SIP demanda al Gobierno «contribuir a evitar» campañas de descrédito contra periodistas

miércoles, 21 de abril de 2021 · 19:41

Juan Carlos Véliz / La Paz

La Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP), en su reunión de medio año realizado desde el 20 hasta el 23 de abril, exhortó al gobierno de Luis Arce Catacora a la protección del trabajo de los periodistas y que contribuya para evitar "campañas de descrédito" contra los trabajadores de la información.

"Exhortar al gobierno a la preservación y defensa de los principios constitucionales que protegen el trabajo de periodistas, editores y directores de medios de información, y pide contribuir a evitar campañas de descrédito y estigmatización del trabajo informativo" señala una de las resoluciones del encuentro.

Periodistas independientes en Bolivia son víctimas de una campaña de desprestigio en las redes sociales impulsada desde cuentas falsas y funcionales al gobierno de Arce Catacora en el intento de instalar la narrativa de que en octubre y noviembre de 2019 hubo un "golpe de Estado" que derrocó al entonces presidente Evo Morales. No obstante, la relación de hechos da cuenta de que el Mandatario de entonces renunció a su cargo presionado por movilizaciones ciudadanas en contra del fraude electoral que lo favoreció en las elecciones del 20 de octubre.

Los ataques no sólo quedan ahí sino también son replicadas por medios del Estado y autoridades leales a Morales, quien aún tiene un fuerte peso en el gobierno de Arce.

Sobre el tema, la SIP considera que "la campaña gubernamental para demostrar que la renuncia del expresidente Evo Morales se debió a un golpe de Estado, ha incrementado la violencia contra periodistas" y que "los ataques contra periodistas provienen desde medios del Estado y personas afines al gobierno, a través de cuentas anónimas en redes sociales".

También puede leer: Inician campaña de desprestigio contra periodistas independientes

Recientemente, periodistas de varios medios de comunicación fueron víctimas de violencia durante coberturas como del conflicto entre los productores de coca, asociados a Adepcoca, y los productores del arbusto afines al partido de gobierno. Ante estas acciones hubo una acción pasiva de autoridades como la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público.

Así también se lee en el Informe ante la Reunión de Medio Año. "Rasgos de preocupante violencia en agresiones a periodistas y actitud pasiva de autoridades encargadas de preservar la justicia y el respeto a la libertad de prensa marcan este periodo" señala por lo que solicita al Defensor del Pueblo y a la Fiscalía "actuar en cumplimiento de sus funciones y abrir investigaciones dirigidas a identificar a funcionarios y personas responsables de ataques violentos contra reporteros que realizan la cobertura informativa de conflictos".

 

Informe ante la Reunión de Medio Año (Documento íntegro)

20-23 de abril, 2021

Rasgos de preocupante violencia en agresiones a periodistas y actitud pasiva de autoridades encargadas de preservar la justicia y el respeto a la libertad de prensa marcan este periodo.

El gobierno estuvo enfocado en instalar una campaña orientada a mostrar que en el país hubo un golpe de Estado, durante los días de rebeldía popular que rechazó el fraude en las elecciones generales de octubre de 2019, y terminó con la renuncia del presidente Evo Morales.

Los periodistas y medios independientes que reeditaron y documentaron los incidentes registrados entre octubre y noviembre, sufren ataques verbales y hostigamiento a través de medios estatales y de medios afines al gobierno, descalificando su trabajo periodístico que cumple el rigor profesional.

También son atacados por seguidores del partido gobernante a través de cuentas anónimas en redes sociales y desde las que se lanzan acusaciones sin fundamento.

En medio de la pandemia, la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) que agrupa a diarios, pidió respetar el derecho a la información con medidas de bioseguridad. Abogó por la salud de los periodistas, personal de centros hospitalarios y de la seguridad pública.

Un conflicto entre productores de la hoja de coca de la zona de los Yungas del departamento de La Paz, derivó en hechos de violencia y afectó a reporteros de radio y televisión.

El 7 de enero de 2021, equipos de prensa de canales de televisión que cubrían los enfrentamientos entre dos bandos, fueron atacados con explosiones de dinamita, aunque no se reportaron daños personales.

Otro reportero, Franklin Guzmán, de radioemisoras de los Yungas, fue detenido el 30 de marzo por conductores de transporte de pasajeros, atado a un palo y despojado de su teléfono móvil.

El 5 de abril el periodista Cristian David Canacana denunció que un policía antimotines le disparó al rostro un proyectil de gas lacrimógeno que le provocó una herida en el labio superior. El hecho se registró en medio de protestas de los productores de hojas de coca. El gobierno no emitió ningún pronunciamiento frente a estas denuncias.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

11
1