Confrontación en un paro fuerte en el eje, débil en el interior

En La Paz, Santa Cruz y Cochabamba se registraron escaramuzas y amagues de violencia entre los manifestantes y grupos de choque afines al MAS.
martes, 12 de octubre de 2021 · 05:00

Yolanda Mamani Cayo  / La Paz

En la jornada de paro  y marchas  en contra del proyecto de ley de antilegitimación   se registraron escaramuzas, agresiones  y amagues de violencia. El paro y las marchas se sintieron en el eje, pero  en el resto de las ciudades del país la medida fue débil.

La anunciada protesta tuvo respuestas de cívicos, activistas y gremiales, que salieron a protestar con la exigencia de  la suspensión definitiva del proyecto de ley 218, pero estos sectores también se encontraron con grupos de choque  afines al  Movimiento Al Socialismo (MAS), liderados en algunos casos por autoridades   del Ejecutivo o del ámbito subnacional.

En la ciudad de La Paz hubo una masiva marcha de los gremiales   de la urbe sede de Gobierno y de El Alto, además de bloqueos en la zona Sur y  Miraflores.

La marcha liderada por los gremiales recorrió todo el centro paceño y al mediodía terminó en un mitin en la plaza San Francisco,  donde también se concentraron alrededor de 200 personas afines al MAS,  con parlantes,  wiphalas, consignas contra “los golpistas” y música.

Francisco Figueroa, líder de los gremiales,  dio al Gobierno un plazo de 72 horas, para que anule el proyecto de ley 218, caso contrario, anunció que la protesta se radicalizará.

En la zona de  Miraflores se activaron con fuerza los grupos de choque del oficialismo,  que  arremetieron contra las personas que buscaban bloquear ese lugar. Uno de los hechos que fue repudiado por la ciudadanía en las redes  fue  el que  un grupo de   afines al MAS rodeara  y golpeara  a una mujer y su mascota.

En La Paz,  activistas y legisladores de CC  fueron agredidos.
Foto: Carlos Sánchez / Página Siete

En Santa Cruz, donde el paro fue más contundente,  también se activaron grupos del MAS. Uno de ellos estuvo  liderado  por el  ministro de Obras Públicas,  Édgar Montaño, quien desbloqueó una ruta. Un concejal del  MAS también salió a desbloquear otro punto.

En Cochabamba, los gremiales y activistas salieron a bloquear las calles y en marchas de protesta protagonizaron enfrentamientos con la Policía que los gasificó. En algunos casos,  los movilizados respondieron lanzándoles piedras.

En Potosí, el centro de la ciudad se paralizó por los cívicos y otros sectores, los negocios cerraron y la Policía reportó 22 puntos de bloqueo. En la tarde, con banderas rojas y blancas, el Comité Cívico Potosinista  lideró una marcha de protesta en el centro de la ciudad.

En Tarija, los cívicos informaron que el 80% de la población acató el paro, hubo bloqueos esporádicos y el transporte público replegó sus motorizados.

En Oruro, hubo una masiva marcha de gremiales, iglesias evangélicas y otros sectores que recorrieron el centro de la ciudad, con pancartas de protesta en contra del proyecto de ley 218.

En la ciudad de Sucre, Chuquisaca, los medios locales reportaron bloqueos esporádicos. El alcalde de esa ciudad, Enrique Leaño, que también es presidente de la Federación de Asociaciones Municipales, aseguró que el trabajo de los municipios del país fue normal.

En Trinidad, Beni, los cívicos, activistas y gremiales bloquearon el centro de la ciudad donde hubo enfrentamientos verbales con los que rechazaron la medida. En tanto, en Cobija, Pando, se registró una marcha de protesta en horas de la tarde.

El Comité  Pro Santa Cruz sostuvo  al final de la tarde que el paro fue “contundente”, el Gobierno aseguró que en siete de los nueve departamentos hubo una total normalidad. El viceministro de Régimen Interior, Nelson Cox,  informó que la Policía arrestó al menos a siete personas en el país por presuntas “actitudes beligerantes”.

El ministro de Justicia, Iván Lima, en su evaluación inicial de la jornada de paro,  calificó la convocatoria de “fracaso”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos