Arce plantea nuevo tiempo con Chile, La Moneda dice que tema mar fue resuelto

El Presidente dijo ayer que la demanda marítima “es una cuestión pendiente”. Presentó una “hoja de ruta” para la “inserción” de Bolivia en el Pacífico.
miércoles, 24 de marzo de 2021 · 05:30

Yolanda Mamani Cayo / La Paz 

El presidente Luis Arce planteó ayer una nueva etapa de relacionamiento con Chile, por lo que propuso retomar el acercamiento bilateral para encontrar una solución al tema mar. Sostuvo, además, que la demanda marítima “es una cuestión abierta y pendiente”. Desde La Moneda, no obstante, le respondieron que el asunto fue resuelto por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. 

“Bolivia reitera a la comunidad internacional que la cuestión del acceso soberano al mar para Bolivia es una cuestión abierta y pendiente, cuya solución preocupa a la comunidad internacional”, dijo Arce en la plaza Abaroa de La Paz, en el acto del Día del Mar. 

El mandatario agregó que la solución a esta controversia “debe ser alcanzada a través de un diálogo sincero y beneficioso”.  

En un repaso histórico, Arce recordó, entre otros detalles, que, entre abril de 2013 y octubre de 2018, Bolivia y Chile se enfrentaron en un litigio en la Corte de La Haya, cuya sentencia favoreció a  Chile al determinar que ese país “no asumió una obligación jurídica de negociar un acceso soberano al océano Pacífico a favor de Bolivia”.

No obstante, según Arce, ese tribunal “dejó firmemente establecidos dos aspectos”: 1) Que Bolivia nació con una costa sobre el océano Pacífico, y que Chile ocupó el territorio costero nacional pese a dos tratados de límites que suscribieron ambos países; y 2) que el fallo no debe entenderse como un impedimento para que las partes continúen su diálogo.  

El primer mandatario también afirmó:  “Tiempo después de emitirse la sentencia (…), el presidente (de la CIJ, Abdulqawi) Yusuf declaró ante las Naciones Unidas que la Corte ‘no puede poner fin a las cuestiones que dividen a las partes o eliminar todas las incertidumbres que afectan sus relaciones’, y que ‘no es inapropiado que la Corte llame la atención de las partes sobre la posibilidad de explorar o continuar explorando otras vías para resolver su controversia en aras de la paz y la armonía entre ellas’”.

Basado en esos antecedentes, Arce  indicó que el siglo XXI exige iniciar “un nuevo tiempo de relacionamiento con Chile”.  

En su discurso, el  primer mandatario presentó una “hoja de ruta” de nueve puntos  que permitirán  -dijo- “proyectar la inserción internacional de Bolivia en la cuenca del Pacífico”.    

“Esta visión estratégica se plasma en una política marítima enmarcada en la Diplomacia de los Pueblos y bajo un enfoque integracionista,  y de complementariedad  y entendimiento para enfrentar un futuro común entre ambas naciones”, afirmó. 

El primer punto  de esa “hoja de ruta” es el de retomar el acercamiento bilateral con Chile y continuar con el diálogo y la negociación para identificar fórmulas de entendimiento e integración entre pueblos hermanos para encontrar una solución concreta, útil, factible, y mutuamente beneficiosa al enclaustramiento de Bolivia  (más detalles de los  puntos en la columna).

 

Sin embargo, el canciller de Chile, Andrés Allamand, respondió que La Haya resolvió la controversia marítima.  “Chile declara que la insistencia boliviana en el acceso soberano al mar fue definitivamente resuelta por la Corte Internacional de Justicia en 2018, y reitera la plena vigencia del Tratado de Paz y Amistad de 1904. La Corte Internacional de Justicia determinó que Chile no tenía obligación de negociar dicho acceso soberano al mar”, expresó. 

Allamand subrayó que su país “en el marco de un temario mutuamente acordado, está dispuesto a retomar sin dilaciones el diálogo con Bolivia”, para tratar distintos temas de interés como el libre tránsito, el fortalecimiento del comercio bilateral e iniciativas que favorezcan el intercambio político, educacional y cultural.  

El analista en temas internacionales Andrés Guzmán señaló que la estrategia de Arce busca acercarse a Chile para dialogar, pero insiste en la retórica confrontacional que caracterizó al gobierno de Evo Morales.

  “Eso nos hace ver que no es una estrategia coherente que vaya a tener un resultado positivo (…).  Se está insistiendo con una retórica confrontacional, que se aplicó en el gobierno de Evo Morales y que no tuvo nada de bueno. Ha sido un discurso decepcionante, no se ha trabajado en el tema ni en una estrategia que vaya a tener éxito”, afirmó.

Álvaro del Pozo,   experto en temas internacionales,  señaló que el planteamiento de Arce no tiene nada de novedoso y que lo único rescatable es  la intención de un acercamiento, como un punto de inicio para la recuperación de confianza mutua.

“Retomar el acercamiento con Chile implicaría una estrategia de cara a estructurar puntos de coincidencia para ambos países que nos permitan visualizar en un mediano plazo el restablecimiento de las relaciones diplomáticas”, subrayó el especialista. 
 

La  hoja de ruta  

  • 1  Retomar el acercamiento bilateral con Chile y continuar con el diálogo y la negociación para identificar fórmulas de entendimiento entre pueblos hermanos para encontrar una solución concreta, útil, factible, y mutuamente beneficiosa al enclaustramiento de Bolivia.
  • 2  Promover negociaciones para mejorar las condiciones de libre tránsito, zonas francas y otros para disminuir los obstáculos al comercio que enfrentan nuestras exportaciones e importaciones en puertos chilenos. 
  • 3  Restablecer las instancias de cooperación bilateral con Chile, orientando nuestra acción diplomática hacia un clima de paz y de confianza mutua.
  • 4   Retomar negociaciones con Chile para precautelar los derechos de Bolivia frente a la privatización unilateral de los puertos chilenos.
  • 5   Priorizar el proyecto del corredor bioceánico, con el propósito de fortalecer la integración física de Bolivia con los países del Pacífico.
  • 6  Impulsar el proyecto de la Hidrovía Paraguay - Paraná, para efectivizar nuestro acceso al océano Atlántico, y seguir avanzando en el proyecto de la Hidrovía Ichilo - Mamoré - Amazonas.
  • 7  Promover la presencia de Bolivia en los puertos francos que fueron otorgados por los países vecinos, en particular en el puerto de Ilo (Perú), a fin de habilitarlo como una vía alternativa de comercio hacia el Pacífico.
  • 8  Aprovechar los derechos de explotación y las facilidades que nos brinda la Convención Nacional de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, como país sin salida al mar, mientras no se encuentre una solución definitiva a nuestro enclaustramiento.
  • 9  Fortalecer la diplomacia de los pueblos, buscando la hermandad, la complementariedad y la solidaridad entre los pueblos boliviano y chileno.
     

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

3
77