MTS entra en áreas clave, bastiones del MAS y surgen nuevos liderazgos

El partido de Félix Patzi tiene presencia en varias regiones del territorio nacional. En las capitales y urbes intermedias hay nuevos líderes.
lunes, 22 de marzo de 2021 · 05:04

Leny Chuquimia / La Paz

En las subnacionales 2021, el Movimiento Al Socialismo (MAS) consolidó su control  en los municipios de al menos cinco áreas estratégicas del país. Pero a diferencia de los comicios de 2010 y 2015, nuevos liderazgos y partidos  se van filtrando en estos espacios para hacer frente al partido azul. El Movimiento Tercer Sistema (MTS) es uno de ellos.

“Se repiten los escenarios de 2010 y 2015, donde el MAS va ganando en la mayoría de los municipios del país. Sólo pierde en las capitales. La aparición de nuevos liderazgos es un dato que debe ser relievado”, manifestó el analista  Carlos Borth.

De al menos 70 municipios estratégicos por ser fronterizos, capitales de departamento, ciudades intermedias del trópico cochabambino, de los Yungas paceños, del eje metropolitano de La Paz o por tener los yacimientos de gas o litio, 44 son del partido azul. Los restantes 26 se reparten entre 20 frentes, de los que el MTS se llevó cinco.

“El MAS es el único partido con una estructura en todos los municipios, hay una dirigencia  previamente establecida que conoce el radio urbano y el de las comunidades y  sabe cómo elegir sus candidatos y llevar a cabo el trabajo proselitista.  Está en campaña los 365 días del año, es imposible que no tenga presencia;  si no gana tendrá fuerte presencia en concejos ediles o asambleas departamentales”, afirmó el analista Paúl Coca. 

  Regiones, capitales e intermedias

 “Algunos están molestos porque en La Paz hemos perdido, pero nunca pudimos ganar. A nivel nacional no ocurre eso, más bien ganamos”, señaló el máximo dirigente del MAS, Evo Morales, tras evaluar los resultados de las elecciones.

Aunque el líder cocalero afirmó que su partido es el ganador en varias regiones, los resultados muestran que hay una gran pérdida de apoyo, ya que va al balotaje en cuatro departamentos,  en los que no logró consolidar su ventaja.  Pando, Tarija, La Paz y Chuquisaca son las regiones en disputa.

 A nivel de capitales tampoco le fue bien, ya que perdió en ocho de las diez ciudades grandes (incluido El Alto) del país, al igual que la oposición  tradicional. Es así que  los alcaldes son: Iván Arias en La Paz, Eva Copa en El Alto, Manfred Reyes Villa en Cochabamba, Johnny Torres en Tarija, Marcelo Medina en Oruro, Johnny Llally en Potosí,  Christian Cámara en Trinidad y Ana Lucía Reis en Cobija,

Cabe resaltar que Copa  y Reis son las únicas autoridades mujeres electas. Junto a Cámara son tres exmilitantes del MAS que fueron  excluidos de las candidaturas azules y ganaron las elecciones con otra sigla. La primera con Jallalla y los otros con  MTS.

En las ciudades intermedias -cada vez mas desarrolladas y pobladas- la  victoria tampoco es del todo azul. En ellas ya se ve una presencia fuerte de algún frente  local. 


Cristhian Cámara,  ganador en Trinidad por el MTS.
Foto: Infórmate

En 23 ciudades intermedias como Rurrenabaque, Reyes, Riberalta, Santa Ana, Sacaba, Patacamaya, Achacachi, Challapata, Huanuni,  Caracollo,  Filadelfia, Puerto Rico, Porvenir,  Llallagua, Uncía, San Ramón, Yapacaní, Cuatro Cañadas, Camiri, San Julián, Mineros, Montero y Vallegrande, el MAS ganó las  alcaldías de 11. El MTS se hizo de tres en Pando, Beni y Oruro, lejos del departamento de su líder nacional Félix Patzi.

En La Paz, además de las intermedias, el MAS se hizo de los cinco municipios del eje metropolitano, perdiendo sólo en  La Paz y El Alto, las ciudades más grandes de la región y que deben condicionar varios temas y proyectos   regionales (límites, basura y agua potable) a la voluntad de las alcaldías vecinas. 

Con la victoria  en Pucarani, Viacha, Achocalla, Mecapaca  y Palca, el partido azul cerca nuevamente a la sede de Gobierno.  

 “En varios municipios  de los ejes metropolitanos,   el MAS ganó con lo mínimo necesario, que es como se gana una alcaldía, no llegó al 50% más uno. Sus rivales  son tan dispersos que hacen que  con un voto duro de  entre 20% y 30% pongan alcaldes. En esta elección  los rivales fueron el doble en comparación de 2015”, manifestó Coca. 

Añade que los  municipios intermedios están en franco crecimiento, incluso de forma desproporcionada entre la cantidad de personas y la cobertura de servicios básicos. Esto hace que los habitantes elijan un gobierno municipal que tenga la capacidad y ventajas para realizar estos trabajos y por eso prefieren votar por un alcalde afín al  partido del Gobierno.


Jhonny Llally  ganó la Alcaldía de Potosí con el MCP.
Foto:MCP

Pero de la misma forma, también surgen liderazgos locales  que, de acuerdo con el analista Carlos Cordero, emergen de subsistemas políticos que no son lo mismo que el nacional. “No hay una sola oposición, son varias y  diferentes en cada región”.

Coca indica que en este tipo de elecciones, salvo en el caso del MAS que ya tiene una estructura propia con trabajo político de por medio, es imposible  que no haya un dirigente que adquiera notoriedad y la active políticamente en algún momento.

“Muchas veces la ciudadanía vota simplemente por la persona que conoce y que le generó empatía;  busca un candidato del pueblo que tenga la capacidad  de resolver los conflictos del municipio. Ahora hemos visto que muchos exalcaldes han retornado al poder, como Jhonny Fernández en Santa Cruz de la Sierra, Jimmy Hurtado  en Portachuelo, Manfred Reyes Villa en Cochabamba o  Héctor Cartagena en Quillacollo, por mencionar algunos”.

El trópico y los Yungas 

Si bien hay municipios que votan por un líder,  también hay los que lo hacen por un frente, independientemente del candidato.

“Si vemos el caso de Cochabamba, en la región del trópico, en todos sus municipios y provincias que  la conforman, el voto no  es por la persona, sino por el partido, que en este caso es el azul”, dijo Coca.

En Tiraque, Entre Ríos, Chimoré, Shinahota, Puerto Villarroel, Pojo y Villa Tunari los habitantes votaron por el MAS. En los dos últimos, la victoria se consolidó con el 100% de la votación válida, sin que nadie pueda hacerle frente. 

La zona cocalera es el bastión y punto de origen del líder Evo Morales. Aunque el movimiento cocalero en La Paz siempre fue crítico a esta región cochabambina, sus  habitantes votaron por los candidatos del MAS.     


Damián Condori, a la segunda vuelta en Chuquisaca.
Foto:Freddy Herrera

Las alcaldías de Chulumani, Coroico, Irrupana, Yanacachi, La Asunta, Coripata y Palos Blancos se pintaron de azul con  porcentajes de votación entre el 26% y el 57%. Las cifras son   menores a las obtenidas en el trópico que van de entre 66% y 100%.  

Un análisis realizado por el economista Julio Linares en el boletín Mediaciones,  con datos hasta 2019, señala que los cinco municipios del trópico de Cochabamba recibieron cuatro veces más recursos del Gobierno y del programa Evo Cumple -para diversas obras-, que los seis  municipios yungueños del departamento de La Paz.

Fronteras y yacimientos 

En el país hay 72 municipios fronterizos, de los que al menos 11 son denominados “calientes” por el alto flujo de personas, vehículos y otros. Los resultados electorales en Puerto Quijarro, Tupiza, Villazón, Copacabana, Bolpebra, Charaña, Yacuiba, Guayaramerín, Sabaya-Pisiga, Desaguadero y  Puerto Suárez dan un panorama de cómo se votó en estas regiones.

 De acuerdo con  los datos del OEP, el partido cocalero ganó en ocho de esos 11 municipios. ASP, Venceremos y Creemos obtuvieron tres: dos en el departamento de La Paz y uno en Santa Cruz.

En cuanto a las regiones en las que se encuentran los yacimientos  de gas y litio, el partido azul ganó en todas.

La provincia  Gran Chaco está en  el sur del país, en el departamento de Tarija. Según datos del censo de 2012, cuenta con una población de 147.478 habitantes y su capital es la ciudad de Yacuiba, uno de los puntos fronterizos importantes con  Argentina.  En esta región  se encuentran las mayores reservas de gas natural  de Bolivia y las segundas, en volumen, de Sudamérica. 

Caraparí, Yacuiba y Villa Montes son los municipios que forman esta región. En todos el MAS ganó las alcaldías con 42%, 46% y 51% respectivamente. 


El día  de la votación en Tiquiaya, Cochabamba.
Foto:  Los Tiempos

Hace años que estos municipios, junto a otros de Santa Cruz piden consolidarse como el décimo departamento del país.

En cuanto a las alcaldías de Uyuni en Potosí y de Coipasa en Oruro, éstas son parte de las regiones donde hay litio. Mientras que la primera fue ganada por el MAS con un 36,3%, la segunda le pertenece a PP con un 70,8%.

 

Urbes  estratégicas 

  •  Gobernaciones  El MAS ganó en tres gobernaciones: Cochabamba (57,4%), Potosí  (44,3%) y Oruro (46,3%). Santa Cruz  y Beni quedaron en manos de Creemos (55,6%) y MTS (41,7%), respectivamente. En Pando, Chuquisaca, Tarija y La Paz el MAS  irá al balotaje. En el primero el MTS podría ganar su segunda Gobernación.    
  • Capitales   De las 10 ciudades más grandes del país -nueve capitales más El Alto-  el MAS ganó en dos: Sucre y Oruro,   con muy poca ventaja. El MTS obtuvo las alcaldías de Cobija y Trinidad,   con exmilitantes del partido azul. En El Alto, Jallalla tomó el municipio, liderado por Eva Copa, quien dejó el MAS luego de ser rechazada como candidata.
  •  Fronteras   El partido cocalero ganó en ocho de  11 municipios fronterizos de alto tráfico  (Puerto Quijarro, Tupiza, Villazón, Copacabana, Bolpebra, Charaña, Yacuiba, Guayaramerín, Sabaya-Pisiga, Desaguadero, Puerto Suárez). ASP, Venceremos y Creemos, obtuvieron tres.
  • Intermedias De 23 alcaldías de ciudades intermedias de gran dimensión (Patacamaya, Challapata, Caracollo, Filadelfia, Llallagua, Yapacaní, Mineros, Sacaba, etc. ), el MAS se acomodó en 11, tanto de oriente como de occidente.  El MTS se hizo de tres: Porvenir en Pando, Yacumo en Beni y Huanuni en Oruro. Creemos ganó en Montero y Achacachi acabó en manos de Venceremos. En Rurrenabaque y Reyes ganaron  Unidos y Unebeni.
  •  Trópico   Los siete municipios del trópico -Tiraque, Entre Ríos, Chimoré, Shinahota, Puerto Villarroel, Pojo y Villa Tunari-  votaron por el MAS. En dos, el partido azul  contó  con el 100% de los votos válidos.
  • Yungas  En esta región paceña, los municipios de Chulumani, Coroico, Irrupana, Yanacachi, La Asunta, Coripata, Palos Blancos votaron por los candidatos del MAS.
  • La Paz   Fuera de La Paz y El Alto, los otros cinco municipios del eje metropolitano votaron por el partido azul.
  •   Yacimientos  Los municipios de  Gran Chaco en Tarija, Coipasa  en Oruro y Uyuni en Potosí  -donde está el gas  y el litio- votaron por el MAS. 

MTS se abre camino en el oriente y valle 

El MTS se hizo de cinco alcaldías estratégica en el país: dos capitales y tres intermedias. Además de otras cinco de gran importancia en las áreas rurales.    


Ana Lucía  Reis y Regis Richter, candidatos del MTS en Pando.
 Foto: Facebook

Es decir que consolidó alcaldes en Trinidad, Santa Ana, Camargo, Tarabuco, Cliza, Ayata, Corocoro, Huanuni, Cobija y Porvenir.

Esto sin contar  con la Gobernación de Beni, el balotaje que enfrentará por la de  Pando el próximo 11 de abril. Además ganó  presencia en varios concejos municipales, especialmente en  Cochabamba.

“Hemos saltado de los Andes a la Amazonia... El desafío ahora  es consolidar el partido mediante la ideologización y mejor estructura en toda Bolivia con miras al 2025”, señaló el líder del MTS y gobernador de La Paz, Félix Patzi, luego de conocer los resultados.  

“En política se dice que si en esta zona no hay estructura, militantes ni amigos, tienes que buscarte aliados    y eso es lo que sucedió con el  MTS. En La Paz la gestión del líder del partido, Félix Patzi, ha sido muy  criticada y el voto es el mejor medidor de eso. Pero vemos su presencia en Pando y en Beni. Incluso va a una segunda vuelta enfrentando al MAS por lo que podría ser su segunda  gobernación”, señaló el analista Paúl Coca.

Añade que lo que pasó con el  MTS es parte de las consecuencias de las pugnas internas en el MAS, donde los candidatos orgánicos fueron reemplazados por el “dedazo”. “No hay dónde mentir”.

Explica que esos candidatos que fueron excluidos no iban a postular por ADN, UCS, UN o Demócratas por incompatibilidad ideológica. Al aparecer en el MTS -que nace de una división del MAS tras la separación  Patzi y que además les da libertad de acción-   los candidatos de Beni, Pando y Cochabamba deciden acogerse a este frente.  

“El fenómeno del  partido de Patzi no es por su estructura, sino por sus alianzas. Fue con éstas que logró  quitar plazas  al MAS y a otros partidos”, sostiene Coca.

Indica que algo similar pasó en las  elecciones municipales de 2010 cuando el MSM acogió a los disidentes y disgregados del MAS. “Ahora habrá que  ver cuál va a ser el rol de Patzi, porque no sólo es cuestión de dar la sigla en calidad de préstamo, hay una segunda vuelta en Pando y hay que ver qué hará  como jefe nacional”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

29
5