Longaric y Aparicio: Decisiones de la CIDH son políticas y sólo favorecen a totalitarios

La excanciller y el exrepresentante de Bolivia en la OEA emitieron un comunicado conjunto.
domingo, 10 de octubre de 2021 · 13:34

Página Siete Digital 

La excanciller Karen Longaric y el exembajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA) Jaime Aparicio criticaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por negarle a la expresidenta Jeanine Añez las medidas cautelares. Señalaron que las decisiones de ese organismo son parcializadas y que sólo benefician a políticos totalitarios.

En pasados días la CIDH negó a Añez su solicitud de amparo para que pueda ser trasladada a una clínica debido a sus estado delicado de salud. Según ese organismo, el gobierno de Bolivia debe continuar garantizando las “condiciones dignas” para la continuidad de la exmandataria en prisión.

“Los comisionados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han tomado una decisión política antes que jurídica. (…) El mensaje de los comisionados es muy claro: los gobiernos con tendencias totalitarias pueden violar los derechos humanos de sus ciudadanos, en tanto conserven una fachada democrática y comulguen ideológicamente con los comisionados de la CIDH”, señala un pronunciamiento conjunto emitido por  Longaric y Aparicio.

Las axutoridades recodaron que la CIDH otorgó medidas cautelares para el expresidente de Ecuador Jorge Glass y la activista kirchnerista Milagros Sala, quienes estaban en situación similar que la exmandataria boliviana, lo que en su criterio muestra el sesgo ideológico que tienen los comisionados de la entidad.

También puede leer: La CIDH dio amparo al menos a cinco afines al MAS desde 2019

A su vez, criticaron al organismo internacional por solo tomar en cuenta las pruebas presentadas por el gobierno de Luis Arce en el caso de la exgobernante, por no haber evaluado la falta de independencia del sistema judicial en Bolivia y por no tomar en cuenta que las diferentes instituciones actúan bajo orden de la administración gubernamental.

“La CIDH no considera que las pruebas y argumentos presentados a favor de la expresidenta Añez demuestran que su integridad física corre un riesgo inmediato, grave e irreparable. (…) Su decisión ha sido claramente política, y además de poner el riesgo la vida de Jeanine Añez abre el camino a más violaciones de los derechos humanos y políticos en Bolivia”, enfatizaron.

Por último, afirmaron que con la negación de amparo para la expresidenta Añez, la CIDH sienta un precedente negativo para la región y deja en la indefensión a muchos ciudadanos bolivianos que no son de la línea política a la que ellos responden.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos