Manfred: Los procesos que hacen en mi contra me hacen crecer

“Ni un extremo ni otro extremo”: esa es la lgica del alcalde de Cochabamba para su gestión. Por eso se reúne frecuentemente con el gobernador (MAS) y quisiera la misma relación con Arce.
domingo, 24 de octubre de 2021 · 05:17

Erick Ortega / La Paz

A Manfred Reyes Villa parte de su entorno laboral le dice Capitán, en la calle le llaman Bombón; mientras que sus opositores lo tildan de corrupto y le abrieron más de una docena de procesos. Página Siete conversó con él en su despacho de la Alcaldía. Habló de los sondeos en los que recibe más del 70% de aprobación de la ciudad que dirige: Cochabamba. Dice que no hace cálculos políticos y que si lo sacan del cargo,  lo harán “víctima”. Contó, incluso, de traiciones y de no volver a tropezar con la misma piedra.

¿Siente esta cifra como un respaldo a su gestión?

Tal vez esa encuesta me hace más daño que beneficio, porque desde el momento que ha salido la encuesta a nivel nacional con 73% (encuesta de Poder y Placer de julio, aunque en la de octubre llega a 75%) frente a todos los alcaldes y gobernadores del país, entonces dijeron “wow”. Esa cifra seguramente impacienta a mucha gente. Manfred está dedicado a hacer gestión, yo no estoy detrás de ningún cargo político, simplemente estoy haciendo gestión.

¿Por qué lo respaldan?

Porque tengo la experiencia de haber sido ya cuatro veces alcalde, la quinta vez no me podría aplazar en una institución donde yo conozco las necesidades de la ciudad, de mi Cochabamba. Lo que hago es trabajar y, bueno, seguramente ese resultado incomoda a mucha gente. Yo lo único que pienso es hacer gestión y cumplir a cabalidad sin hacer nada de política. Trabajo por moros y cristianos, por todos los colores políticos. Les dije que dejemos a un lado los colores políticos, usted me va a ver trabajar con el gobernador, que es del MAS. Hemos tenido una lectura clara de lo que quiere Cochabamba y eso no le  gustó a mucha gente, porque a él lo presionan por estar trabajando conmigo.

Tenía a un rival político en las urnas, Nelson Cox, que hoy es viceministro. Desde su cargo lo  tildó de sentenciado y corrupto. ¿Cómo evalúa su accionar?

Lo evalúo como a un perdedor que está despechado y lo que no ha logrado por las urnas quiere lograr con la presión arropada por el cargo que tiene. Está mal utilizando su cargo para presionar al Poder Judicial. ¿Qué hacía él justo el día de la audiencia en Sucre, que tenía que ver el Viceministerio de Régimen Interior en Sucre? Ha ido a presionar a jueces. (Un juzgado de la Capital revisó el caso en el cual se involucró al  alcalde por un proyecto para la carretera El Sillar, cuando era prefecto. Los vocales fallaron contra la autoridad, pero la sentencia está “congelada”).

¿Cree que hay algo personal de Cox en su contra o es una rencilla del MAS?

Creo que es algo personal de él y de alguna otra gente. Los procesos que están haciendo con Manfred me hacen crecer aún más, hagan lo que hagan. Ya nadie cree en el Poder Judicial, salvo algunas excepciones, pero nadie, hasta organismos internacionales que han llegado a Bolivia han puesto en tela de juicio al Poder Judicial. Imagínese pues que hagan algo injusto con Manfred.

Tiene 15 juicios en su contra. ¿Cómo se va a defender?

Todos los procesos, pero le aseguro, le reaseguro, son políticos, no tienen ni pies ni cabeza. Como han judicializado la política, ni bien he llegado yo me he presentado a los juicios y me han sacado absuelto; pero cuando ya soy alcalde y cuando hay 73% de apoyo a nivel nacional… entonces ahí no, hay que darle con todo a Manfred. Todos los juicios, sin excepción, son así, como lo estoy contando... que renunció el directorio de una empresa privada que estaba invitada por la Prefectura para participar de ese directorio, en esa época, ah juicio a Manfred porque renunció el director de esa empresa privada, ese tipo de juicios son toditos.

Si hubiera tenido algo así grave ¿usted cree que hubiera vuelto a Bolivia? no, no hubiera vuelto; por lo que no tengo nada he vuelto. He dicho seguramente se va a lograr que se  establezca el Estado de Derecho en el país y por eso he vuelto.

Yo estoy aquí para defenderme y mostrar todo lo que quieran, no tengo nada que ocultar, yo no me he sacado ni un peso. Me han hecho pagar vehículos en plena campaña, si no, no me hubieran habilitado. Han comenzado conmigo con que lo habilitan, no lo habilitan, lo habilitan, no lo habilitan…. Entonces ¿a mí cómo me habilitan? a mí me habilitan por habilitarlo a César Dockweiler, así de claro, si no, no me hubieran habilitado jamás.

Dirían pues “como Manfred estuvo fuera del país tanto tiempo nadie lo va a apoyar”. Y saco 56% de apoyo, y eso con tanto lío porque ya mucha gente no creía que me iban a habilitar. Cuando han visto que estamos haciendo gestión saco 73%, es la bronca, es bronca política, se lo demuestro en cualquier juicio. A nivel internacional he ganado en la CIDH.

No se puede manejar  políticamente (la justicia) y el pueblo lo sabe, entonces si me quieren sentenciar vamos a ver cómo va a reaccionar el pueblo, porque no es aquí qué robó, qué mató…

¿Qué pasaría si de pronto  vienen a detenerlo?

Creo que la población cochabambina va a reaccionar porque saben que es injusto; sabiendo que me perseguían, que tenía juicios han votado por mí. Si deciden liquidar a Manfred, bueno, eso es un golpe, es un golpe municipal jurídico, un golpe jurídico municipal, mejor dicho…

Y usted no tiene miedo, ¿no?

Yo no tengo miedo porque yo estoy aquí ahora. Antes era diferente, cuando yo me fui mis abogados me dijeron: “¿Manfred cómo podemos responder acciones jurídicas con acciones políticas?, las acciones políticas van a tener mucho más fuerza en el poder, entonces hay indefensión y no te vamos a poder defender, porque al prefecto de Chuquisaca le han dado el caso de corte y a ti juicio ordinario, entonces ándate, míralo al Leopoldo Fernández, lo tienen preso sin el debido proceso”. Me tuve que ir… pero después de  estos años que Bolivia sabe cómo se ha manejado el gobierno. Miedo a qué le voy a poder tener.

... Mario Cossío (quien fue gobernador de Tarija)  se perdió…

Claro, se perdió y no pasa nada con él, no le están haciendo juicio, pero Manfred, que está de alcalde, ah no, no hay que dejarlo crecer porque es peligroso. Yo no estoy diciendo política, no he fundado un partido político, no estoy haciendo nada,  hago gestión, termino mi gestión y listo.

¿Cómo hace gestión teniendo tantos procesos en su contra?

Tengo la conciencia tranquila, eso es lo importante y eso me permite hacer gestión, porque yo sé que no he hecho nada malo. Le he contado de los vehículos que me han hecho pagar siendo así que los han quemado, los han prestado, los han utilizado, lo siguen utilizando y eso se llama enriquecimiento ilícito del Estado que me han cobrado abusivamente para que yo sea alcalde.

Haber pagado por los vehículos no cree que abrió  la posibilidad a creer que había algo mal.

Bueno, si no pagaban no me habilitaban de alcalde. Entonces me han dicho “pagas o no te habilitas”, y no me quedaba otra.

Hay quienes cuestionan el hecho de que usted se mantiene al margen de una oposición directa al Gobierno y que, de esa manera, se cuida para evitar un juicio o algo peor en su contra,  que  haría un cálculo…

No, no es cálculo. Lo que pasa  es que  estoy en una línea diferente, ni un extremo ni otro extremo, es que yo veo dos extremos aquí: el uno y el otro, o sea ahí nos vamos a matar los bolivianos, está la inducción a la confrontación. Por una parte está alguna gente de Santa Cruz y por otra parte del Gobierno, yo más bien estoy buscando la unidad, yo  en todos los discursos a todos los bolivianos les digo: “Nos uniremos, trabajaremos con el gobierno, todos”. Yo estoy dispuesto a trabajar con el Gobierno, porque si fuera oposición me quedaría ahí, y yo di señales de trabajar con el gobernador.

No es que estoy bla bla; voy yo y lo hago crecer, y digo “aquí con nuestro gobernador, vamos a hacer esto”. El otro día le he dicho “yo también he sido gobernador, haremos esto en el Cono Sur, haremos estas cosas”. Él lo dice en las reuniones, “el hermano Manfred nos va a ayudar en esto y va a hacer esto”. Esa es la forma de trabajar, así deberíamos estar con el Presidente, quien me debería llamar y decir “alcalde de Cochabamba qué obras hay, haremos el tema del agua, entregaremos juntos, qué ha avanzado, dónde ha avanzado, qué necesita”, así debería ser en el país.

¿Se siente más cerca del gobernador del departamento de Cochabamba (Humberto Sánchez) que del de Santa Cruz (Luis Fernando Camacho)?

Claro, yo trabajo con el gobernador. Directamente estamos trabajando.

¿Ideológicamente con quién se siente más cerca?

Es decir la ideología de él y la mía en el sentido de hacer gestión. Digamos que no le hablo de filosofía ni de doctrina política, sino de la filosofía de gestión, él ha sido alcalde de Sacaba y sabe hacer gestión,  y yo también, entonces hemos conjuncionado ideas para poder trabajar juntos en ese tema.

¿A la oposición le dice que habría que trabajar junto con el gobierno?

Yo les digo en este momento lo que tenemos que hacer es unir  a los bolivianos y ¿quién tiene la obligación de hacer eso? el Presidente. El Presidente comete el error de no trabajar para todos los bolivianos, él desde el momento que asume no puede ser presidente de un partido político, es Presidente de todos los bolivianos y bolivianas y así lo deberíamos respetar; pero si hacemos política que lo único que hace es exacerbar los ánimos de la gente. Como ha pasado en Santa Cruz, que le han cortado la palabra a un Presidente. Entonces no valen la pena los extremos de ninguno.

No está de acuerdo con lo que ha sucedido en la ciudad de Santa Cruz, con la polémica por la wiphala ¿se refiere a eso, verdad?

No estoy de acuerdo. Tampoco estoy de acuerdo que el Gobierno constantemente siga hablando de golpe de Estado o vaya a Santa Cruz a hablarles de golpe y hay ambos extremos. Yo trato no es de sumarme a uno o de tener miedo o mejor quedo bien con fulano o con sutano. Yo lo que quiero es más bien lograr la unidad, yo le aseguro que una mayoría de los masistas quieren paz, quieren unidad, quieren trabajo y algunos extremistas quieren otra cosa; y al otro lado igual en Santa Cruz, le aseguro que una mayoría quiere paz, quiere unidad, quiere trabajo, quiere el desarrollo… en esta pandemia ¿cuánta empresa han cerrado?, ¿cuánta gente de aquí tienen que irse a Santa Cruz? varios empresarios se han ido, gente que no consigue trabajo aquí se va a allá.

Manfred  se coloca un barbijo, en su despacho.

En sus primeras gestiones tenía una ciudad más unida. Ahora tienen Norte y Sur partidos. Es diferente el escenario de ahora.

Yo  estoy uniendo y me he dedicado a eso. Es un desafío que tengo el de unir a la familia. Estoy trabajando en función de unirlos a todos. Estoy pagando la deuda social de la gente más pobre para que ellos vean que no hay barrios de primera, de segunda, de tercera. Yo estoy tratando de lograr solucionarles los problemas; yo no voy y les digo “a ver inscríbanse a tal partido”, yo trabajo para ellos para tratar de unirlos en todo momento, pero si yo más voy a inducir a la confrontación, si el gobernador más... imagínese lo que puede pasar aquí. Todavía en Santa Cruz la población está más unida, es diferente.

Este es el momento de la demostración de unidad. Es lo que demanda la mayoría de la población: unidad. Este es el momento que estamos viendo que el país ha sido azotado por una pandemia fuerte, aquí en Cochabamba nos ha liquidado la tercera ola, entonces encima que estemos peleando o encima que me estén distrayendo de lo que tengo que hacer, de lo que tengo que trabajar por estar en los juicios que tengo que estar pendiente, es una distracción.  ¿Qué harían sacándome, imagínese que me sacaran a mí? Yo pongo a un alcalde y le aseguro que ganamos con más del 80%, si yo pondría a un candidato en caso de que me saquen, pero ¿qué sacarían? ¿Sacarme para qué?, me harían víctima. No entiendo cuál es el plan con Manfred.

¿Cree que su hijo puede seguir sus pasos?

Puede seguir mi hijo o cualquier otra persona.

¿Cómo lo ve a él?

Él no es un experto político, él es un técnico pero que lo puede hacer muy bien.

En el pasado usted estaba más próximo de figuras políticas como Rubén Costas (exgobernador del departamento de Santa Cruz), Leopoldo Fernández (gobernador del departamento de Pando), Mario Cossío...

Yo creo que la experiencia  enseña bastante ¿no?, por eso es que yo tengo una experiencia mayor del pasado. Nos hemos dejado arrastrar por una persona que nos engañó a todo el mundo y nos traicionó, en otras palabras, el señor Rubén Costas, gobernador de Santa Cruz.

¿Considera que Costas lo ha traicionado?

No sólo a mí, a todos o sea es el único que se ha quedado de gobernador hasta el final, toditos han salido menos él. Considero que yo no me voy a prestar para ese tipo de jugadas, no voy a meter a mi pueblo a una lucha que no tiene razón de ser, entonces nos metió aquí, hubo muertos, ha muerto Cristian Urresti…

Él se quedó bien, gracias, y no pasó naranjas, o sea yo no me vuelvo a tropezar con la misma piedra.

HOJA DE VIDA

  • Cargo  Manfred Reyes Villa fue electo alcalde del municipio de Cercado, ciudad de Cochabamba, a comienzos de año. Llegó al cargo con 56% de apoyo.
  • Carrera   Es militar retirado y empresario.
  • Política  Fue alcalde de la ciudad y prefecto departamental. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos