo el proceso electoral rumbo a la jornada del domingo 18 de octubre.

En ese marco, subrayan “la importancia de que la competencia entre las fuerzas políticas se lleve a cabo en un marco de debate democrático con propuestas que contribuyan a la construcción de una Bolivia en paz, libertad, justicia y progreso”.

Asimismo, destacan la labor del Órgano Electoral Plurinacional, que en los últimos días realizó el sorteo de jurados electorales, actores que “cumplirán un rol fundamental en la celebración de la jornada electoral, pese a la pandemia”.

Desde la crisis política y social  que se desató en octubre de 2019 después de las elecciones fallidas del 20 de octubre, la Iglesia Católica y la comunidad internacional han llevado adelante el papel de facilitadores y mediadores en el conflicto.

El mismo rol cumplieron en el conflicto de agosto, que se desató a raíz de los bloqueos por la fecha de las elecciones, las tres entidades también jugaron un rol importante para lograr una salida pacífica de cara a los comicios del 18 de octubre.

 Y en todo este tiempo expresaron su pleno respaldo al organismo electoral al que consideran un  “actor clave” en el proceso de transición democrática.