Ven que falta de pacto fiscal jugó en contra del Estado autonómico

El pacto fiscal se vio postergado por el retraso del censo y la aprobación de los estatutos y las cartas orgánicas autonómicas, entre otros motivos.
jueves, 25 de noviembre de 2021 · 05:00

Página Siete  / La Paz

La Constitución Política del Estado (CPE) define a Bolivia como un estado descentralizado y con autonomías; no obstante, pese a que transcurrieron 12 años desde que entró en vigencia el texto constitucional, no se estableció un pacto fiscal y esa carencia es  una de las  claves del “fracaso” del Estado autonómico, según expertos.

El tema cobra vigencia  luego que el gobernador cruceño, Fernando Camacho, indicara que “el modelo de país que propuso el MAS ha llegado a un agotamiento” y planteara   avanzar hacia un Estado federal para salir de la hegemonía del Gobierno central,  que las autonomías no lograron resolver.

“El Estado plurinacional con autonomías ha fracasado, porque el Gobierno nacional, central, ha impedido su desarrollo, ha centralizado y ha concentrado los recursos y poder en el diseño actual”, señala el constitucionalista  Carlos Börth.

Por su parte, el analista Franklin Pareja señaló: “¿Qué se necesita para que las autonomías funcionen? Dos cosas: desconcentración del poder y descentralización fiscal, es decir, poder y platita. Ninguna de esas dos cosas ha soltado el Gobierno nacional. Hasta hoy, el pacto fiscal es un clamor que no avanza”.

Según el artículo 271 de la CPE, la Ley Marco de Autonomías y Descentralización regulará el procedimiento para la elaboración de Estatutos autonómicos y Cartas Orgánicas, la transferencia y delegación competencial y  el régimen económico financiero.

La Ley Marco de Autonomías, puesta en vigencia en 2010,  dispuso que se elaborara una propuesta técnica de diálogo para un pacto fiscal, analizando las fuentes de recursos públicos en relación con la asignación y el ejercicio efectivo de competencias de las entidades territoriales autónomas y el nivel central del Estado.

Esa norma, además, establece que en un plazo no mayor a seis meses después de publicarse los resultados oficiales del Censo Nacional de Población y Vivienda, se debía  presentar una propuesta técnica sobre el pacto fiscal al Consejo Nacional de Autonomías.

Desde el principio, el pacto fiscal se vio postergado por el retraso del censo, que debía realizarse en 2011, pero se llevó a cabo en 2012, y sus resultados  terminaron  de ser procesados hasta 2014.

Luego en 2015, el entonces ministro de Autonomías, Hugo Siles, señaló que el debate del pacto fiscal no sería posible si las regiones autonómicas no tenían sus estatutos departamentales y cartas orgánicas municipales aprobados.

En agosto de 2016, el Consejo Nacional de Autonomías llevó adelante una reunión para el tratamiento y aprobación del reglamento de funcionamiento y debates del pacto fiscal y la conformación de la comisión de pacto fiscal. Entonces, se dijo que las etapas del diálogo en torno a ese tema podrían concluir hasta agosto de 2017.

No obstante, el proceso se truncó cuando se puso sobre la mesa el debate de la redistribución de la coparticipación tributaria, en la reunión del 7 de marzo de 2018.

“No ha habido pacto fiscal. En el diálogo que se impulsó definitivamente no hubo voluntad de parte del gobierno de pactar porque la idea de un pacto fiscal es eso, pacto entre partes. No tenemos un pacto fiscal. Lamentablemente, éste no ha sido completado, no ha sido tratado y definitivamente quedó en el limbo. El pacto fiscal fue diluido por el Gobierno nacional”, apuntó el especialista en temas autonómicos Fabián Yaksic.

Indicó que, cuando fue parte de la Gobernación paceña y partícipe del diálogo para avanzar hacia la construcción del pacto fiscal, el Gobierno planteó que se enviaran propuestas; no obstante, éstas fueron desechadas bajo el argumento de que eran inconsistentes y de esa manera se postergó el tratamiento del pacto fiscal.

A más de una década, Börth considera que, en las condiciones económicas actuales, el pacto fiscal no será viable.

“En las condiciones actuales, pensar en un nuevo pacto fiscal no es viable, no lo ha hecho el Gobierno nacional cuando había harta plata, cuando sí se podía pensar en un nuevo pacto fiscal y no creo que lo hagan en las condiciones actuales”, expresó.

Por el contrario, Yaksic indicó:  “Es absolutamente necesario avanzar en el pacto fiscal, precisamente porque ya no hay la bonanza económica; ya los gobiernos municipales y departamentales no tienen los recursos que se disponían cuando los precios internacionales de los hidrocarburos se dispararon”, expresó.

No tenemos un pacto fiscal, éste no ha sido completado, no ha sido tratado y definitivamente quedó en el limbo

Fabian Yaksic, experto en autonomías

El Estado plurinacional con autonomías ha fracasado, porque el Gobierno nacional, central, ha impedido su desarrollo

Carlos Börth, analista

 

12 años
pasaron desde que se aprobó
la CPE que define a Bolivia
como Estado autonómico.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos