Exministros y exdiputados del MAS ocupan 18 de 34 misiones diplomáticas

La mayoría de los representantes de Bolivia en el exterior no son de carrera. Expertos cuestionan que las misiones sean espacios de pago de facturas políticas y que se deseche a los profesionales especializados.
lunes, 8 de noviembre de 2021 · 05:00

Leny Chuquimia / La Paz

Al menos 18 de  las 34 embajadas y representaciones ante organismos internacionales que tiene Bolivia  en el exterior están ocupadas  por exministros, exdiputados y exfuncionarios del MAS, según   una revisión de las designaciones  de embajadores y encargados de negocios hechas en el último año. 

Entre los  más conocidos, se encuentran Segundina Flores, dirigente de las   Bartolinas, designada  embajadora en Ecuador; Nardy Suxo, en España;  Romina Pérez, en Irán; Sonia Brito, en Italia; José Crespo, en México;  Sebastián Michel, en Venezuela; y Mario Cronenbold, que la semana pasada fue destituido de su cargo como embajador de Bolivia en Paraguay debido a un Tik Tok.

También figuran  los exministros Roberto Aguilar, Diego Pary y Héctor Arce como representantes del país ante la Unesco, la ONU y la OEA, respectivamente.

El dato proviene de los nombramientos públicos, ya que en el portal web de la Cancillería no figura la nómina del personal de las misiones diplomáticas. Las redes sociales de las embajadas tampoco proporcionan esta información;  al contrario, la gran mayoría sólo “rebotan” las publicaciones  de las cuentas del canciller Rogelio Mayta.  Página Siete solicitó los nombres del total de los embajadores, pero no tuvo respuesta de la Cancillería.

Muy pocos de estos funcionarios tienen  formación diplomática. La mayoría  responde a nombramientos políticos.

“Lamentablemente, a diferencia de otras gestiones, inclusive de gobiernos dictatoriales, la carrera diplomática nunca había sufrido tanto como con el actual Canciller. En una reunión protocolar se les pidió dar su mayor esfuerzo y luego se  empezó el retiro del personal”, dijo Erich Kuhn, funcionario de carrera durante 31 años en el Ministerio de Relaciones Exteriores, cinco veces director general, director del Conare y viceministro interino de Comercio Exterior y Negociaciones Económicas.  

Kuhn sostuvo que   la improvisación del personal nuevo –que entró en su mayoría como factura del apoyo político– dio lugar a que el país no tenga los representantes diplomáticos que se  requieren. 

A esto, se suman las quejas del servicio consular por parte de  los bolivianos que residen en el exterior. Varios compatriotas afirman que,   por  falta de personal capacitado en los consulados, no hay un buen servicio.

¿Qué perfil deberían cumplir?

Kuhn dijo que la labor de un diplomático es buscar inversiones,  transferencia de tecnología y  de nichos de mercado para la exportación de  productos nacionales. Esto para  lograr la integración con otros países y –finalmente– tener  un mejor posicionamiento a nivel internacional.

“En el caso específico de los embajadores, deben ser personas idóneas con formación y experiencia. Especialmente en el caso de los países limítrofes, se suscita un gran problema cuando se designa embajadores sin ningún conocimiento de la historia    diplomática bilateral, de los límites, las fronteras, ríos internacionales  y todo lo referente a  los temas pendientes”, señaló Kuhn.

Para el especialista, el hecho de  nombrar a una persona que sea muy allegada al partido de gobierno, como uno de los requisitos, no da lugar a  una buena relación con un determinado país. Esto  porque no existe conocimiento, capacidad ni experiencia   para llevar a cabo una negociación o la defensa de los intereses nacionales.

  Bolivianos  protestan por  embajador boliviano  en Argentina.
Foto:  Folweb Argentina

Para el abogado internacional Fernando Salazar Paredes, hay ciertas características “ineludibles” con las que debe contar un embajador. Salazar  fue  funcionario internacional de NNUU,  primer embajador nombrado una vez recuperada la democracia, redactor y negociador de la resolución de la OEA de 1983 sobre el tema marítimo.

“Son varias, pero me detendré en las principales: (1) conocimiento de los intereses del país que lo envía; (2) conocimiento del país en el que está acreditado; (3) una formación académica compatible con lo delicado del cargo; (4) habilidad negociadora, y (5) tacto y discreción. La ausencia de cualquiera o más de una de estas características augura un fracaso del embajador; lo que se traduce en una afectación a los intereses del país”, sostuvo.

Salazar ejemplifica la situación así: si una persona padece de  apendicitis, no llama a un carpintero para que lo opere; va donde un profesional médico que ha estudiado cirugía durante años y que sabe que en sus manos hay una gran responsabilidad  porque la operación podrá afectar la vida de un ser humano.

“Un diplomático maneja los intereses de todo un país. Sus acciones afectan la vida, no de un ser humano, sino de millones de habitantes de una nación. ¿Por qué, entonces, se confía el manejo de los intereses de un país en el extranjero a alguien que no tiene idea de  siquiera cómo comportarse?  Eso es lo que ocurre ahora”, cuestionó.

En su opinión, actualmente  pareciera que la principal característica en el perfil de un embajador es su afinidad política.

“Sin desmerecer el noble oficio, se prefiere a un carpintero del partido en vez de un médico para realizar una importante cirugía; lo que pase con el paciente, por más buena voluntad que tenga el carpintero, se puede predecir”, indicó Salazar.

 

“ Lamentablemente, a diferencia de otras gestiones, la carrera diplomática nunca había sufrido tanto como con el actual Canciller”.

Erich Kuhn

 

“No hubo ni hay profesionalismo diplomático. Todo se ideologizó innecesariamente y se ha hecho prebenda de la política exterior”.

Fernando Salazar

 

¿Quiénes son  los embajadores?

  • Argentina La Embajada boliviana  está administrada por Ramiro Tapia Sainz, designado Encargado de Negocios a. i.  por Luis Arce. Es un reconocido militante del MAS, denunciado por estafas piramidales.
  • Cuba Se designó como embajador de Bolivia en la isla a Eduardo Pardo, exfuncionario del Banco Central de Bolivia. Fue vetado por el caso del desfalco al Banco Unión.
  • Ecuador   En agosto pasado, la  exdirigente y exejecutiva de las mujeres campesinas Bartolinas Segundina Flores obtuvo el voto unánime de  senadores oficialistas y opositores para ser  embajadora en Ecuador.
  • España Nardy Suxo  fue designada como embajadora en España. Fue  representante diplomática ante Austria, representante  ante la ONU y exministra de Transparencia del Gobierno de Evo Morales.
  • Uruguay Se nombró como embajador a Elmer Catarina, quien durante la gestión de Morales fue Director General de Asuntos Consulares de la Cancillería y cónsul de Bolivia en Arica.
  • Irán Romina Guadalupe Pérez fue designada como embajadora en Irán, puesto que ya ocupaba en 2019, desde donde defendió el gobierno de Morales. Fue diputada por el MAS.
  • Italia  La exdiputada del MAS y potencial candidata para las subnacionales 2021 Sonia Brito fue designada como embajadora en Italia. Aunque esto se dio en septiembre,  los residentes bolivianos en ese país afirman que hasta ahora no llegó a la Embajada para asumir funciones.
  • México José Crespo Fernández es el embajador. Fue funcionario en varias unidades de la Cancillería y del Ministerio de Culturas en el gobierno del MAS.
  • Paraguay El cargo de embajador fue ocupado por Mario Cronenbold Aponte, excandidato, exalcalde y hombre fuerte del MAS. Después de 14 días, fue destituido la semana pasada por un polémico Tik Tok sobre el acento paraguayo y el tereré. Fue declarado persona no grata por el Parlamento del vecino país.
  • Perú Carlos Aparicio fue  exdiputado del MAS,  viceministro de Seguridad Ciudadana del gobierno de Morales  y  embajador en Italia.
  • Rusia La agrónoma María Luisa Ramos es la nueva embajadora en Moscú. Se declaró militante del proceso de cambio y  fue funcionaria de la Cancillería, de YPFB y embajadora en España.
  • Venezuela  La Cámara de Senadores designó  por unanimidad a Sebastián Michel como embajador en Venezuela. Es abogado, ingeniero agrícola y diplomático. Fue  viceministro de Gestión Comunicacional durante la segunda gestión de  Evo Morales y vocero del MAS.
  • Suecia  Con el puño en alto, Milton Soto asumió como el nuevo representante en Suecia.
  • Unesco  La representación está a cargo del exministro de educación Roberto Aguilar G.
  • Ginebra La exfuncionaria de la vicepresidencia Maira Macdonal fue designada como embajadora ante Organismos Internacionales en Ginebra,
  • ONU La representación  está ocupada por el excanciller de Evo Morales Diego Pary. Salió de Bolivia el 14 de noviembre de 2019, tras la dimisión de Morales, y se refugió en Argentina.
  • OEA El exministro de Justicia y Transparencia Héctor Arce Zaconeta  fue nombrado  representante de Bolivia ante la OEA. Afirmó que su objetivo es “evidenciar la verdad histórica de los hechos” de  lo ocurrido en 2019 y el papel del secretario general del organismo, Luis Almagro.
  • Colombia Sergio D. Barrios Garnica es el Encargado de Negocios a. i. en el país costero. Fue Jefe de Unidad de Administración de Puertos en Administración de Servicios Portuarios Bolivia.
  • Listas   No hay una lista pública y  oficial de todo el personal de las misiones diplomáticas o por lo menos de los embajadores y cónsules.
  • Encargados  Para muchas de las embajadas no se logró nombrar embajadores por lo que están al mando  de encargados de negocios o del personal con mayor jerarquía.
  • Despidos  En febrero pasado, los funcionarios diplomáticos  de carrera denunciaron el despido del 90% del personal de las misiones en el exterior.

 


¿Cuál es la situación de la política exterior del país?
 

Una falta de objetivos y una política exterior eficiente en la que la diplomacia acaba sobrando es parte del estado actual de las relaciones exteriores  del país, según Salazar. Advierte que, en este contexto, el funcionamiento de las misiones diplomáticas pierde importancia.

“Para no cometer la misma frivolidad de los actuales funcionarios que fungen de diplomáticos, es preciso señalar, de entrada, que la diplomacia es uno de los varios instrumentos mediante los cuales se pueden plasmar los objetivos de una política exterior”, manifestó el especialista Salazar.

Para él, si no hay una política exterior –entendida ésta como la manifestación coherente, dinámica y posible de un Estado hacia el exterior de su territorio–, entonces no hay objetivos que cumplir y la diplomacia resulta sobrando. “Eso es lo que está ocurriendo desde hace un año”.

“Dicho de otro modo, a la evidente, caprichosa y excluyente falta de institucionalidad de una Cancillería con funcionarios improvisados y con total desconocimiento y valuación de los principales temas que atingen al país en su relacionamiento con otras unidades políticas, se suma la ausencia de una política exterior adecuadamente formulada y eficientemente ejecutada”, observó.

Sostiene que, en este contexto, el funcionamiento o no de las misiones diplomáticas carece de importancia. “Son solamente lugares donde colocar acólitos, compadres o personal sobrante en el aparato del Estado”.
 

 


“Favorecen el  aislacionismo boliviano”
 

El experto Fernando Salazar  indica que el manejo de la política exterior y la “pésima utilización de la diplomacia” no es de ahora; empezó mucho antes, pero  actualmente se ha agudizado en extremo.

“Para el juicio planteado en la Corte de La Haya, ¿participó alguien con oficio diplomático…? Se improvisó. Durante el primer año, los encargados se dedicaron a aprender derecho internacional y ¿cuál fue el resultado…?  Un fiasco total.  Se demostró un manejo irresponsable que terminó afectando severamente los intereses del país”, apunta.

Añade que lo mismo sucedió con el tema del Silala, con los recursos hídricos, con la operación y habilitación de puertos, el comercio exterior, con las relaciones bilaterales y la cooperación internacional.

“No ha existido ni existe hoy profesionalismo diplomático. Todo se ha ideologizado innecesariamente y se ha hecho prebenda de la política exterior. El Estado boliviano está en indefensión diplomática. Está a merced de sus costosas alianzas ideológicas y del intervencionismo extranjero”, asevera.

Afirma que –evidentemente– todo este “accionar improvisado y chapucero” afecta nuestra imagen como país. “Lo peor, sin embargo, es que está fortaleciendo el aislacionismo boliviano.  Bolivia ha dejado de ser la tierra de contactos y de gravitaciones múltiples”, recalca.

Kuhn reitera   que  la falta de personal de carrera siempre afectará los intereses nacionales por la incapacidad de lograr una relación exitosa con otros países.

“Hay embajadas sumamente importantes que requieren personal o funcionarios de carrera que brinden el asesoramiento necesario. El mandar  una persona que no responde a ninguno de estos parámetros perjudica  los intereses nacionales”, finaliza.
 

 

PUNTO DE  VISTA 
Corina Ferreira
Senadora de CC

“Se están jugando los intereses del Estado, la imagen de Bolivia afuera”

Hice una Petición de Informe Oral (PIO) al Ministro de Relaciones Exteriores sobre el despido masivo de los diplomáticos de carrera cuando ingresó el señor Rogelio Mayta al cargo.

Se quitó  la institucionalidad al servicio diplomático que debe tener la Cancillería, se la está politizando y se deja de lado la meritocracia.

El señor ministro no supo responder ninguna de las preguntas del cuestionario del PIO, ya que desconocemos los motivos del retiro de los profesionales que eran egresados de la Academia Diplomática.

No puede ser que despidamos a personas que  estudian, invierten, dedican tiempo y hacen muchos esfuerzos para  formarse específicamente en el área porque tiene un plan de vida y una meta.

¿Será que vamos a desechar y a hacer que el Estado boliviano gaste recursos en su especialización? No sólo Bolivia,  hay países vecinos que nos colaboran en formación de profesionales que  después simplemente son despedidos.

Lo único que da a pensar el señor ministro es que se está quitando –totalmente– la institucionalidad a la Cancillería para convertirla en un espacio  netamente de pegas políticas.

Se están jugando los intereses del Estado, la imagen de Bolivia allá afuera. No podemos  tener más errores, por eso es importante  tener personas con experiencia en el área. No podemos pensar en amigos, en familiares o en personas que piensen igual que yo y respondan a mi misma línea política. Acá el tema es la meritocracia.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos