El MAS aceptó la sucesión, en ausencia de Añez, y luego incumplió el acuerdo

La primera demanda del partido azul, el primer día de reunión, fue que se garantice la salida del país del expresidente Morales. El 12 de noviembre de 2019 se buscó consensos sobre cómo sería la sucesión.
sábado, 20 de marzo de 2021 · 05:30

Página Siete / La Paz

Luego del vacío de poder generado tras la renuncia de Evo Morales y de las autoridades que formaban parte de la cadena de sucesión, el MAS junto a otros actores políticos participaron en dos mesas de diálogo en busca de llegar a una salida pacífica a la crisis social y política.  

En las reuniones, en las que no estuvo presente Jeanine Añez, el partido azul aceptó que haya una sucesión constitucional a través de la elección, en el Legislativo, de la segunda vicepresidenta del Senado (Añez), con base en la declaración constitucional del año 2001 (003/2001). No obstante, el MAS incumplió ese acuerdo, reveló ayer la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB).

El 11 y 12 de noviembre, la CEB, la Unión Europea (UE) y la Embajada de España se constituyeron en facilitadores para la instalación del diálogo. Las reuniones se realizaron en ambientes de la Universidad Católica Boliviana (UCB).

“Un escenario de diálogo no es en absoluto comparable a un acto de sedición, terrorismo o conspiración. Rechazamos toda interpretación que se haga de aquel proceso de diálogo ejemplar, como un ‘golpe de Estado’”, manifestó la CEB ayer, en un comunicado al que dio lectura  monseñor Ricardo Centellas, en respuesta a las declaraciones que señalan que el presunto “golpe de Estado” se fraguó en ese espacio de concertación.

Según los relatos, los actores políticos que asistieron a esas citas fueron la exsenadora Adriana Salvatierra, la exdiputada Susana Rivero y la exministra Teresa Morales, por parte del MAS; Carlos Mesa y Ricardo Paz, por Comunidad Ciudadana; Samuel Doria Medina y Roberto Moscoso, por Unidad Nacional; Óscar Ortiz, en representación de la bancada opositora de entonces;  el expresidente Jorge Tuto Quiroga, acompañado del abogado Luis Vásquez Villamor; el exministro Jerjes Justiniano, en representación de Luis Fernando Camacho; y Rolando Villena por el Conade.

A fines de noviembre de 2019, León de la Torre, entonces embajador de la Unión Europea, indicó a este medio que incluso ellos garantizaron el transporte de los líderes del MAS para que asistan a las mesas de diálogo.

“A los líderes del MAS, tanto del Ejecutivo como del Legislativo, les llevábamos a la mesa del diálogo recogiéndolos de donde estaban alojados, en algunos casos habían solicitado asilo diplomático, o sea que les hemos ofrecido ese transporte en persona”, dijo  el diplomático.

En la declaración que brindó Teresa Morales ante la Fiscalía, en la que menciona a los que asistieron a los encuentros, no figura el nombre de Jeanine Añez, lo que fue confirmado por Jerjes Justiniano.

“Hubo un momento en que se cuestionó ¿qué pasa si Jeanine (Añez) renuncia? Ahí se hubiera tenido que reconformar la directiva, ya que el reglamento del Senado establece el reemplazo del presidente de los senadores hasta la segunda vicepresidencia, entonces se comunicaron con ella por teléfono y le preguntaron si ella no renunciaría a su rol de segunda vicepresidenta; ella dijo que haría lo que establecía la Constitución”, señaló Justiniano a Página Siete.

 

La CEB sostuvo que la primera demanda de las representantes del MAS en la reunión del 11 de noviembre de 2019 fue garantizar la salida de Evo Morales del país.

“A petición de la senadora Adriana Salvatierra, el día 11 no se pudo tratar ningún tema, salvo la salida segura del país del expresidente Evo Morales hacia México, para lo que solicitó que se comunicase esta petición a las autoridades militares, servicio que realizó el expresidente Tuto Quiroga, no como una autoridad que da una orden, sino como servidor que comunicaba la petición del MAS a las autoridades, para facilitar así la salida en paz del expresidente Evo Morales”, indicó la CEB.

Al día siguiente, el 12 de noviembre de 2019, consumada la salida de Morales, “se comenzó la reunión escuchando las posturas de los presentes” en torno a la sucesión. La primera –señaló la CEB en su pronunciamiento- fue planteada por el MAS, y consistió en “dar posibilidad a todos los asambleístas para presentarse como candidatos a presidente”.

“Hay que hacer notar que, en todo momento, los representantes del MAS consultaban con sus líderes en forma telefónica, de forma que no había avance que no fuese consultado y autorizado desde el exterior”, subrayó la CEB. 

En el  comunicado, esa institución  indica que luego, “poco a poco”, se fue abriendo camino “la solución más constitucional”: la elección en la Asamblea Legislativa Plurinacional  (ALP) de la segunda vicepresidenta del Senado (Añez), con base en la declaración constitucional 003/2001, “que determina que no puede haber vacío de poder, sino que cuando sucede, como era el caso, la sucesión constitucional se realiza ipso facto e, incluso, ahorrados los formalismos”.

En el pronunciamiento de la CEB se menciona que “los representantes del MAS estuvieron de acuerdo en esta solución”, por lo que Salvatierra invitó a las instituciones facilitadoras del diálogo a la sesión de la ALP de la tarde del 12 de noviembre de 2019, a la que ella después no asistió, arguyendo que corría riesgo su vida.

“La bancada del MAS, no cumplió el acuerdo alcanzado en la reunión y no se presentaron a la sesión  de la Asamblea Plurinacional en la que fue posesionada la senadora Jeanine Añez como nueva presidente, en virtud de la sentencia constitucional 003/2001, ratificada además por el Tribunal Constitucional, por lo que su investidura fue plenamente ajustada a la Constitución, en el marco de la sucesión constitucional”, señaló la CEB.

Desde el MAS, la exdiputada Susana Rivero negó que se hubiera llegado a ese acuerdo. “Hace poco hablé sobre la única reunión a que asistí en la no transición constitucional del 2019, un integrante en entrevista confirmó que tenían plan b. ¿De dónde saca el señor cura un acuerdo? ¿Acuerdo de qué? Esa afirmación es una mentirilla que cae con la foto de una asamblea vacía”, dijo la exlegisladora a través de sus  redes sociales.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

180
9