Ascensos: hay molestia en militares y en el sector pasivo analizan acciones

Mediante una resolución camaral, el MAS pretende dejar fuera de los ascensos de las FFAA a las promociones de 1987 y 1988. Los militares de la 89 observan supuestas anomalías en sus listas.
martes, 21 de diciembre de 2021 · 05:00

Juan Pérez Munguía  / La Paz

El ascenso de altos mandos de las Fuerzas Armadas (FFAA) causa molestia de militares porque no se cumple con su normativa ni reglamentos, según dos cartas enviadas por efectivos  al Senado. A ello se suma el descontento de  miembros de la institución castrense del servicio pasivo que analizan  acciones legales contra la Ley de Ascensos de las FFAA.

La senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS) Roxana Nacif, de la Comisión de Seguridad del Estado,  señaló que  “no existen irregularidades en los ascensos”.

Hoy se prevé que la Cámara Alta trate una resolución  para dejar fuera a los uniformados graduados en las promociones 1987 y 1988. También se espera que se aborde  la lista de ascensos del alto mando militar, en torno a la cual  denuncian que excluyeron a varios militares de la promoción de  1989.

Precisamente, respecto a esa promoción, al menos dos militares, mediante notas remitidas al Senado,  denunciaron que no fueron respetadas las listas de los altos mandos, las cuales fueron “cumplidas a cabalidad” por el tribunal del personal de cada fuerza.

En 2019, los militares  graduados en 1989 ya fueron calificados para ascender. Pese a ello, el actual Comando en Jefe, en septiembre de este año, a través de una resolución dispuso una nueva calificación de la promoción indicada a través de una comisión revisora.

“La Resolución 120/2021 del Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas, que pretende nombrar el proceso de ascensos, queda ipso facto fuera de todo ordenamiento normativo para ser considerada dentro del proceso de ascensos. Otra cosa significaría una flagrante vulneración establecido el artículo 15 de la Constitución”, se lee en  la misiva de queja de uno de los militares.

En la nota se especifica que la  disposición del actual alto mando, encabezada por el general Augusto García Lara, va en contra de los artículos 100, 108, 109 la Ley Orgánica de la Fuerza Armadas  y sus reglamentos. También se señala que va en contrasentido de lo que dispone la Constitución Política del Estado  y  la sentencia constitucional 026/2021.

Las senadoras de oposición Corina Ferreira (Comunidad Ciudadana) y Centa Rek (Creemos) confirmaron que militares  enviaron las misivas al Senado. Ambas  legisladoras  anunciaron acciones legales y de fiscalización.

“Es irregular lo que pretende hacer el MAS, porque pretende eliminar a las promociones del 1987 y 1988 y a  la promoción de 1989. No están respetando las listas que vienen de las Fuerzas Armas. Cambiaron las listas en el oficialismo, por lo que sabemos  para hacer una selección política”, expresó Rek.

Con referencia a los graduados en 1987 y 1988, el abogado y coronel del servicio pasivo Jorge Santistevan manifestó que relegar a dos promociones es una muestra de que el Gobierno “pretende castigar a los militares que considera golpistas”. A su vez, afirmó que los ascensos y la resolución generan molestias en militares de mando medios y altos.

“El MAS piensa o pretende hacer creer que estos oficiales han apoyado al supuesto golpe de Estado, eso es falso. Esto es una venganza de Evo Morales, a través de sus senadores, en contra de los militares que no se prestaron al autogolpe que quería dar. Es una venganza contra militares que no le permitieron a Williams Kaliman hacerse cargo del gobierno para devolvérselo a Morales”, expresó.

Nacif, del MAS,  sostuvo  que la Comisión de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas y Policía Boliviana sólo realiza los informes de ascensos conforme a las normas de las FFAA.

“No existen irregularidades en los ascensos, nosotros no nos metemos en su calificación (…). Nosotros sólo podemos ratificar las listas o devolverlas al Ejecutivo si hay alguna observación”, afirmó.

Jubilados, en emergencia

El presidente de Militares del Servicio Pasivo de Santa Cruz, Juan Carlos Gutiérrez, explicó que el sector que representa está en emergencia  porque la Asamblea Legislativa sancionó la Ley de Ascensos de las FFAA. Anunció que no descartan asumir acciones legales.

“Los militares velamos por a soberanía del país, por el cuidado interno y externo. Con la vulneración a la institucionalidad militar y el manoseo político se pone en riesgo la soberanía del país. Como servicio pasivo estamos en emergencia, tomaremos las acciones jurídicas que corresponde”, enfatizó.

En noviembre, el Senado aprobó la Ley de Ascensos de las Fuerzas Armadas. La pasada semana,  la normativa fue aprobada en la Cámara de Diputados. En ese entendido,  pasó al Ejecutivo para su promulgación. No obstante, fue observada tanto por los uniformados jubilados como por legisladores de oposición.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos