Ministros de Goni: 3 murieron, 10 están en el exterior y ninguno pudo volver

Pese a que el gobierno de Jeanine Añez anunció que viabilizaría el retorno al país de los perseguidos políticos, al menos tres de los exministros no recibieron respuesta a su solicitud de volver.
domingo, 17 de octubre de 2021 · 05:18

Leny Chuquimia / La Paz

Tras 18 años  de la Guerra del Gas, de los 15 ministros del gabinete de Gonzalo Sánchez de Lozada, 10 se fueron a vivir al extranjero, establecieron su vida y prosperaron  lejos del país. Tres fallecieron  y dos     fueron sentenciados por el caso octubre negro en 2011, junto a cinco comandantes del Ejército.

Ninguno de los que se fueron pudo volver,  ni siquiera durante el gobierno de Jeanine Añez,  que afirmó  que abriría  las puertas del país para el  retorno de los exiliados y perseguidos políticos por Evo Morales. En semanas pasadas la Asamblea Legislativa aprobó varios juicios de responsabilidades en  contra de las exautoridades.

“Por separado, pero de manera conjunta y coordinada, hice mi solicitud de retorno junto a Guido Añez Moscoso y Jorge Torres Obleas. No recibimos respuesta alguna del gobierno de Jeanine Añez ni de la comisión encargada. Presentamos la documentación a tiempo y de acuerdo al formulario... Fue una lástima, estábamos esperanzados con  un tratamiento de debido proceso al juicio que se nos instauró, pero no ocurrió y no pudimos retornar”, manifestó Hugo  Carvajal Donoso, exministro de Educación,  que hoy radica en España.

Desde su exilio, señaló que ahora que  el MAS retornó al poder, por precaución, “por lo menos de mi parte decidí no retornar”. Afirma que no volverá al país  hasta que haya una justicia  sana e independiente.

¿Qué pasó con el Gabinete?

En la denominada Guerra del Gas, de octubre de 2003, durante la represión militar a las protestas en contra de las políticas económicas  y de hidrocarburos del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, unas 70 personas fueron asesinadas por impacto de bala  y  otras 400 fueron heridas. La revuelta causó una convulsión en todo el país, lo  que llevó  al mandatario a huir del país junto a su familia y su ministro de Defensa  Carlos Sánchez Berzaín.   Ambos partieron hacia Estados Unidos donde viven hasta el día de hoy y donde fueron llevados ante un juez por las familias de las víctimas de su gobierno.

Sánchez de Lozada no pudo ser juzgado en Bolivia, pero sí se inició un caso en contra de los comandantes de las Fuerzas Armadas  y su gabinete conformado por: Yerko Kukoc, Carlos Sánchez Berzaín, Erick Reyes Villa, Jorge Torres Obleas, Jorge Berindoague Alcócer, Hugo Carvajal Donoso, Javier Torres-Goitia Caballero, Adalberto Kuajara Arandia, Guido Rodolfo Añez Moscoso, Dante Napoleón Pino Archondo, Mirtha Patricia Quevedo Acalinovic, Silvio Javier Comboni Salinas, Carlos Morales Landívar, José Guillermo Justiniano Sandoval y  Carlos Saavedra Bruno.

 Aunque, en un inicio, casi todas las exautiridades decidieron encarar la justicia, no todos llegaron a la a etapa final. Algunos fueron excluidos de entre los acusados porque no se encontraban en el país al momento de los  hechos y otros, al tomar el juicio - a su parecer- un tinte de revancha política, salieron del país.

Muchos de sus ministros decidieron afrontar las acusaciones. Sin embargo, con el paso de los años y el manejo político  de la justicia gran parte de ellos decidieron  buscar refugio en otros países.  De sus 15 ministros, cinco se fueron a Estados Unidos, cuatro a Perú y uno a España.

Página Siete trató de contactarlos para conocer datos de su vida fuera del país. Pese a  las solicitudes, sólo Carvajal  y Añez accedieron a la solicitud.

Del resto se sabe que lograron establecerse y prosperar, como destacados profesionales en sus áreas, como es el caso del exministro de Salud Javier Torres-Goitia Caballero,  que es parte de una prestigiosa clínica privada pediátrica en Lima, Perú, o Jorge Torres que trabaja como   director de una de las universidades importantes en Perú. Sánchez Berzaín es director del Interamerican Institute for Democracy, además de ser autor de más de una decena de libros.

“Desde que llegué opté por trabajar y seguir estudiando, hice un posgrado. Gozo del refugio político acá en España desde 2009, eso me permitió tener una residencia fija y legal y con ello buscar opciones. Sigo estudiando, ahora lo hago en la escuela de escritores en Madrid;  mi ilusión es poder escribir, en algún momento,  una novela sobre mis experiencias sociales, políticas y de vida”, contó Carvajal.

Pese a estar jubilado aún trabaja con migrantes de diferentes nacionalidades y mantiene  lazos con la comunidad boliviana. “Estoy cómodo, tranquilo y vivo de una manera modesta, pero aún así extraño mi familia, mis amigos, mi pago; el Chaco y Tarija. Tengo la esperanza de volver”, sostuvo.

En el caso de Guido Añez, él vive en Miami desde febrero de 2009. Se dedica a la prestación de servicios, como el transporte y alquiler de inmuebles.

“Al principio también hacía importaciones y exportaciones desde y hacia Bolivia”, relató.

Su familia también hizo su vida allá. Sus cuatro hijos estudiaron en Estados Unidos y ahora son profesionales e independientes. Su esposa es chef profesional en un hotel restaurante.

“Él exilio es lo peor que le puede pasar a una persona,  porque vive en una especie de desdoblamiento, mientras físicamente estoy en Miami, mi mente está en Bolivia”, confesó.

Hasta hoy afirma que siendo un ministro del área social no debió ser parte del juicio como uno de los acusados  por los hechos de Octubre Negro.

Aunque muchos de los exministros están en la misma situación, en el país se optó por imputar a todos aquellos que figuran -como firmantes- en el decreto supremo  que autorizó el operativo para sacar los camiones cisternas de la planta de Senkata.

  • Un cúmulo  de eventos
  • Elecciones   La llamada democracia pactada fue una constante en Bolivia desde  1985. Los autores coinciden en que entre 1985 y 2002 el cuoteo político antes y después de las elecciones era común. Éste fue uno de los eslabones del descontento de la gente cuando sucedieron los hechos de septiembre y octubre de 2003.
  • Cansancio   Por eso, la gente estaba hastiada de más de lo mismo y los episodios de la Guerra del Gas se dieron en un escenario de convergencia de ese malestar social para con sus gobernantes, independientemente de las tiendas políticas.
  • Recursos   Uno de los pilares de la denominada Guerra del Gas fue  el descontento de la población ante una posible venta de gas a Estados Unidos vía Chile. Una de las propuestas de la sociedad era industrializar ese recurso natural.
  • Represión   Uno de los reclamos contra Sánchez de Lozada y su  ministro, Carlos Sánchez Berzaín, fue el uso extremo de la fuerza que entre septiembre y octubre de  2003 ocasionó más de 60 muertes.

 

Yerko Andrés Kukoc del Carpio

Fue Ministro de Educación.  Falleció la madrugada del 25 de junio de 2011 a causa de un paro cardiaco en Miami, Estados Unidos, donde se encontraba en calidad de refugiado. En 2004 fue sentenciado por hurto agravado por el dinero usado en la huida de Goni.

 

Adalberto Kuajara Arandia

Ministro de Trabajo. El también dirigente del Partido Comunista  falleció en Santa Cruz el 24 de febrero de 2013 por dolencias pulmonares y complicaciones cardíacas. En agosto de 2011 fue sentenciado a tres años de prisión por los hechos de  la Guerra del Gas

 

José Guillermo Justiniano Sandoval

Ministro de la Presidencia. Fue incluido en la imputación formal del caso en 2005, pero su acusación no llegó a la etapa final. Falleció el 18 de septiembre de 2007, en Buenos Aires, Argentina,   donde se traslado luego por una severa insuficiencia hepática.

 

José Carlos Sánchez Berzaín

Ministro de Defensa. Huyó de Bolivia en 2003. Desde entonces vive en EEUU, país que le dio asilo y en el que un juez lo declaró culpable en las muertes. Es director del  Interamerican Institute for Democracy. No manifestó intenciones de retornar al país.

 

 

Erick Alberto Reyes Villa Bacigalupi

Ministro de Desarrollo Sostenible. En agosto de 2011  fue sentenciado a tres años de prisión por los hechos de la  Guerra del Gas. Recuperó su libertad, luego de una semana de prisión  al conseguir la suspensión condicional de la pena. Vive en Estados Unidos.

 

Hugo Arturo Carvajal Donoso

Ministro de Educación. Salió del país en 2009, ahora vive junto a su esposa  en   España, país que le dio asilo. Desde su llegada se dedicó a su profesión como sociólogo, dio  charlas, capacitaciones y consultorías. Continuó estudiando y  hoy está jubilado.

 

Javier Torres-Goitia Caballero


Ministro de Salud. Tras la Guerra del Gas, trabajó en EEUU  en la OPS. Retornó al país en 2005 para encarar el juicio. En 2009 se tuvo que ir a Perú. El neumólogo y pediatra  se estableció en Lima, trabaja en una clínica privada y es uno de los mejores en su campo.

 

Guido Rodolfo Añez Moscoso


Ministro de Agricultura. Vive junto a su esposa e hijos en Estados Unidos  desde  2009;  se dedica a la prestación de servicios, como transporte y alquiler de inmuebles. Al principio hacía importaciones y exportaciones desde y hacia Bolivia.

 

Dante Napoleón Pino Archondo


Ministro de Asuntos Financieros. Se quedó en Bolivia hasta 2009, pero ante los requerimientos de la justicia por el caso octubre negro y su manejo político, decidió dejar el   país hacia Perú. Vive en Lima donde se estableció junto a su familia.

 

Mirtha Patricia Quevedo Acalinovic


Ministra de Participación Popular. Durante los conflictos su casa fue quemada y saqueada. Permaneció en el país y asumió la jefatura del MNR. Luego buscó refugio en Perú donde radica hasta hoy. En Twitter  expresa su opinión de la coyuntura boliviana.

 

Carlos Armando Saavedra Bruno


Ministro de Relaciones Exteriores. Aunque en 2005 se pidió su imputación, no fue incluido en el proceso por el caso octubre negro como investigado, pero sí participó como testigo. Colaboró en la demanda marítima  y también se dedicó al trabajo empresarial.

 

Silvio Javier Comboni Salinas


Ministro de Hacienda.  Vive en Estados Unidos, desde hace varios años. Desde su nuevo  inicio trabajó  con migrantes y refugiados en el estado de Illinois. Además  realizaba pequeñas consultorías para  diversos gobiernos sobre deuda y bancos centrales.

 

Carlos Eduardo  Morales Landívar


Ministro de Obras Públicas y Viviendas. Fue incluido en la imputación formal del caso en 2005, pero su acusación no llegó a la etapa final. Sin embargo, sí fue detenido en Cochabamba, por la Interpol, el 7 de noviembre de 2020, acusado por el caso Lava Jato.

 

Jorge Torres Obleas


Ministro de Desarrollo Económico. Presentó su renuncia al Gabinete el 13 de octubre de 2003. Se quedó en el país hasta  2009, cuando  Perú le concedió el asilo. Trabaja como docente en una prestigiosa universidad y es uno de los más reconocidos en su campo.

 

Jorge  Joaquín Berindoague


Ministro de Hidrocarburos. Se encuentra fuera del país, en Estados Unidos. Su extradición fue rechazada.  La Asamblea aprobó varios juicios en su contra por resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes, además de  conducta antieconómica, entre otros.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos