De pugnas internas al dedazo: al menos ocho factores provocaron revés al MAS

Analistas políticos también identifican que las señales de “autoritarismo” del Gobierno y el surgimiento de fuerzas en el mismo espectro ideológico que ocupa el MAS contribuyeron a su derrota.
domingo, 18 de abril de 2021 · 05:22

Yolanda Mamani Cayo  / La Paz 

La lucha interna de poder dentro del Movimiento Al Socialismo (MAS), el denominado “dedazo” y  las señales de “autoritarismo” del Gobierno  figuran entre los ocho factores que analistas  políticos detectan   como causantes del revés que sufrió el partido azul en los comicios recientes.

Los  especialistas   en lectura política Franklin Pareja, Sonia Montaño, José María Paz y Omar Aguilar, exsenador y disidente del partido azul,   identifican   las mencionadas causas.

El primer factor es la lucha de poder dentro del MAS, entre una “corriente emergente” y el “bloque histórico”, encabezado por el expresidente Evo Morales. El segundo factor es  el protagonismo de Morales en la campaña, que no sumó lo que se esperaba, puesto que se detecta   cansancio del electorado hacia el   “liderazgo mesiánico” que se construyó en el partido azul en torno a  su figura. 

El tercer factor identificado  es el llamado “dedazo” de la cúpula del MAS, que descartó a postulantes que habían recibido el respaldo de sectores sociales.   

El cuarto factor son las señales de “autoritarismo” que da el Gobierno, contrario a su discurso inicial, lo que, según los expertos consultados, generó desaliento en el electorado.

El quinto factor está en torno al elemento discursivo. Por un lado, se  señala la “retórica” del presidente Luis Arce, que, en  Tarija, antes del balotaje, dijo que enviaron  vacunas para el pueblo y no para la oligarquía. Por otro lado, se señala el eje discursivo que asumió  Morales respecto  a votar por  postulantes con los que el Ejecutivo pueda coordinar.  

El sexto factor es la cantidad de opciones que tuvo el elector para elegir, debido a que  las características de las subnacionales posibilitan   que  se hagan visibles líderes locales.

El séptimo factor identificado es que en estos comicios hubo el surgimiento de candidatos de otros frentes, pero enmarcados en una  senda ideológica similar a la  del MAS, lo que le dio al electorado de esa tendencia más opciones.

El octavo factor que se detectó  es que el gobierno del MAS no mostró aún a la población soluciones efectivas contra la crisis sanitaria y  económica.

En ese contexto, el analista Franklin Pareja, añade: “El contexto internacional ya no ve con buenos ojos ni a Morales ni al MAS, la situación económica no es la misma. Estamos en una situación de vulnerabilidad, lo que avizora decisiones impopulares en el corto plazo,  que pueden poner en una situación más difícil al Gobierno y una insatisfacción popular en ascenso”.

En esa línea, detecta una paradoja entre Arce y  Morales. “Tenemos una paradoja entre un expresidente (Evo Morales), que no asimila su condición de expresidente, y un presidente (Luis Arce) que no termina de asumir su condición de presidente, y genera incertidumbre en el país con la pregunta obligada: ¿Quién manda en Bolivia?”, cuestionó.

La “imposición de candidatos” y la falta de estrategia política en las plazas electorales departamentales y municipales fueron los factores primordiales para la derrota del MAS en las subnacionales, indicó Omar Aguilar, analista y exsenador del MAS. A los elementos citados, suma  la gestión contra las crisis sanitaria y económica.

“El nivel central del Estado no ha despegado como debiera. La gente esperaba más en el tema de la administración de vacunas, todavía no llegan las vacunas en los porcentajes necesarios. Todavía no hay la reactivación económica, eso sumado a un error de tiempo en contra de Jeanine Añez y otras exautoridades, por supuesto que también han afectado los resultados electorales”, sostiene Aguilar.

Más allá del resultado negativo para la organización política en su conjunto, el resultado del balotaje es “una derrota para la cúpula del MAS, en particular para Evo Morales”, afirma la socióloga Sonia Montaño, quien detecta que   el  cansancio del electorado jugó un papel relevante en el revés ,  porque el partido azul   sólo se dedicó a mostrar un “liderazgo mesiánico” en la figura del expresidente.

“El principal factor es la derrota de esta figura mesiánica y que vale la pena comparar con el ámbito internacional, donde Correa decía ‘Es que a mí no me han dejado ir a Ecuador;  si hubiera ido, hubiera sido distinto’. En el caso de Bolivia, Evo vino y fue peor”, expresa  Montaño. (En Ecuador, el 11 de abril, perdió en  balotaje el candidato correísta). 

Montaño  subraya  la postura que asumieron   líderes  del   partido azul , como es el caso de Segundina Flores, exejecutiva de las Bartolinas, quien exigió evaluar por los resultados a la cúpula del MAS   e incluso a Morales. “Se están escuchando voces, cosa que no se escuchaba en el pasado”, indica. 

Para el analista político José María Paz, los factores que más incidieron para la derrota del partido azul fueron la fragmentación del instrumento político, una mayor competencia de  otros frentes, el denominado “dedazo” y los dichos de autoridades y líderes de ese partido.

“Se ha notado mayor división, fragmentación y mayor competencia de otras fuerzas políticas que han participado a nivel municipal y departamental, y si a esto se suma la fragmentación interna del partido y algunas malas decisiones,  como la imposición de candidatos por parte de Evo Morales, es lo que ha ocasionado finalmente que el MAS no pueda ganar el balotaje en los cuatro departamentos”, sostuvo Paz.

El MAS, que se impuso en las elecciones nacionales del 18 de octubre de 2020 con más del 55%, en las subnacionales de este año, no logró el objetivo que trazó  Morales, como jefe de campaña: ganar  siete de las nueve gobernaciones  (y 300 municipios). El partido azul logró triunfar en las gobernaciones de Potosí, Cochabamba y Oruro. En cambio, en el resto  ganaron fuerzas contrarias al partido oficialista. 
 

Sonia Montaño: El culto a Morales es el principal fracaso

Hubo todo un culto a la personalidad y la construcción de un liderazgo realmente orientado a hacer de Evo Morales una figura infalible y ése es el principal fracaso de esas elecciones para el MAS.

También es claro que hay una pugna interna en el MAS, eso muestra la declaración de Segundina Flores, que es destacada en el MAS. Esas señales en especial entre las mujeres del MAS, se están escuchando voces,   cosa que no se escuchaba en el pasado. El MAS ha construido un relato del vivir bien y el proceso de cambio,  que ha sido útil como una narrativa para simbolizar el cambio. En parte lo llevaron a cabo y en parte lo  desvirtuaron,  pero el MAS ya se ha convertido en una especie de Estado-partido cuya vigencia depende de su capacidad de dar respuesta a las demandas de poder.

Es muy frágil el papel de cohesión que puede tener la ideología del MAS y la crisis vendrá cuando por la situación económica ya no sean capaces de otorgar las prebendas que en el pasado sirvieron La cúpula donde están Quintanas y Lineras  además de la cúpula del poder tienen que mantenerse juntos, porque si no, van a tener que rendir cuentas de lo que han hecho.

 

  Omar Aguilar: En muchos casos, Morales, perjudica

Evo Morales debe hacer una autocrítica. Evo Morales ya no tiene la imagen, la fuerza que tenía en 2005,  cuando ganó las elecciones,  en 2009 para la Asamblea Constituyente,  cuando él solito hace campaña para todos los asambleístas constituyentes, en 2014 lo mismo. 

Evo Morales  ahora cree tener la misma fuerza,  pero en muchos casos perjudica.

El MAS, por primera vez,  hará una evaluación profunda, (cuando estábamos adentro en el MAS) nosotros siempre decíamos cuando algún dirigente del MAS cometía errores en la campaña que íbamos a evaluar, pero el triunfo nos enceguecía y no se hacían ese tipo de evaluaciones.

Hoy,  el MAS pierde en las gobernaciones y tiene que hacer una evaluación,  pero más allá de eso algunos dirigentes ya están haciendo críticas hacia Evo Morales y dirigentes departamentales que les están pasando la factura por los errores que se han cometido en la campaña, por la elección de candidatos.

Hay que ver en la evaluación del MAS si es que ratifican a Evo Morales como presidente del MAS o definitivamente logran cambiar toda la dirección del Movimiento Al Socialismo. Estos resultados van a afectar.

 

Franklin Pareja: El radicalismo impera en el MAS


En el MAS   no existen los dialogantes, los democráticos o radicales. Todos son radicales, todos.  Lo que sucede es que el bloque histórico es el que está desplazado del eje del poder actualmente, y trabaja para retornar y tener nuevamente supremacía y control de todo el aparato de todo el Estado.

Y los otros sectores que también son radicales están pugnando espacios de poder y están empezando a reclamar también liderazgo. Es decir, lo que quieren es desplazar al bloque histórico,  que no permite la emergencia de nuevos actores al interior del MAS y entonces tienen divergencias de criterios,  pero tienen lucha por el poder y por intereses

Así que no es eso de que hay los dialogantes, los  democráticos y del otro lado, los radicales como todos dicen a coro, para mí no hay eso. Los del MAS son todos radicales porque es su esencia, su génesis. Es una fuerza política que se ha creado de las luchas sociales. Eso no les hace ni buenos ni malos.

 El hecho que sean radicales no significa que es bueno o es malo, simplemente es una forma en la cual esa fuerza política ha creado su base social. Ellos son de origen radical y entienden y funcionan en las luchas y en la radicalidad.

 

José María Paz: Se vislumbra cierta división dentro del MAS

Se vislumbra cierta división dentro del MAS, probablemente si las oposiciones que hay en Bolivia siguen actuando como hasta ahora,  con bastante ineficiencia y no hay una reconstrucción de los partidos políticos para que puedan enfrentar al MAS. Lo que vamos a ver en el futuro son  fuerzas divididas del MAS enfrentándose entre sí, probablemente con otros nombres, pero vamos a ver a  un grupo de masistas contra un grupo de masistas enfrentados por los cargos más importantes del país. Creo que eso puede ocurrir a futuro. 

En cuanto a Evo Morales, él es un ser político. Seguramente tiene sus ambiciones y sus intereses a futuro y no creo que sea tan fácil que se retire o dé un paso al costado. No deja de ser un líder importante para la  gente del MAS,  pero habrá que ver qué decisiones son las que se toman de forma interna y va a ser el tiempo el que diga si su rol vuelve a ser protagónico o por el contrario resulta perjudicial para los intereses del MAS.

Siempre hubo una estrategia del MAS de polarizar y de confrontar dos bandos y no es lo más positivo porque estamos viviendo una crisis económica y de salud, y utilizar esta estrategia no va a servir durante mucho tiempo para tapar este tipo de problemas.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

37
2