Fiscalía: Añez obligó a renunciar a los presidentes de cámaras legislativas

El hecho habría ocurrido el 11 de noviembre de 2019, un día después de que Adriana Salvatierra, presidenta del Senado, y Víctor Borda (presidente de Diputados) renunciaron a sus respectivos cargos.
lunes, 15 de marzo de 2021 · 05:04

Página Siete  / La Paz

La Fiscalía tejió una teoría para sustentar la existencia de un supuesto “golpe de Estado” en 2019 en Bolivia.

 La entonces senadora Jeanine Añez y sus allegados obligaron a renunciar a Adriana Salvatierra (MAS), quien ocupaba el cargo de presidenta de la Cámara de Senadores, y a Víctor Borda (MAS), quien era presidente de la Cámara de Diputados. De esa manera la legisladora opositora había llegado a ocupar la presidencia de manera transitoria.

“La señora Jeanine Añez, durante los sucesos del 11 y 12 de noviembre, tenía la calidad de segunda vicepresidenta del Senado y de manera amañada y en contra de todo reglamento y procedimiento legislativo, y en flagrancia contra lo que establece la Constitución Política del Estado, logra, a través de este grupo de personas, que la señora Adriana Salvatierra renuncie a la presidencia del Senado, que ejercía en ese tiempo, y del mismo modo lo hace el diputado Víctor Borda, que ejercía la presidencia de la Cámara de Diputados”, fundamentó ayer el fiscal del materia Harold Jarandilla durante la audiencia de medidas cau  telares de la expresidenta y dos de sus ministros detenidos por el presunto complot en contra de Evo Morales, quien renunció el 10 de noviembre de 2019, según dijo, a pedido de las organizaciones sociales que lo respaldaban.

Según el gobierno de Luis Arce y su partido, en octubre y noviembre de 2019 se habría perpetrado un “golpe de Estado” para derrocar a Evo Morales, aunque los hechos ocurridos en ese entonces distan de los relatos oficialistas que defienden esta teoría.

El fiscal Jarandilla continuó su exposición ante la jueza Regina Santa Cruz, del Juzgado Noveno de Instrucción Penal de La Paz, y dijo que el 12 de noviembre “en ausencia de la primera presidente del Senado y de Diputados, (Añez) se autoproclama como presidenta de la Asamblea Legislativa y, por ende, se autoproclama como presidenta del Estado Plurinacional”.

“También se ha manifestado que en la reunión que se suscitó el 11 de noviembre, días antes que asuma la presidencia, circunstancia en el que se reunieron a invitación de la Iglesia Católica, que supuestamente tenía por objeto de dar una solución pacífica al conflicto que venía atravesando Bolivia. La reunión se realizó en la Universidad Católica Boliviana, en la que estuvieron presentes Adriana Salvatierra, Teresa Morales, Samuel Doria Medina, Jorge Tuto Quiroga y  Carlos D. Mesa, quienes le piden (a Adriana) que presente su renuncia irrevocable a su calidad de presidenta del Senado  con el objetivo que Jeanine Añez asuma la presidencia”, insistió.

No obstante, el razonamiento de Jarandilla quedó en entredicho porque según un video publicado por la entonces presidenta del Senado, el 24 de enero dijo: “Mi renuncia a la presidencia de la Cámara de Senadores no se debió a motivos personales sino a razones políticas. Esta decisión fue asumida de manera conjunta con el presidente Evo Morales, con el vicepresidente Álvaro García Linera y esto ha sido manifestado y aclarado en diferentes reuniones que se han realizado con movimientos sociales, con autoridades de nuestro instrumento político por ellos mismos”, manifestó.

Además, Salvatierra renunció a su cargo el 10 de noviembre de 2019 al igual que Borda, es decir un día antes de que supuestamente Añez les hubiera obligado a renunciar a sus cargos.

Según la Fiscalía, el 21 de octubre de 2019, un día después de las elecciones que fueron anuladas por fraudulentas, comenzó a gestarse un presunto “golpe de Estado” con la quema de los tribunales departamentales electorales. Este movimiento, según señala la Fiscalía, fue liderado por Luis Fernando Camacho, que llega a La Paz el 5 de noviembre.

Según el Gobierno, Morales no renunció voluntariamente a la presidencia, sino fue amenazado de muerte; sin embargo, el 10 de noviembre el entonces mandatario dijo que decidió dejar ese cargo a pedido de los movimientos sociales que lo respaldaban.

Juan Carlos Huarachi, líder de la COB, pidió el alejamiento de Morales al igual que la defensora del Pueblo, Nadia Cruz, según videos registrados entonces.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

3
48