Carolina Ribera: «Esta es una lucha de todos; hoy es mi madre, mañana puede ser cualquiera»

La hija de la exmandataria habla de la detención y del estado de salud de su madre, y de lo difícil que es conseguir una autorización para llevarle algo tan simple como un reloj o lana para tejer.
domingo, 11 de abril de 2021 · 05:26

Mery Vaca/  La Paz

La vida de Carolina Ribera (de 30 años) dio un vuelco la madrugada del 13 de marzo, cuando  su madre, la expresidenta Jeanine Añez, fue detenida y trasladada desde Trinidad a La Paz. La joven esperó que amaneciera, tomó el primer vuelo y, junto a su hermano de 25 años, se instaló en la sede de Gobierno para asistir a su madre, que este martes cumple un mes tras las rejas.

El día que acudió a Página Siete para esta entrevista estaba con una prima. Y es que sus familiares se turnan para venir a La Paz a acompañarla para darle un poco de seguridad. Pese a eso, Carolina es víctima de hostigamiento, tal como sucedió el martes, minutos antes de la entrevista en un restaurante de Pollos Copacabana, donde, según cuenta, un grupo de militantes del MAS la agredió a gritos. Ella dice que no se cansará de luchar por la salud y la libertad de su madre, y no puede evitar las lágrimas frente a la situación.

¿Cómo está la salud de su madre?

Mi madre ahorita se encuentra mejor, un poco (más) estable. La semana pasada recién pudieron ingresar los médicos y también (ingresaron) para hacerle laboratorios. Entró el cardiólogo y gracias a Dios me dijo que ella no tenía ninguna secuela por su crisis de hipertensión, pero con la hipertensión no se sabe, puede tener altibajos. En el penal hay médicos generales, entonces él dejó su número porque ella no puede sufrir otra crisis hipertensiva, dejó un protocolo que el médico tiene que seguir. Además, está con una infección (estomacal) que ya está controlada. Los niveles de electrolitos están muy bajos,  había que hacer otros análisis, pero es muy complicado que nos autoricen algo en el penal, todo hay que pedir autorización a Régimen Penitenciario, nos cuesta muchísimo, tenemos que peregrinar, tenemos que estar esperando, pidiendo que por favor nos autoricen. Si ellos piensan que nos vamos a cansar, no lo vamos a hacer, mi prioridad es la salud y la vida de mi madre. Hoy (martes) no dejaron ingresar al laboratorio. El médico expresó que si los electrolitos siguen bajando, ella puede tener problemas cerebrales. Yo le dije al médico del penal que   si mi madre tiene alguna consecuencia con su salud, él va a ser el directo responsable.

¿Cómo ha evolucionado su estado de ánimo desde la detención hasta ahora? 

Yo no puedo hablar mucho con mi madre. Nos han autorizado la entrada para dejarle alimentos, máximo puedo estar cinco minutos, le informo un poco las cosas. Ella está con mejor temple, ella es una mujer valiente, fuerte, es muy creyente, la paz que nos da Dios es la fortaleza que tenemos. Ahorita está mejor, fueron días muy difíciles los que pasamos, yo como hija, verla a ella en ese estado (se quiebra).

¿Cómo transcurre un día de ella en el penal?

Nos cuesta que nos den autorización. Fue muy complicado que le podamos ingresar un reloj, están jugando con la mente de mi madre, porque ella hasta para tomar sus remedios tiene que saber qué hora es. Ahora ya tiene un reloj, nos costó mucho meterle lana para que pueda tejer; ahorita ella se distrae tejiendo, ha tejido seis portavasos y dos portaplatos. También desde el día de ayer (lunes) pude ingresarle un periódico para que lea, con eso se está manteniendo más informada. Además, o entran los abogados o entramos nosotros, ella prefiere vernos a nosotros porque le damos alivio, fortaleza.

¿En qué sección está ahora?

Ella ahorita se encuentra en enfermería, esperemos que ahí siga porque ella tiene que estar controlada, tiene una enfermedad de base. En enfermería está sola, donde le han adaptado como un cuarto. Le tienen que medir la presión por lo menos tres veces al día.

 

¿Qué piensa ella de las movilizaciones que se hicieron para pedir su liberación?

Yo le informo sobre algunas manifestaciones que se han realizado hasta ahora. Ella queda contenta porque sabe que está en el lado verdadero de la historia, que Bolivia la apoya. En una oportunidad me manifestó que está con la conciencia tranquila, está en paz porque sabe que hizo lo correcto, sabe que fue lo mejor para Bolivia; asumió una responsabilidad que a ella le tocó por el país, no fue algo que ella pidió, algo que ella eligió. Piensa que hizo lo correcto y como es una mujer de fe,  ella me dice que Dios nunca abandona a sus hijos, que podemos pasar pruebas difíciles, pero que como ella está con Dios, está con la verdad y que Dios la protege.

El presidente Arce dijo que Añez tiene todo en la cárcel, celular para tuitear, que los periodistas podían ingresar a entrevistarla. ¿Cuál es la verdad al respecto?

Mi madre no tiene un celular, no puede tuitear, ella no tiene internet, recién se le ha ingresado un reloj, recién podemos ingresarle un periódico. El presidente Luis Arce es un mitómano, porque está mintiendo, la realidad es otra. Ustedes intenten hacerle una entrevista para que se den cuenta que no tiene autorización. Mi hermano y yo somos los únicos que podemos ingresar a dejarle la comida.

Mi madre no tiene un celular, no puede tuitear, ella no tiene internet, recién se le ha ingresado un reloj, recién podemos ingresarle un periódico.

 

¿Todos los días le llevan la comida?

Sí, todos los días, ella tiene que tener un alimento liviano, estaba con dieta blanca, algo saludable, con poca sal.

¿Cómo se sintió al ver la fotografía trucada donde se la ve comiendo una hamburguesa?

Yo ese día estaba más preocupada por la salud de mi madre y no le di mucha importancia a la foto. Sé que ellos van a hacer cualquier cosa para hacer daño a mi madre, pero no lo conseguirán, porque sabemos que el pueblo boliviano está de su lado. Ellos saben las dificultades que estamos pasando como familia;  su detención ha sido ilegal, injusta, arbitraria, le han violado sus derechos como mujer, como expresidenta, han atentado contra su salud y su vida, y todo lo que están haciendo es muy injusto e ilegal, lo que están queriendo es hostigar a mi familia. Ahora (martes) estaba yo almorzando y entraron unos masistas a  Pollos Copacabana a gritarnos, nos agredieron con gritos. Si eso hacen en un lugar público, qué seguridad tengo yo o tiene mi hermano de que no nos hagan algo. No sabía que es un delito ir a comer a los pollos, ahora sabemos que sí. Ellos pueden hacer cualquier cosa, pueden atentar contra nosotros, pero si nos llega a pasar algo a mí o a mi hermano, responsabilizo al presidente Luis Arce, al Ministro de Gobierno y al Movimiento Al Socialismo.

¿Usted se trasladó a La Paz para acompañar a su mamá?

Sí, porque no voy a dejar sola a mi madre, es injusto, porque somos dos mujeres, mi padre falleció el año pasado (se quiebra otra vez). Si ellos piensan que me van a cansar y que yo no voy a luchar por la salud y la libertad de mi madre, no lo van a conseguir porque voy a seguir aquí firme

¿Cómo fue el día de su detención? La Policía dice que estaba huyendo y que estaba en la casa de un familiar.

Fue una aprehensión totalmente ilegal y abusiva porque mi madre no tenía una citación, la aprehendieron de forma directa. Yo estaba ahí, en la casa de nuestro familiar, que es en la esquina de donde vivimos nosotros, entraron más de 10 hombres de civil, casi tumban el portón, no se identificaron, no tenían uniforme, no tenían placa. A tanta insistencia de que me mostraran la orden (de detención), uno de ellos me dijo que la orden venía directa “de mi presidente Luis Arce”. Se la llevaron a mi madre al Comando de la Policía, después me llevaron a mí. Lo que no puedo comprender hasta ahora es que hayan hecho semejante operativo, que hayan llevado un avión Hércules lleno de policías, donde estaba el Ministro de Gobierno y el Comandante General de la Policía… La están utilizando a mi madre como un trofeo para demostrar todo su abuso. 

¿Cuál es la situación de su casa en este momento?

Sigue precintada, no podemos ingresar, todavía no nos dan respuesta para que pueda desprecintar el departamento. Nos vinimos con lo que teníamos puesto, yo me vine en el primer vuelo que pude conseguir.

¿Ni siquiera para sacar ropa?

Nada, mi madre se vino con lo que tenía puesto, le alcanzaron un saco al paso.

¿Cuál es la situación de sus primos, siguen procesados?

Ellos estuvieron aprehendidos y también a uno de ellos, que es un chico de 20 años, lo golpearon, lo torturaron,  los aprehendieron por más de 30 horas. Ahora tienen medidas sustitutivas, no pueden acercarse a mi madre. Ellos viven en Santa Cruz, pero deben ir a Trinidad cada mes a firmar un libro.

¿Qué esperaría la expresidenta de los partidos de la oposición, de las plataformas, de todo este movimiento que la llevó a ella a ser Presidenta?

Esta es una lucha de todos porque si le han vulnerado los derechos a una exmandataria, pueden vulnerar los derechos de todos, hoy puede ser mi madre, exministros, los policías, los militares, el día de mañana puede ser cualquiera.

Esta es una lucha de todos porque si le han vulnerado los derechos a una exmandataria, pueden vulnerar los derechos de todos, hoy puede ser mi madre, exministros, los policías, los militares, el día de mañana puede ser cualquiera.

 

¿Ustedes tienen esperanza en la acción de organismos internacionales?

Sí, yo tengo la esperanza y la fe que ellos hagan respetar los derechos de mi madre. Se han manifestado, han demostrado su preocupación, están siguiendo el proceso de mi madre, están en contacto conmigo, hemos presentado los documentos y las pruebas que nos han pedido. Hasta ahora se han hecho cuatro audiencias, en las cuatro nos han negado todo, y en una de ellas, cuando le dio una crisis hipertensiva en plena audiencia, el juez ordenó su traslado a la clínica;  sin embargo,  lo que hicieron a la una de la mañana fue mudarla al penal de Miraflores mintiéndole, porque le dijeron que iba a una clínica. Todo eso saben la CIDH, Naciones Unidas, y agradecerles también por su preocupación y toda la ayuda que nos brindan.

El Gobierno la acusa de haber cometido un golpe. ¿Qué puede decir al respecto?

Para el mundo ya está claro que lo que hubo en Bolivia no fue un golpe de Estado, sino un fraude electoral, que llevó a que millones de bolivianos salgan a las calles, eso hizo renunciar a Evo Morales;  posteriormente mi madre, Jeanine Añez, asumió la presidencia por sucesión constitucional y fue avalada por la comunidad internacional y también por el Tribunal Constitucional.

¿Qué puede decir de los hechos de Sacaba y Senkata, donde murieron personas?

Los abogados me han informado que tiene cuatro procesos aparte de juicios de responsabilidades. Lo que yo no entiendo por qué ahorita la están procesando por la vía ordinaria, como cualquier persona común y la han aprehendido, pero le están haciendo cuatro juicios de responsabilidades como expresidenta, entonces no hay lógica en estas cosas. Sobre Senkata y Sacaba, mi madre nunca haría algo como ellos manifiestan, como el caso que ellos arman; mi madre es una persona correcta, decente,  ella sería incapaz de hacerle daño a alguien, peor de ordenar a alguien que haga daño.

¿No cree que hay una venganza del gobierno de Luis Arce frente a lo que hizo el gobierno de su madre, por ejemplo, de parte de Arturo Murillo, que igual armó procesos, enjuició a mucha gente del MAS, muchos ministros han tenido que fugar?

A mí lo que me parece es que están abusando de una mujer sola, que sólo tiene a sus hijos. Mi madre es la víctima, mi madre no tiene responsabilidad, no ha hecho mal alguno, lo único que ha hecho ella es asumir lo que decía la CPE en un vacío de poder.  

El Gobierno dice que Añez hizo un golpe de Estado. ¿Qué estaba haciendo Añez en Beni antes de su asunción a la presidencia?

Ella era senadora y le tocaba su semana regional, y justo el día antes (de la renuncia) tenía un vuelo a Trinidad y eso lo hemos presentado como prueba. O sea que ella no estaba en La Paz el momento que renunció Evo Morales, todos estábamos en los 21 días, ella acompañaba la lucha de los 21 días.

¿Pero ella no participó en las reuniones de la “U” Católica, donde supuestamente se tramó el golpe?

Ella no participó, no estaba presente, ella llegó cuando fue llamada porque le tocaba, todos habían renunciado, nadie se animó a asumir la presidencia en un momento en que el país estaba al borde de una guerra civil. Todos renunciaron, y mi madre fue la única que asumió esa responsabilidad y pacificó el país. 

¿No cree que fue un error asumir esa responsabilidad?

En esos momentos uno hace lo que cree que es lo mejor y lo correcto. No pienso que fuera un error, pienso que estamos en el lado correcto de la historia, y siempre la verdad sale a la luz y mi madre va a salir libre.

No pienso que fuera un error, pienso que estamos en el lado correcto de la historia, y siempre la verdad sale a la luz y mi madre va a salir libre.

 

¿Ella no pensó en ningún momento salir del país en la previsión de que esto pudiera pasar?

Ella no pensó en eso porque ella siempre hizo las cosas correctas. Nunca vio la necesidad de salirse porque nunca hizo nada malo.

Como familia,  ¿dirían que ha tomado el camino correcto?

Si ella se animó a asumir una responsabilidad que nadie se animó, que todos renunciaron y huyeron, creo que es Dios el que la puso en este camino y él la va a sacar.

Usted en una ocasión dijo que se dedicaría a la política;  luego de ver cómo están las cosas, ¿se ratifica en esta decisión?

Pienso que hacer política en mi vida es ayudar a los demás, buscar el bien común como ciudadana. Y más bien hacer otro tipo de política, no cometiendo estos abusos.

 

 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

40
20