El Gobierno se endurece y llama a sus bases a levantarse contra el paro

Arce sostuvo que no permitirá que se repita la historia de 2019. Choquehuanca dijo que "nuevamente quieren desestabilizar, quieren confundirnos”.
jueves, 11 de noviembre de 2021 · 05:20

Página Siete / La Paz

El Gobierno endureció su discurso y llamó a sus bases a levantarse contra el paro. Ello sucedió un día después de la muerte de un joven en Potosí, deceso por el cual el Ejecutivo apuntó contra Comcipo, pese a que el MAS fue sindicado de acarrear campesinos y justificó la violencia con la que actuaron en contra de puntos de bloqueo en esa urbe. 

El presidente Luis Arce participó ayer en el ampliado de las federaciones campesinas Túpac Katari y Bartolina Sisa de La Paz. Indicó que no permitirá que se repita la historia de  2019 y anunció la defensa del denominado “proceso de cambio”, del cual dijo es “hasta la eternidad”.

“Aquí hay que organizarnos (…). Vamos a defender nuestro proceso porque les hemos ganado en las urnas, les hemos ganado en la cancha y ellos lo que no han ganado en las urnas quieren arrancarnos con sus movilizaciones”, aseguró.

Según Arce, las medidas de presión contra la Ley 1386 son un pretexto, porque las inquietudes de “la derecha” no son reales.  “¿Ustedes creen que vamos a ir a afectar los intereses de los más pobres? No, hermanos, no es verdad, se inventan”, expresó.

El mandatario sostuvo que  los opositores buscan impunidad por los hechos luctuosos de 2019. “La derecha engaña, la derecha miente, todo el tiempo miente, porque no tiene argumentos. Ellos lo único que quieren y están buscando es la impunidad de lo que ha pasado el 2019 con el golpe de Estado. Es lo único que quieren y para eso buscan pretextos”, dijo. 

El vicepresidente David Choquehuanca, quien asistió también al ampliado, llamó a sus bases a levantarse contra el paro e  instó a sus seguidores a no estar callados y prepararse.  

“Nuevamente quieren desestabilizar, quieren confundirnos”, aseguró la autoridad antes de mencionar lo siguiente: “Tenemos que levantarnos en todo el país”. 

“Somos nosotros los que hemos elegido a nuestro hermano Luis como nuestro presidente y tenemos que hacer respetar (…). Nos prepararemos a partir de hoy día”, manifestó Choquehuanca.

La muerte en Potosí 

El Gobierno apuntó contra Comcipo (Comité Cívico Potosinista) por la muerte del joven Basilio Titi, ocurrida el martes en Potosí, uno de los bastiones del paro de actividades contra la Ley 1386. Arce y el ministro de Justicia, Iván Lima, se refirieron ayer al hecho y  señalaron a esa entidad cívica.

Según Arce, Basilio Titi “ha caído en manos de la gente de Comcipo”. “Estaba ahí todavía vivo el hermano, han pedido ambulancia, no podía pasar porque ellos, los de Comcipo, estaban haciendo bloqueo. Ha tardado en llegar la ambulancia, ha tardado en llevárselo y lamentablemente ha sucedido eso”, aseguró.

El Ministro de Justicia sostuvo que su despacho se constituirá en parte civil en el proceso de investigación que realiza  el Ministerio Público. “El discurso de odio de Comcipo lleva a una situación de confrontación entre bolivianos. No va a quedar en la impunidad”, aseguró la autoridad. 

Según Lima, si bien no hubo fracturas y a nivel del cuerpo del joven, no hay otras lesiones vitales. “Es claro que la causa de la muerte no se puede dar porque un ciudadano esté consumiendo un bolo de coca”.

No obstante, la Defensora del Pueblo interina, Nadia Cruz, informó que esa institución asistió la noche del martes a la autopsia médico legal que se realizó al cuerpo del joven. La autoridad indicó que el examen determinó que murió por asfixia mecánica por broncoaspiración con cuerpo extraño.

Cruz detalló que la autopsia develó la obstrucción de las vías respiratorias con hojas de coca y que el cadáver no presentaba signos de violencia. “Lamentamos la pérdida de una vida humana en ese departamento. Realmente la violencia ha subido en una escalada preocupante para el país y para esta institución”, afirmó. 

Pese a ello, sectores del MAS, como la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos Originarios Quechuas de Potosí y las Bartolinas de Potosí  pidieron que se realice otra autopsia, y aseguraron -en la misma línea que expresó el Ejecutivo- que no creen que el fallecido “se haya atragantado con coca”.

Esos sectores al igual que el Gobierno apuntan a Comcipo por el deceso, a pesar de que  el lunes, en Potosí, los puntos de bloqueo registraron -según se denunció- ataques de campesinos y funcionarios.  En esa jornada, el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de Potosí, Marcial Ayali (MAS), que fue parte del grupo de choque que procedió al desbloqueo en inmediaciones de la plaza 10 de Noviembre, justificó la violenta forma con la que ingresaron los campesinos al centro de la ciudad para romper los cortes de vías.

Ante la consulta de radio Aclo de si participó en el movimiento de desbloqueo, Ayali respondió: “Claro que sí”,  y cuando la prensa le hizo notar que aquello derivó en un enfrentamiento,  expresó: “¿Ustedes piensan que nuestros hermanos campesinos, indígenas, iban a entrar y les iban a recibir con besos? No iba a ser así; saben qué iba a pasar. Desde mi punto de vista, no hay que tratar de victimizarse”.

El diputado Alejandro Reyes (CC) sostuvo que la muerte y el luto en Potosí, en pleno aniversario de su gesta libertaria, “es la muestra de autoritarismo de este Gobierno”. Agregó que la responsabilidad total y absoluta por la confrontación, la sangre y la muerte del joven potosino recae en el presidente Arce y el ministro de Gobierno.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos