EEUU: Congresistas piden revisión del informe de la OEA sobre las elecciones de 2019 en Bolivia

Los congresistas estadounidenses manifestaron su preocupación respecto a la participación de la OEA en las elecciones de octubre y piden "medidas correctivas" para asegurar un trabajo imparcial e independiente.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 18:18

Página Siete Digital

El martes, a través de una carta dirigida al secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, congresistas del partido Demócrata indicaron que se debe solicitar a través de mecanismos diplomáticos, una revisión inmediata del informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) respecto a las elecciones de 2019 en Bolivia, observado por diversas instancias. 

“Estimado Secretario Pompeo: Estamos profundamente preocupados por la falta de rendición de cuentas y transparencia en cuanto al papel de la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones y crisis políticas del año pasado en Bolivia”, señala la parte introductoria de la misiva.

Los congresistas estadounidenses de la bancada Demócrata remarcaron que las denuncias de fraude electoral señaladas por la OEA, fueron "aprovechadas" por los opositores políticos del expresidente Evo Morales "para protestas, reunir apoyo internacional y empujar al Sr. Morales del poder (…)”.

En el documento se observa que en ese escenario de convulsión política y social, alimentado por el informe del organismo, el “secretario General de la OEA, Luís Almagro se apresuró a reconocer a la presidenta no electa, Jeanine Añez, y no a hablar sobre el deterioro de los derechos humanos y la persecución de los opositores políticos que tiene lugar bajo su gobierno”.

Según los congresistas, tras la caída de Evo Morales, en Bolivia tomaron el poder autoridades que mantienen “una agenda racista y anti-indígena, y (se) desplegó a los militares para reprimir las protestas, resultando en la matanza y lesiones de muchos civiles”, indica la carta.

La OEA, en su informe, alega un "cambio inexplicable" en la tendencia del conteo rápido de votos y observa la paralización del Trep; al respecto especialistas a través de una nota publicada en junio en el New York Times observaron que el conteo rápido no es determinante y no es vinculante en muchos países del mundo, y que la muestra de actas observadas por el organismo es muy pequeña como para poder determinar un fraude electoral y que la misma no comprueba la alteración de resultados.

Los congresistas manifiestan que “la OEA también se ha negado a responder preguntas de investigadores, medios de comunicación o de miembros del Congreso con respecto a los datos que utilizó o cómo llegaron a sus conclusiones”.

Incluso recuerdan que en febrero de este año, el gobierno de México, respaldado por otros gobiernos, pidió al Secretario General de la OEA que autorizara una revisión independiente del análisis del Departamento Electoral de la OEA de las elecciones de Bolivia de 2019, así como las violaciones de los derechos humanos, presuntamente causadas por afirmaciones erróneas de la OEA con respecto a las elecciones, y agregan, “entendemos que aún no han recibido una respuesta”.

En ese sentido los congresistas norteamericanos, manifestaron su preocupación de la participación de la Misión electoral de la OEA en las elecciones del próximo 18 de octubre en Bolivia. Y ante la no aclaración de su participación en 2019, piden “medidas correctivas” para garantizar que el papel del organismo se cumpla de manera independiente e imparcial.

“Dado que la OEA ha sido invitada a supervisar las próximas elecciones de Bolivia, el 6 de septiembre y pospuesto hasta el 18 de octubre: instamos a la administración a la OEA para abogar por una evaluación exhaustiva e independiente de las declaraciones de la OEA e informes sobre las elecciones bolivianas de 2019”, escribieron.

Incluso indicaron a Pompeo que siendo que EEUU es el país que más aporta recursos a la OEA, se debe asegurar que las contribuciones se utilizan para apoyar a que la organización funcione con transparencia.

“A la luz del hecho de que la OEA ha sido invitada a supervisar las próximas elecciones presidenciales de Bolivia, es particularmente preocupante que el Secretario Almagro y sus colegas, continúen evitando respuesta a declaraciones y acciones que pueden haber contribuido a la erosión de la democracia y derechos humanos en Bolivia. El Congreso de los Estados Unidos se apropia de la mayoría del presupuesto de la OEA. Nosotros, por lo tanto, tenemos la responsabilidad de asegurar que los dólares de los contribuyentes estadounidenses se utilizan para apoyar organizaciones que funcionan con transparencia y que defienden las normas democráticas, en lugar de socavarlas”, señalan.

La misiva de los congresistas norteamericanos, concluye exhortando al secretario de Estado de los Estados Unidos a utilizar “los recursos diplomáticos” para llevar a cabo una inmediata revisión, "completa e independiente” del informe de la OEA sobre las elecciones de 2019.

“Dada esta preocupante situación, le instamos a utilizar los recursos diplomáticos del Departamento de Estado y solicitar inmediatamente una revisión completa e independiente de las declaraciones e informes de la OEA con respecto a las elecciones de Bolivia de 2019. Además, nuestro gobierno debe trabajar con otros miembros para asegurar que se tomen medidas correctivas para asegurar que las futuras misiones de observación desempeñen sus funciones de manera independiente, imparcial y profesional”, se lee.

 

 


   

8
42