Perfil: Chuquimia, activa en redes y observada por su supuesta afinidad política

La vocal retorna a la Sala Plena del TSE luego de seis años. Formó parte del ente electoral entre 2011 y 2015, cuando el órgano electoral fue criticado y calificado como afín al MAS.
viernes, 30 de abril de 2021 · 11:04

Página Siete Digital

La mañana de este viernes, Dina Chuquimia Alvarado fue posesionada como vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), en reemplazo de Salvador Romero, quien presentó su renuncia el miércoles.

El cargo que ahora ocupa Chuquimia no le resulta nuevo, ya que formó parte de la Sala Plena del ente electoral desde 2011 hasta 2015, junto a los vocales Wilma Velasaco, Wilfredo Ovando, Marco Ayala, Irineo Ramírez, Ramiro Paredes y Fanny Rivas.

Esa Sala Plena fue cuestionada y calificada por la entonces oposición al Gobierno, por ser afín al Movimiento Al Socialismo (MAS).

Chuquimia renunció en 2015, luego de las elecciones subnacionales de ese año. Por entonces también renunciaron los exvocales Velasco, Paredes y Ovando, y dejaron al TSE sólo con tres vocales y sin el quórum necesario para continuar en funciones.

También puede leer: Arce designa a Dina Chuquimia para volver al TSE en reemplazo de Romero

La ahora vocal entrante al TSE se vio envuelta en polémicas en reiteradas ocasiones, al igual que algunos de sus colegas del ente electoral.

Una de las más recordadas fue cuando en su cuenta de Twitter compartió un anuncio de campaña en favor de Guillermo Mendoza, candidato a la Alcaldía de La Paz por el MAS en 2015.

En su defensa, Chuquimia —aún como vocal— argumentó que su cuenta en esa red social había sido hackeada.

Otro caso fue cuando Rafael Linder Gómez presentó en 2013 una denuncia contra la vocal por supuesto favorecimiento en la licitación de una empresa que suministró afiches y volantes al TSE en 2011.

Otro momento fue cuando difundió un video del vocal Ramiro Paredes mientras bailaba en una fiesta con militantes del MAS.

Twitter

La cuenta de Chuquimia en Twitter incluye contenido que puede ser calificado como el de un simpatizante del oficialismo, y crítico del gobierno transitorio.

“Sería bueno saber quiénes estuvieron en la lista negra del exministro (Arturo) Murillo”, publicó en diciembre de 2020, cuando se reveló una suppuesta “lista negra” de 592 personas cuyos archivos fueron solicitados por el exministro de Gobierno al Segip.

“Ella @EvaCopa_Bol asumió la militancia en la agrupación que la lleva de candidata. No habrá necesidad de expulsarla (del MAS), se fue voluntariamente”, tuiteó a finales del pasado año, luego de haber compartido una publicación de El Día, de Santa Cruz, de una noticia en la cual un parlamentario oficialista exigía la expulsión de la alcaldesa electa de El Alto, tras presentar su candidatura por Jallalla La Paz.

“Ahora resulta que (para Luis Fernando Camacho) habrá ‘tratamiento diferente’, y lo de  ‘¿todos somos iguales ante la ley?’. Eso se llama discriminación en relación a los otros involucrados en el caso (golpe de Estado)”, compartió en referencia a cuando el ministro de Justicia, Iván Lima, precisó que el exlíder cívico merece un “tratamiento diferente” a otras personas acusadas por la supuesta comisión de delitos de sedición, terrorismo y conspiración, por el caso presentado ante la justicia por la exparlamentaria del MAS, Lidia Patty.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

1
32