Con un decreto, Añez da paso a la coexistencia de semillas transgénicas y nativas del maíz

El Gobierno transitorio a través de un nuevo DS dio otro paso para el ingreso de transgénicos del maíz.
jueves, 24 de septiembre de 2020 · 18:32

Página Siete Digital

La presidenta Jeanine Áñez firmó el martes el Decreto Supremo 4348 para la identificación de áreas para el uso de semillas transgénicas de maíz, con lo que se daría un nuevo paso en la incursión del uso de semillas genéticamente modificadas, sin consulta previa.

El DS 4348 en su artículo 2 hace mención a la identificación de zonas de cultivo. “Se identifican las áreas que constituyen centros de diversidad de maíz y las zonas de cultivo para maíz amarillo duro generado por cualquier tecnología, conforme al Estudio de zonificación para el uso de maíz en Bolivia, realizado por el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal – INIAF”, se lee.

Mientras que el artículo 3 hace mención a la coexistencia de las semillas nativas del maíz y las genéticamente modificadas.

“Con el fin de evitar la generación de semilla como resultado de la polinización cruzada entre cultivos de maíz convencional o generados por cualquier tecnología, se deberán contemplar fechas diferenciadas de siembra y distancias entre campos de uno y otro cultivo, conforme a las normas técnicas y agronómicas aprobadas por el INIAF”, indica el texto de la norma.

El pasado 7 de mayo, de manera sorpresiva, la presidenta Jeanine Añez aprobó el Decreto Supremo 4232, que da vía libre para que a Bolivia ingresen semillas transgénicas de maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya, a través de procesos abreviados, en contraposición a lo establecido en la Constitución Política del Estado.

Diversas instancias observaron que sin estudios propios, Bolivia evaluará los cinco cultivos transgénicos en procesos abreviados tomando experiencias de otros países.

También puede leer: Bolivia puede convertirse en el segundo país con más transgénicos en la región

De concretarse la aprobación del uso de semillas transgénicas de maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y nuevos eventos en soya en el país, Bolivia se convertiría en el país con mayor variedad de cultivos transgénicos en la región después de Brasil, el cual ha autorizado el uso de Organismos Vivos Modificados (OVM) en seis cultivos.

Al momento, Bolivia sólo ha autorizado la producción de un evento transgénico en soya, la soya RR1, resistente al herbicida glifosato, la cual entro al país en 2005.

Sin embargo, de darse la aprobación de nuevos eventos transgénicos en los cinco cultivos citados en el Decreto Supremo 4232, Bolivia contaría con cinco productos transgénicos, uno menos que Brasil.

Luego de la aprobación del Decreto Supremo 4232, más de 100 instituciones, entidades, colectivos y organizaciones de la sociedad civil se pronunciaron en contra de la norma, al considerar que la misma viola la Constitución Política del Estado, varias leyes y acuerdos internacionales y pone en riesgo la salud de la población y la diversidad biológica del país, entre otros argumentos.

 

 


   

537
180