Quintana emerge como pieza clave del ala dura del MAS para relanzar a Evo

Para el exministro, Morales es el arquitecto del nuevo Estado Plurinacional y el comandante histórico del partido, cuyo liderazgo debe ser respetado.
domingo, 21 de marzo de 2021 · 05:22

Yolanda Mamani Cayo / La Paz

Juan Ramón Quintana, el exmilitar, sociólogo, exembajador de Bolivia en Cuba  y quien fue ministro de la Presidencia en las gestiones de Evo Morales, emerge en la nueva era del Movimiento Al Socialismo (MAS), como la pieza clave del “ala dura” del partido azul. Esto en medio de la búsqueda que hay dentro de  esa tienda política para relanzar al expresidente.

“Queremos reorientar un conjunto de conceptos erróneos que hoy día están confundiendo a nuestras bases, a nuestras organizaciones. Queremos un alineamiento: el principio fundamental de que aquí hay un comandante histórico y que hay una dirección histórica al mando del compañero Evo Morales. El compañero Evo es insustituible, porque es el arquitecto del nuevo Estado Plurinacional”, declaró Quintana el 10 de enero a Radio Kawsachun Coca, cuando se realizó un ampliado departamental del MAS de Cochabamba.

Esa actuación pública fue una de las primeras que sostuvo Quintana, quien participa en reuniones y talleres de formación ideológica. El exministro permaneció alrededor de un año junto  con  otras exautoridades en la residencia de la  Embajada de México en La Paz, donde solicitaron refugio tras la renuncia de Evo Morales el 10 de noviembre de 2019. Abandonó  el recinto en noviembre de 2020, tras el triunfo del presidente Luis Arce. 

El 12 de marzo, la exautoridad  ratificó su apuesta por el contacto con las bases y la formación de cuadros políticos, en un curso sobre  liderazgo en Cochabamba,   cuando afirmó: “He decidido involucrarme junto al compañero Álvaro (García), junto al compañero Evo (Morales) en la formación política de las próximas generaciones y nuestra tarea es construir trincheras ideológicas, trincheras políticas invulnerables para que nunca más los golpistas intenten repetir la experiencia del 10 de noviembre”.

El actual rol del hombre fuerte del MAS durante el  gobierno de Morales es reconocido desde tres miradas del partido azul: desde la cúpula dirigencial, con el vicepresidente del partido azul Gerardo García; desde la perspectiva del exlegislador Remberto Calani; y desde el enfoque de un legislador actual, el diputado Juanito Angulo. Este último, semanas atrás, fue uno de los asambleístas que expresó que ve  con buenos ojos la idea del retorno de Quintana al Órgano Ejecutivo.

También puede leer: El perfil de 12 operadores políticos y jurídicos tras el caso de supuesto golpe

Para García, vicepresidente del MAS, el  nuevo rol de Quintana se originó a partir del pedido de las bases, de la invitación de la dirigencia y también de la intención del propio exministro de “bajar a las bases” a transmitir sus conocimientos y experiencia de los 14 años de gobierno de Morales, tarea que llevará adelante mientras dure la gestión del presidente Luis Arce.

“Él (Quintana) ha expresado que ‘yo quiero bajar a las bases para hacer conocer las fortalezas que hemos tenido durante los 14 años de gestión (de Evo Morales)’. Para nosotros es más importante su aporte en ese nivel (…). Todos son importantes, no sólo Juan Ramón”, subrayó a Página Siete García, en referencia a que también otras exautoridades pueden asumir el rol de Quintana.

El exdiputado Remberto Calani afirmó que la estrategia de la teoría del “golpe de Estado” surgió del análisis de Quintana y del exvicepresidente Álvaro García Linera, a raíz de los acontecimientos que -según su perspectiva - mostraban el giro que darían los hechos en 2019. Ahora, después de que el MAS volvió al poder, el exlegislador indicó que es imperativa la necesidad de formar nuevos líderes, pero con base ideológica, tarea que cumple Quintana.

“El hermano Juan Ramón no ha dejado de lado los análisis políticos, como también el hermano Álvaro (García). Eso nos ayuda a establecer la necesidad de coordinar con él y es lo que están haciendo las organizaciones sociales, porque hay que recuperar todo el pensamiento que se tiene para poder formar esos nuevos líderes (…). Esa es la tarea y, sin ser parte del gobierno central, hoy día (Quintana) está formando nuevos cuadros”, manifestó Calani.

Días atrás, el diputado Juanito Angulo  expresó que “no estaría mal” el retorno de Quintana al Gabinete, tomando en cuenta su experiencia en la administración estatal, decisión que -subrayó- al final le corresponde al jefe de Estado. Sin embargo, el legislador admitió que Quintana, sin ser parte de la dirección ejecutiva del MAS, tiene un rol importante en las bases.

“Juan Ramón Quintana es querido por las organizaciones y movimientos sociales que le invitan a sus eventos, a sus encuentros sociales y políticos, donde él participa. Le conocemos, tiene su propio discurso, un discurso que emociona a la gente y es lo que le gusta a la gente”, afirmó Angulo.

En ese escenario, Quintana, de  60 años, cumple el  rol de formador de cuadros, y lo hace desde el trópico de Cochabamba, fortaleza del MAS. Sin embargo, no en todas las regiones del país  los militantes del partido azul están felices con el protagonismo de exautoridades del entorno de Morales. Una de ellas es Santa Cruz,  donde desde el propio MAS   pidieron a Quintana y otras exautoridades que se jubilen y permitan la renovación. 

“La anterior rosca que gobernó Bolivia tienen que entender que no hay espacio para que vuelvan en esta gestión, se escaparon cobardemente (…).  Deberían jubilarse para siempre. Viva la renovación y las organizaciones sociales”, manifestó el vicepresidente de la brigada de Santa Cruz y diputado del MAS, Rolando Cuéllar.

También puede leer: Fiscalía basó el caso «golpe» en declaración de un procesado por extorsión

Quintana en sus discursos habla de formar nuevos líderes en el MAS, pero incide en que Morales es “insustituible”, por lo que los nuevos liderazgos deben “respetar” el sitial del “comandante”, porque si no lo hacen  son “de la derecha, del imperio”.

En ese escenario, varias personalidades que eran del ala concertadora del partido azul  tienen casi ninguna incidencia dentro del MAS o están fuera de esa tienda política. El caso más emblemático es el de Eva Copa, la electa alcaldesa de El Alto, a quien la cúpula dirigencial del MAS descartó como candidata y terminó postulando por Jallalla, sigla con la que ganó la Alcaldía con más del 60%. En esa línea también están otros líderes que hoy optan  por un perfil bajo. 

Víctor Borda, exdiputado y expresidente de la Cámara Baja,  dijo que “es importante no desconocer la figura de Morales, pero eso no significa que no puedan emerger nuevos líderes, (porque) el MAS requiere con urgencia nuevos líderes, nuevos dirigentes”. 

Recalcó que en esa intención de formar nuevos rostros “todos son claves y nadie es indispensable”. Además, manifestó que desde su perspectiva en este tiempo han surgido muchas fisuras al interior del MAS, producto de la “imposición de algunos dirigentes”, cosa que no se veía antes.

En tanto, Jaime Aparicio, exembajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA),  afirmó que el actual rol de Quintana es parte de una estrategia internacional,  impulsada desde Cuba, para reposicionar en la región el populismo y Bolivia, por su ubicación geográfica, sería el punto estratégico para tal fin.

“El objetivo es que el socialismo del Siglo XX vuelva a tener poder en América Latina y ellos (como en caso boliviano de Quintana) son simples operadores (…). Es claro que quieren tomar el Estado y poner a Evo Morales como una especie de líder supremo”, aseguró  Aparicio.

A pesar que no es parte del Gabinete del presidente Luis Arce, la palabra de Quintana influye en el rumbo que toman los acontecimientos locales y en las decisiones de las actuales autoridades. Un claro ejemplo ocurrió después de que el 3 de marzo Quintana  calificara a la expresidenta Jeanine Añez como “criminal” e indicara que no debería estar de candidata sino en la cárcel, y también cuando apuntó a la Fiscalía, entidad a la que calificó de “floja”.

Días después, por lo menos cinco exautoridades, entre civiles y militares, entre ellas Añez, fueron detenidas. 
 

Puntos de vista

Jaime Aparicio   Exembajador ante la OEA 
 “El diseño  se inicia en  Cuba”

Empiezo por una evidencia que es de conocimiento público como es la declaración de Evo Morales de que no fue a Cuba por temas de salud, que en realidad fue a reunirse con las más altas autoridades de Cuba y Venezuela para diseñar una estrategia - según él - de protección de la democracia. En este punto no hay que olvidarse que el señor Quintana fue embajador en Cuba, régimen que tiene experiencia en represión y tareas de inteligencia.

El verdadero diseño de estas políticas se inicia ahí pero además tiene el apoyo del Grupo de Puebla,  donde tienen a expresidentes, a gobiernos de México y Argentina apoyando esta estrategia. Aplican métodos propios de los regímenes totalitarios,  como es el temor: sacar listas que nadie sabe si son oficiales o no,  pero que cumplen el objetivo de asustar a la gente;  luego escarmentar con el apresamiento de alguien como en este caso de la expresidenta. Eso ha pasado en Nicaragua, en Venezuela y pasa a diario en Cuba.

Esta estrategia estaba bien planificada para reposicionar a Evo Morales de alguna manera, en el control del poder. Es claro que quieren tomar el Estado, no sólo el Gobierno sino el Estado y poner  a Evo Morales como una especie de líder supremo controlando todo, pero creo que les está fallando esa estrategia.

El objetivo es que el socialismo del Siglo XXI vuelva a tener poder en América Latina y puedan controlar como antes la OEA y tener más vigencia. Entonces ellos están tratando de reforzar este diseño de política y Bolivia es muy importante por su ubicación geográfica.
 

Víctor Borda  Exdiputado del MAS 
 “El MAS requiere nuevos liderazgos”

Todos son claves pero nadie es indispensable. Nos alegra mucho que los que han tenido mucha experiencia, manejo en la estructura política del MAS, compartan su sapiencia. Eso es importante y fundamental para generar nuevos liderazgos, que es lo que requiere el MAS. Tiene que renovarse con nuevas figuras.

Seguramente todos nosotros vamos a contribuir a que emerjan nuevos líderes, fundamentalmente con una nueva visión de Estado y que profundicen la naturaleza jurídica del Estado Plurinacional.

No vamos a desconocer el liderazgo de Evo Morales;  es importante no desconocer su figura, definitivamente no, pero es importante que emerjan  líderes, repito con una nueva visión, líderes que fundamentalmente  piensen en el pueblo. El MAS requiere con urgencia nuevos líderes.

Se denota algún tipo de fraccionamiento político en el MAS,  pero más allá de ello, la base, el pueblo, el militante está firme comprometido con el proceso de cambio.

Actualmente se ha visto que no hay una cohesión ideológica, una coordinación entre Ejecutivo y Legislativo. Lamentablemente algunos dirigentes están pensando más en intereses grupales que en el bienestar del pueblo. 

Sobre el Gobierno, deberíamos dejar gobernar al presidente Arce. Es una persona muy idónea y sabrá designar a sus ministros. En mi criterio personal, me inclino a que sean nuevas figuras las que puedan conducir el mando del Estado.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

21
254