Chávez concluye que no hubo fraude en 2019 con un estudio sin valor legal

Desde la oposición política aseguran que el procurador general del Estado sólo armó “un show político para limpiarle el rostro de su jefe, que no es ni (Luis) Arce ni el Estado, sino Evo Morales”.
sábado, 16 de octubre de 2021 · 05:00

Jorge H. Quispe C.  /La Paz

Con un estudio hecho por universitarios en cinco días y sin valor legal, el procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, llegó ayer a la conclusión de que “no hubo fraude electoral”, en las elecciones generales de 2019. La autoridad descargó otra vez sus dardos contra la Organización de Estados Americanos (OEA), la oposición y la prensa.

“Lo hemos demostrado y quiero decir en este momento  con total franqueza que no ha existido fraude en las elecciones de 2019 y que Bolivia no es un país fraudulento”, aseguró ayer entre aplausos Chávez acompañado por el ministro de Educación, Adrián Quelca; el embajador argentino, Ariel Basteiro; el encargado de Negocios de México, Alfredo Rangel; Martín Chacolla, líder de la Conamaq (Consejo de Ayllus y Markas del Qullasuyu), y militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Este viernes concluyó el análisis a las 34.555 actas electorales de 2019, un estudio hecho por la Procuradoría General del Estado (PGE) a través de estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) durante cinco días. “La OEA lo hizo en 21 días, nosotros en cinco”, arremetió Chávez, para quien los 33 expertos que trajo el organismo internacional hace dos años “solo tomaban café”.

El análisis de la PGE se hizo entre el lunes 11 y viernes 15 de octubre. En 2019, la misión electoral de la OEA concluyó que hubo “manipulación dolosa” e “irregularidades graves” en los comicios del 20 de octubre de ese año  y señaló la imposibilidad de validar los resultados, lo cual provocó la renuncia del entonces presidente Evo Morales en medio de una convulsión social.

No tiene validez

El 13 de octubre, el presidente del Tribunal Supremo Electoral,  Óscar Hassenteufel, ratificó que dicho recuento  no tendrá ningún efecto legal. “En el derecho electoral boliviano se ha introducido hace mucho tiempo un principio que es fundamental, el principio de preclusión, de modo que los actos pasados, los actos anteriores, ya no se revisan, no tiene ningún efecto”.

Chávez admitió ayer  que el análisis que impulsó no tiene validez electoral. “Sabemos perfectamente que nuestro rol no es un rol electoral. Nuestro rol es de defensa y promoción y precautelar de derechos de la democracia”, aseveró.

No obstante, agregó que el estudio, hecho en un tiempo récord, les servirá en los “procesos judiciales que tenemos en el país, nos sirve como evidencia”, por el caso del supuesto “golpe de Estado”. 

Al explicar cómo se hizo el análisis de las  actas electorales, Chávez dijo que organizaron un software de sistema cerrado que les permitió acceder al acta electoral digitalizada y  ese dato fue cotejado con el cómputo global.

La autoridad cuestionó que la OEA solo haya observado 226 actas, mientras su equipo de estudiantes analizó las más de 30.000. Reveló que en “5.000 actas electorales, apenas siete tenían observaciones”.

Chávez no solo atacó a la OEA, también a los medios de comunicación, al mencionar que los detenidos en 2019 no “aparecían en la prensa, porque somos proscritos de la prensa de la ‘derecha vendida’”. A los segundos, se escuchó en el auditorio: “¡Pititas!, ¡Pititas!”, en alusión al movimiento ciudadano de 2019.

Desde la oposición

Desde la oposición, la diputada de Creemos Paola Aguirre  sostuvo que el análisis que impulsó Chávez solo buscó “justificar lo injustificable, toda Bolivia sabe y el mismo (Evo) Morales la existencia de indicios de fraude en las elecciones de 2019. Chávez hace este show político solo para limpiarle el rostro a su jefe que no es ni (Luis) Arce ni el Estado, sino Evo Morales”.

El diputado de Comunidad Ciudadana  Saúl Lara  calificó como “una vergüenza”  el trabajo de Chávez. “Esa conclusión ligera e irresponsable  del procurador (de que no hubo fraude electoral)  es una vergüenza por tres motivos: no nos sorprende  que el abogado  de Morales hoy en funciones de procurador asuma este tipo de conclusiones, segundo, no tiene atribuciones como procurador y tercero es  irresponsable que en tan corto tiempo llegue a esa conclusión”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos