Denuncian modus operandi del MAS para aprobar leyes sin antes leerlas

Opositores dicen que sufren limitación de tiempo en la discusión y observan cómo la moción de dispensación de trámite se convierte en la regularidad. En el MAS rechazan los cuestionamientos.
lunes, 29 de noviembre de 2021 · 05:17

Página Siete / La Paz

La Ley 1386 es la norma que el oficialismo abrogó después de la movilización de  sectores como los gremiales, cívicos y transportistas. Una vez anulada la norma, el propio Evo Morales, presidente del MAS, partido que tiene mayoría en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), reconoció que “nadie conocía” el anexo de la ley.

Al respecto, legisladores opositores denuncian  un  modus operandi  del MAS en la ALP para aprobar leyes a su medida, sin que los proyectos  se lean,  se conozcan a profundidad o sin que haya el debate requerido. En el oficialismo aseguran que en la Asamblea nunca dejan de debatir las leyes y que la oposición, con su discurso, busca confundir a la gente y convulsionar.

En el Senado, la oposición  denuncia  como parte de esa estrategia los siguientes puntos:  1) que el tratamiento de leyes por tiempo y materia o el tratamiento de normativas con dispensación de trámite (mecanismo para eximir el trámite normal) se está convirtiendo en una regularidad en la legislación, 2) que el tiempo del tratamiento de leyes, con el paso por comisiones y plenarias, se achica, y 3) que les entregan documentos o anexos de las leyes minutos antes de iniciar el plenario, como sucedió con el anexo de la Ley 1407.     

  Sesión  del Senado que aprobó proyecto abrogatorio de   1386.
 Foto: Facebook del Senado

En Diputados, la oposición cita los siguientes puntos: 1) que les entregan los proyectos cuando llegan al plenario y no en otras instancias, como en comisión, 2) que “normalmente” las convocatorias a sesión de comisión salen 24 horas antes, por lo que entran a ciegas, dado que recién  se enteran de la agenda y no tienen a mano los proyectos para analizarlos, y 3) que sufren una “limitación del tiempo” para plantear observaciones, y que el oficialismo desvía la discusión. 

Oficialistas y opositores se acusan mutuamente de no leer o conocer a fondo los proyectos que se tratan en el Legislativo.

Periodistas de este medio confirmaron que hay casos de legisladores que no conocen de las normas y cuando se les consulta, piden tiempo para apelar a sus asesores o informarse del tema para brindar la información.

Otros indican que no tienen tiempo o instan a que se converse con asambleístas que conocen mejor del asunto consultado.

En la Cámara Alta

“Lo más complicado de todo es la falta de dos tercios, es  lo que te permite, a través de diferentes artículos, respetar los tiempos en que se debe elaborar el trabajo en plenario y el trabajo de plenario está derivado al trabajo en  comisiones”, explicó el senador Rodrigo Paz, de Comunidad Ciudadana (CC). 

Citó el ejemplo  de la Ley 1407, Plan de Desarrollo Económico y Social 2021-2025, que entró un miércoles a la Cámara de Diputados, por la tarde se aprobó en comisión, al día siguiente en sesión plenaria, el viernes pasó a correspondencia del Senado, por la tarde se hizo el informe en la comisión, y el lunes, antes de Todos Santos, se trató en el pleno.

“O sea en cuatro días se trató algo que normalmente tendría que tener una regularidad, si se aplicara la normativa y hubiera dos tercios, entre 25 a 35 días, cumpliendo los días de comisión, para informes, análisis y debate en comisión, posteriormente el tratamiento en los dos plenarios y en las dos comisiones”, aseguró Paz.

El legislador  añadió que en el caso de las “leyes más cortas”, su tratamiento se introduce en “puntos varios” de la agenda del día, por medio de  dispensación de trámite, mecanismo que se activa por mayoría absoluta para eximir el trámite normal.

“A simple solicitud de dispensación de trámite en la cámara, con la mayoría que tiene en el Senado el MAS, ya entran a puntos varios. Se ha hecho una norma para generar leyes que no están en la agenda del día, las presentan y piden dispensación de trámite y entran a puntos varios y aprobamos seis, siete, ocho y 10 leyes por sesión que no tienen ni informe, que no tienen ni siquiera un tratamiento previo legislativo”, aseguró el senador.  

Además de aquello, Paz señaló que en el caso del anexo de la Ley 1407, de más de 200 páginas, les fue entregado cinco minutos antes del tratamiento. “Esta Ley 1407 tiene un anexo de más de 200 páginas, que fue entregado cinco minutos antes del tratamiento en el Senado”, lamentó.

La antigua  y nueva  sede de la Asamblea Legislativa. 
Foto:  Archivo

En la Cámara Baja

El diputado José Carlos Gutiérrez, jefe de bancada de Creemos, sostuvo que “hay una intencionalidad de no construir leyes al interior de las comisiones”, instancias en la que —aseguró— no existe debate.

“El gran problema es que las propuestas de ley que vienen del Ejecutivo no se discuten nunca. Se aprueban, porque tienen mayoría en todas las comisiones. En caso de que haya una ley que tenga que ver con una comisión que está a cargo de la oposición, cambian la ruta y la dirigen hacia otra comisión que tenga algún tipo de relación, pero en definitiva es el MAS que termina por arrollar con votos la discusión”, dijo.

El diputado Pablo Arízaga, quien critica la postura del MAS.
Foto: Archivo

Pablo  Arízaga, diputado de CC, indicó que no les entregan los proyectos de ley en las comisiones, y que ingresan “a ciegas” a tratar el asunto. 

“Una vez que remiten a las comisiones. A los que somos parte de diferentes espacios de discusión y de debate no nos envían ninguna copia. A ningún diputado o diputada se le hace copia del proyecto de ley que se va a considerar. Lo único que se hace es que, al momento de convocar a sesión, que normalmente esto sucede 24 horas antes, te informan del temario y en el orden del día te puedes fijar de qué será el tratamiento.  Prácticamente tú entras a la comisión a tratar el asunto sin tener conocimiento absoluto del proyecto”, contó.

El legislador añadió que les entregan copias del proyecto cuando pasa a tratamiento del pleno de Diputados. Aquello –comentó- sucedió con el Plan de Desarrollo Económico y Social (PEDES) 2021-2025, cuya sesión, asegura, fue convocada 24 horas antes. “Es decir, nos han dado 24 horas para que podamos leer todo ese documento (anexo de más de 200 páginas), para hacer observaciones”.

El diputado Gutiérrez coincidió en señalar que no les entregan los proyectos antes de la plenaria, lo que genera que la oposición esté en clara desventaja.

“La discusión en la plenaria es peor todavía, porque evidentemente los proyectos, y me ratifico en eso, no nos los entregan, esconden la documentación, y como ingresa por dispensación de trámite, porque los dos tercios fueron quitados precisamente para ese efecto, la oposición queda en desventaja”, dijo el legislador.

Arízaga señaló que ya en el tratamiento de los proyectos sufren limitaciones de tiempo  en el debate. Comentó que tiene cinco minutos, y por una sola vez, para plantear sus observaciones, y que en ese marco otras dificultades están en que la autoridad que expone el proyecto puede tomarse hasta una hora para la réplica, y que los legisladores del MAS desvían la discusión a otros temas,  como el supuesto golpe y el gobierno de transición.   

“Ese es el tiempo límite que tenemos los diputados en la cámara (cinco minutos) y por una sola vez para hacer nuestras observaciones.  Entonces, normalmente intentamos entre los opositores distribuirnos los temas para alcanzar y hacer observaciones, pero la desventaja radica en que cuando cinco diputados hablamos, le dan la palabra a la ministra y se toma una hora para responder a todos los diputados que hemos hecho uso de la palabra, y es así que de alguna manera nos van limitando el tiempo”, comentó.

Al respecto, Gutiérrez lamentó: “Han reducido a cinco minutos las consideraciones de cada uno de los artículos, y eso prácticamente limita definitivamente la posibilidad de discusión”.

El diputado Patricio Mendoza, jefe de bancada del MAS en Santa Cruz, sostuvo que el tema de la dispensación de trámite no es como lo da a conocer la oposición, y puso como ejemplo el tratamiento de la Ley 1407, cuando la ministra de Planificación fue al hemiciclo a explicar la ley.

“Ahí no hubo dispensación de trámites ni nada, lo que se hizo fue socializar o informar a la asamblea artículo por artículo todos los anexos más”, aseguró.

Para el legislador, lo que busca la oposición es “agarrarse de cualquier cosa para lavar su imagen de las cosas que hizo en el pasado”. Agregó que el discurso que tiene es “una excusa nomás para confundir a la población y convulsionar”, y aseguró que en la ALP nunca dejan de debatir. “Nos hemos amanecido”, dijo.

Respecto a los dos tercios, señaló que la Constitución Política del Estado es clara al señalar qué se aprueba  por medio de esa fórmula y qué por mayoría.

En su opinión, la oposición no conoce a fondo las leyes. “Es una obligación de todos los parlamentarios empaparse a profundidad de los proyectos y debatirlos. Ese es el problema que tiene la oposición, ellos no lo leen. Ellos lo leyeron así genérico nomás, pero no a profundidad”.

Página Siete buscó la postura sobre este tema de los presidentes del Senado y Diputados, pero no se tuvo éxito.

 

1386
es la ley abrogada,
de la cual  hasta  Evo Morales dijo que
“nadie conocía” el anexo.

El MAS asume estratégicamente cuándo tratar ciertos asuntos, cuándo no tratarlos, cómo plantearlos y cómo lanzarlos

Pablo Arízaga, diputado

Cuando hacemos una dispensación de trámites  es  para proyectos de homenajes camarales, porque todos conocemos la historia

Patricio Mendoza, diputado

 

PUNTO  DE VISTA 

Víctor Borda
Expresidente de Diputados

 Creo que muchos no leen las leyes

Es fácil de verificar si se está cumpliendo o no el reglamento, porque cada diputado tiene un casillero individual en la Cámara de Diputados,  y en el casillero les dejan los proyectos de ley y hay una certificación de cuándo y en qué momento les han entregado.

O sea, cuidado, no es que les entreguen, les vayan a buscar personalmente, no. Para eso cada diputado tiene un casillero individual y es en el casillero donde les dejan. Ahora, si no revisan la documentación los diputados, ya es una omisión de ellos, porque cada diputado tiene un asistente personal, que tiene la obligación de verificar, revisar, analizar y entregar a su diputado, y si no estarían cumpliendo esta obligación la directiva de la Cámara de Diputados corresponde pues interponer algún tipo de acción dentro de la cámara para exigir el respeto de los derechos de las y los diputados. Pero eso se acredita básicamente con esa certificación.

Les recomiendo a los diputados que cumplan los plazos, lean las leyes, analicen y debatan. Creo que muchos lamentablemente no están leyendo las leyes, no entienden la concepción filosófica jurídica de las leyes y obviamente en vez de debatir, muchas veces, ha ocurrido también en nuestro parlamento, en vez de debatir la naturaleza, el fondo jurídico de la norma, han debatido otros temas.

Entonces, mi recomendación como exdiputado: lean minuciosamente letra por letra el proyecto de ley, no el fundamento, sino los artículos de cada proyecto.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos