Pruebas y vacunas, las fortalezas del primer año de gestión de Arce

Expertos piden al Gobierno acciones más rápidas para ampliar la inmunización y aplicar las dosis a partir de los 12 años. Sugieren la aprobación de medidas coercitivas.
lunes, 8 de noviembre de 2021 · 05:16

Luis Escobar  / La Paz

Las pruebas para la detección de la covid y la  provisión  de vacunas  son  las principales fortalezas que marcaron  el primer año del gobierno de Luis Arce,  según  expertos. Destacaron  también el fortalecimiento del  Sistema Único  de Salud (SUS).  

Como problemas en la gestión sanitaria, advirtieron que el Gobierno  demoró en tomar decisiones sobre la aplicación de las vacunas. Según los especialistas, además, faltan  medidas coercitivas para aumentar la   inmunización.

Los expertos coinciden también en que el Ejecutivo  tardó en la dotación de personal para terapias intensivas y no apoyó a algunas alcaldías para el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

Desde que Luis Arce asumió la conducción del Gobierno, hace un año,  uno de sus principales logros  fue la adquisición de vacunas anticovid. En diciembre, firmó un contrato con Gamaleya para la dotación de  dosis Sputnik V. En  enero, hizo un acuerdo con el laboratorio Serum de la India para las AstraZeneca. También realizó gestiones y consiguió vacunas mediante el  acuerdo Covax.

El Ejecutivo concretó además la compra de dosis de la vacuna china   Sinopharm. Esta última adquisición es la base de gran parte de la  campaña.

En un año, el Gobierno adquirió y gestionó  18 millones de dosis, la cantidad suficiente para inmunizar a todas las personas mayores de 16 años en el país.

El epidemiólogo e investigador de la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba (UMSS) Yercín Mamani destacó el esfuerzo  del Gobierno para conseguir las vacunas, pero advirtió que las autoridades nacionales  “demoraron” en tomar decisiones. Por ejemplo, para pasar de un grupo etario a otro, aguardaban un par de semanas y en ese tiempo  los puntos de vacunación quedaban vacíos. “Esta fue una debilidad”, dijo.

Mamani advirtió que en el caso de Cochabamba se tuvo que sacar una ley departamental para  iniciar la inmunización a los mayores de 50 años antes de  la decisión del Gobierno. Contó  que esta región solicitó luego la dosis de  refuerzo en agosto, pero el Ejecutivo no dio la orden hasta un mes antes del vencimiento de las  dosis AstraZeneca.

“Ahora, la afluencia de las personas de 16 a 17 años es mínima. En la recomendación del Comité Científico Nacional del propio Ministerio de Salud se estableció la ampliación de la vacunación a partir de los 12 años. Pero se consideró que esa cantidad de vacunas sería pequeña. Como redujo la afluencia, se debería inmunizar a partir de  los 12 años”, dijo.

El exministro de Salud Guillermo Cuentas dijo que la campaña de prevención, educación e información llegó a su límite. “Es importante que –ahora– el Gobierno tome medidas coercitivas. No será  el primer Estado en asumirlas”, sostuvo y  sugirió restringir los viajes terrestres y aéreos, además de los eventos públicos,  a las personas  no vacunadas. 

Pruebas y vigilancia

Personal  de salud realiza pruebas  de diagnóstico gratuitas.
Foto: Página Siete

Mamani reconoció que uno de los aciertos de la actual gestión fue la implementación de las pruebas de antígeno nasal gratuitas y la vigilancia comunitaria.

“Las pruebas aumentaron  la capacidad de diagnóstico en todos los departamentos porque ya  no debían enviar las muestras a las capitales para obtener los resultados que demoraban días”, afirmó.

La vigilancia comunitaria permitió hacer rastrillajes “casa por casa” en lugares puntuales. “Así se hizo  un mejor control de los brotes que podrían ocurrir en los diferentes municipios. Comenzó en Oruro y Cochabamba. A la fecha, todos los departamentos siguen trabajando con estas brigadas”, agregó.

Fortalecimiento del SUS

El Ministerio de Salud, a través del SUS, entregó cheques por 157,8 millones de bolivianos a las nueve gobernaciones del país. El dinero deberá ser destinado a los 31 hospitales de tercer nivel para garantizar la atención gratuita en un momento en que el país ingresa a la cuarta ola.

El subdirector del Hospital del Tórax, Marco Antonio García,  reconoció que el año pasado atravesaron serios problemas por falta de presupuesto. “Tuvimos que suspender actividades y eso fue porque no nos llegó el dinero correspondiente. Este año no tuvimos  ese inconveniente, nos hicieron llegar el presupuesto correspondiente y nos  entregaron  los recursos para este último trimestre”, dijo.

Con los recursos, García  explicó que ya no tendrán problemas en la adquisición de equipos de bioseguridad y medicamentos.

Personal

Yarcín Mamani estuvo al mando del Sedes de Cochabamba el año pasado. Recordó que una de las promesas del Presidente fue el incremento de personal. “A fin de 2020 se aprobó el 10% para salud. Esa gestión la encaramos todos los directores del Sedes. Se nos informó que desde febrero se iban a incorporar nuevos ítems. Sin embargo, a la fecha, ninguno  se generó”, afirmó.

Este problema ocasionó que algunas camas de internación y terapia intensiva fueran cerradas por falta de personal.

La anterior semana, el Gobierno anunció la contratación de 1.816 médicos  para que atiendan a los pacientes en los hospitales de primer, segundo y tercer nivel del país.

Mamani advirtió el poco apoyo del Gobierno para el cumplimiento de las medidas de bioseguridad. “No todas las  restricciones   fueron cumplidas y algunos municipios no tuvieron el apoyo necesario”, sostuvo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos