Fabricano, el cacique que siempre está de pie en todas las luchas

Tiene 68 años y es un ejemplo para los más jóvenes. Es el principal líder de las movilizaciones de lucha por el respeto a los pueblos indígenas.
viernes, 1 de octubre de 2021 · 13:45

Verónica Zapana  / La Paz

Nada ni nadie detiene la fuerza de Marcial Fabricano. Ayer cumplió una nueva hazaña: ser el líder de la marcha indígena que recorrió más de 600 kilómetros durante 37 días y que   llegó a Santa Cruz.

En  su ingreso a la plaza 24 de Septiembre, Fabricano se veía   agotado, pero mantenía el temple para compartir con todos  las razones  de  la lucha de él y de los más de 150 indígenas de tierras bajas.

Fabricano es un ejemplo de lucha y constancia. Hace 31 años, en la década de los años 90,  también participó en la Primera Marcha por el Territorio y la Dignidad  que llegó a la ciudad de La Paz. Esa movilización logró que el Estado reconozca a los pueblos indígenas de la Amazonia boliviana, al igual que la titularidad de tres de sus territorios indígenas en favor de sus organizaciones territoriales. El Isiboro – Sécure  pasó a denominarse Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) luego de la promulgación del Decreto Supremo 22610. Ése fue el primer paso de todo el recorrido que tuvo desde entonces este líder indígena.

 Hoy, a sus 68 años, aseguró que no dejará nunca su lucha: “el respeto a los pueblos indígenas y el rechazo al avasallamiento del territorio”. “Nuestro sacrificio se lo hemos dedicado a Bolivia toda, fue muy duro. Esperamos noticias, queremos concertar las audiencias que necesitamos”, dijo ayer Fabricano,  luego de su arribo a Santa Cruz. “Nos interesa saber qué hará Bolivia con nosotros, (por eso) queremos reunirnos con todos los poderes”, indicó.

El cacique,  más conocido como el “Tata Marcial Fabricano”, nació en 1953,  en San Lorenzo de Moxos, Beni, aunque se fue a trabajar de muy joven a Santa Cruz, donde conoció a la que después se convirtió en su compañera de vida, Ruth Ortega, por lo que retornó a su tierra natal en el recientemente creado Parque Nacional Isiboro Sécure.

Ahí él se consolidó como una figura espiritual, pero también como líder indígena,  porque pronto fue nombrado como el representante de los indígenas de la región luego de crearse la Subcentral de Cabildos Indígenas de la Región Isiboro Sécure.

Ocupó  diferentes puestos dirigenciales por su liderazgo, pero también se enfrentó a los gobiernos de turno. Eso ocurrió en 2011, cuando también estuvo a la cabeza de la octava marcha en defensa del Tipnis, ya que su sector se oponía a la construcción de la carretera que partiría en dos esa zona.

 Hoy, la marcha que lidera Fabricano exige el respeto de los símbolos de los pueblos de tierras bajas, entre otras demandas.

Y es que nada detiene a Fabricano. Hace unos meses venció a la covid y sigue fuerte. Para él, la lucha por los pueblos indígenas es una razón de vida.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos