Tensión política gana terreno en la recta final de campaña

En Cochabamba denuncian agresión contra candidatos del MTS. En Santa Cruz el MAS y Creemos cruzan palabras. En La Paz apuntan contra Jallalla.
jueves, 18 de febrero de 2021 · 05:04

Pablo Peralta M.  / La Paz

La tensión política gana terreno en la recta final de la campaña, rumbo a los comicios del 7 de marzo. Arremetidas y denuncias de hostigamiento, agresión y guerra sucia marcan esta etapa del proceso eleccionario.  

El Movimiento Tercer Sistema (MTS) Cochabamba denunció ayer  agresiones a sus candidatos y militantes en al menos tres municipios de Cochabamba (Sacaba, Chimoré y Sacabamba). Una de las más recientes ocurrió en Sacaba, donde -indicaron desde  esa fuerza- candidatos y militantes fueron  agredidos física y psicológicamente. 


Pedro García  denuncia ser víctima de persecución, ayer.

“El MTS está sufriendo una serie de atropellos de parte del MAS en diferentes municipios.  Prácticamente nos hemos convertido en la segunda fuerza en el departamento de Cochabamba y es por eso que están yendo ya por el camino de la violencia física, psicológica y hostigamiento permanente a nuestros candidatos, militantes y simpatizantes del MTS Cochabamba”, declaró  a Página Siete Erick Morales, presidente departamental del MTS, quien  pidió garantías al Órgano Electoral.   

Este medio intentó contactarse con la dirigencia del MAS de Cochabamba para conocer su postura, pero no se tuvo éxito.  

El lunes, una caravana de Súmate fue  agredida en el sur de Cochabamba. Le lanzaron piedras y excremento. 

En Santa Cruz, Pedro García, candidato a vicegobernador por el MAS, denunció que es sometido a una supuesta persecución  de parte de Luis Fernando Camacho, candidato a gobernador de Creemos. El aspirante del partido azul sostuvo  fue denunciado por  discriminación. 

“Luis Fernando Camacho me denuncia por discriminación. Dice que yo lo he discriminado. En fecha 5 de enero, a través de mis redes sociales, se colocó un video en el que yo cuestiono las alianzas que el señor Camacho hace con Demócratas, un partido al que él cuestionó muchísimo. (…) Yo cuestioné que el señor Camacho se aliaba con las personas que él mismo estaba criticando. Eso fue todo lo que hice”, aseguró. 

El candidato agregó que Camacho “está haciendo persecución política contra Pedro García”. 

Desde Creemos, su vocera Paola Aguirre confirmó que esa fuerza interpuso la denuncia  y que en realidad el perseguido es Camacho. Aclaró que no se pide la inhabilitación del candidato del MAS, sino principalmente la eliminación de esa propaganda.    

“Este señor (García) se ha caracterizado a lo largo de todo este tiempo por difundir mensajes llenos de odio, mensajes llenos de acusaciones de índole personal,   que no tienen relevancia alguna con lo que se tiene que discutir a la altura de lo que la ciudadanía espera”, afirmó Aguirre, quien agregó  que en realidad Camacho “es el perseguido en este momento, porque tiene un proceso abierto en La Paz”. 

En el departamento de La Paz, el MTS apuntó en contra de Santos Quispe, candidato a gobernador  por Jallalla. La agrupación que lidera   Félix Patzi pidió al Tribunal Electoral Departamental   la inhabilitación de Quispe, porque supuestamente no renunció a su cargo en el Sedes.  

“Hemos presentado ante el TED de La Paz una solitud formal de inhabilitación del candidato a  gobernador de La Paz por la agrupación Jallalla, el señor Santos Quispe, porque tenemos información de que el señor no renunció a su cargo y continuaría trabajando para el Estado. En concreto él es técnico administrativo del Servicio Departamental de Salud (Sedes)”, sostuvo  Édgar Ramos, candidato a asambleísta departamental por el MTS. 

Desde Jallalla, Leopoldo Chui, jefe de esa fuerza,  aseguró que    la solicitud de inhabilitación es parte de una guerra sucia de     agrupaciones ciudadanas que se ven afectadas con la candidatura de Quispe. “No tienen argumento, no tienen sustento, no han presentado ni una prueba”, manifestó.   
 

Punto de vista 
 Carlos cordero   Analista político 


 

“Esta espiral  desaparecerá el día de votación” 

Las campañas se han vuelto como muy mediáticas. Los candidatos hacen cosas para llamar la atención y, claro, a medida que se conoce la intención de voto y se acerca el día de las elecciones, los nervios afectan a los candidatos y a las organizaciones políticas, y es por eso que se dan también estos hechos de violencia. Se trata de descalificar al adversario, mejor si lo inhabilitan. 

También hay mucha demostración de fuerza a medida que se acerca la elección. Los ataques suelen provenir de organizaciones políticas que   sienten que la intención de voto y que el poder se alejan y se desesperan. Entonces ahí sí apelan a la violencia. 

Ahora bien, estas denuncias, a veces esta espiral de un poco de tensión y de violencia, suelen ser muy usuales en los momentos electorales, pero gracias a la cultura política, gracias a Dios, podría decirse que el pueblo boliviano es pacífico. No tenemos una tradición de una violencia institucionalizada, grupos paramilitares, eso también quedó muy en el pasado. Esta espiral de conflictividad desaparecerá el día de las elecciones.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos