Óscar Coca y sus siete altos cargos en 2 gobiernos del MAS

Fue dos veces ministro de Obras Públicas, gerente de Entel y estuvo a cargo de los ministerios de Hidrocarburos y Presidencia durante la gestión de Morales.
domingo, 23 de mayo de 2021 · 05:04

Daniela Romero L.  / La Paz

El pasado 22 de abril, Óscar Coca Antezana asumió el cargo de presidente del directorio de la empresa pública Transporte Aéreo Militar (TAM), mediante la Resolución Ministerial 0205. De esta forma, el exministro ocupa el séptimo alto cargo en dos gobiernos del Movimiento Al Socialismo (MAS). Al menos cuatro denuncias en su contra se conocieron desde 2016.

“El señor ministro de Defensa, en uso de las atribuciones conferidas por Decreto Supremo 29694 (…) resuelve: delegar al Lic. Óscar Coca Antezana –coordinador de despacho del Ministerio de Defensa-, como presidente del directorio de la empresa pública Transporte Aéreo Militar (TAM)…”, señala la resolución ministerial.

Este es el actual cargo que asume. El 1 de marzo de este año, a través de la Resolución Ministerial 0097, Novillo designó a Coca representante ante la Corporación del Seguro Social Militar (Cossmil). Pero un poco antes (no se tiene la fecha precisa) Coca fue nombrado por el mismo ministro de Defensa como asesor de despacho de su cartera de gobierno. 

Estos tres recientes cargos  los asumió en el gobierno de Luis Arce Catacora, del MAS, que tomó el mando del poder en noviembre de 2020.

El analista y militar en retiro Jorge Santistevan afirmó que en ninguna institución del Estado hay un ítem para asesor de despacho. “Hay asesor legal, asesor de logística, en el caso del Ministerio de Defensa, pero un asesor de despacho, no. Asimismo, el señor Coca no es asegurado de Cossmil, no tiene experiencia en este ámbito de las FFAA para ser representante ante esta instancia. Todo forma parte de la influencia que tiene gracias a su cercanía con el MAS, con Evo Morales”, argumentó.

Los cargos en la era de Evo 

 Óscar Coca tuvo desde siempre la confianza de Evo Morales, fue unos de sus estrechos colaboradores desde 2006, cuando comenzó su primer mandato. 

El 23 de enero de 2008,  Morales  posesionó a Coca en el cargo de ministro de Obras Públicas, Servicios y Viviendas, puesto que ocupó hasta el 23 de  enero de 2009. Desde esa fecha pasó a ser ministro de Energía e Hidrocarburos durante un año.

El 23 de enero de 2010 el entonces presidente Evo Morales  lo posesionó como ministro de la Presidencia de Bolivia. En esa cartera estuvo más de un año y medio. Renunció “por motivos de salud”.

No obstante, el 31 de mayo de 2012 Óscar Coca fue posesionado como presidente del directorio de la empresa nacionalizada Entel y poco después (2013) fue gerente general de la empresa de telecomunicaciones. Ese fue el cargo en el que más tiempo estuvo y también cuando le interpusieron diferentes denuncias por corrupción, daño económico al Estado, etc. 

En diciembre de 2019, el Ministerio Público admitió una demanda penal contra Coca por los delitos de uso indebido de influencias y daño económico por 1.700 millones de bolivianos cuando era gerente de Entel (ver recuardo).

En enero de 2020 la defensa de  Coca denunció irregulares en el proceso contra su cliente y califica de ilegal la orden de aprehensión emitida por la Fiscalía.

 Poco después, Coca dijo, mediante su  abogado, que el proceso penal en su contra no tenía razón de ser puesto que Entel era una empresa privada y no pública,  por lo que no está alcanzada por la Ley 004 Marcelo Quiroga Santa Cruz, según una nota publicada esas fechas por Erbol. Pidió a la Fiscalía que rechace la denuncia interpuesta.

Finalmente, el 23 de enero de 2019,  Coca volvió otra vez al gabinete de ministros de Morales, cuando él lo designó nuevamente  ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda. Coca dejó el cargo luego de  la renuncia de Evo Morales Ayma, el 10 de noviembre de 2019, durante la crisis política y social que se vivió en el país por las elecciones nacionales fallidas de ese año. El exgerente de Entel estuvo en Argentina en calidad de refugiado.

Desde 2008 Coca es una “pieza clave” de los gobiernos del MAS y actualmente ocupa un alto cargo en el TAM, institución que pasó por una serie de trámites y fue sometida a varias investigaciones por hechos de corrupción. Este medio intentó conocer su versión, pero no tuvo éxito.

“Es una empresa del Estado, es una empresa estratégica y que nos puede ayudar económicamente. Pero se tiene que hacer cargo una persona que reúna las condiciones y la experiencia técnica suficiente. En este caso no hay. El nombramiento es incongruente, el MAS acostumbra a colocar en puestos técnicos y estratégicos a personas con estrecho vínculo político. Eso significa que es producto del dedazo”, afirmó Santistevan.
 

Allanamientos en 2020

La  Policía y la Fiscalía  allanaron tres viviendas de Óscar Coca en enero de 2020, durante el gobierno de Jeanine Añez,  a raíz de las denuncias penales abiertas. Los operativos se realizaron uno  en Cochabamba y dos en La Paz.

Autoridades del anterior gobierno dijeron que las propiedades estaban “desmanteladas”. En el caso de la propiedad ubicada en la zona  Sarcobamba, de Cochabamba,  se presentó el cuñado de Coca y permitió la requisa. 

En  La Paz  se llegó a un departamento ubicado  cerca de la plaza Abaroa, de la zona Sopocachi, y en otra casa en la zona de Miraflores.

Las cuatro denuncias

1 En diciembre de 2019, la Fiscalía admitió una demanda contra Coca por uso indebido de influencias y otros referido a daño económico de Bs 1.700 millones en su gestión como gerente de Entel.

El exgerente de Entel manifestó que el Ministerio Público no podía dar curso a la demanda porque Entel es una empresa privada y no pública.

En septiembre de 2020, la Fiscalía de Santa Cruz admitió la denuncia  contra Coca por  delitos del empresario francés David Cabessa, quien lo denunció en 2016 por  anular una licitación que su empresa había ganado para  provisión de módems a Entel.

En 2017, Coca se querelló contra Cabessa por los  delitos de difamación, calumnia y propalación de ofensas por haber denunciado las irregularidades durante su presidencia en la empresa Entel.

En agosto de 2017, el exdirigente sindical de Entel Franz Siles acusó a Óscar Coca de desatar una “persecución y acoso laboral” contra la dirigencia después de denunciar tráfico de influencias.

Desde Entel, cuatro días después, se informó que Siles enfrentaba dos procesos por la desaparición y clonación de tarjetas telefónicas por más de 20 millones de bolivianos.

En septiembre de 2017, el entonces diputado Wilson Santamaría (UD) reveló  un informe de la subgerente de Ética y Transparencia de Entel sobre “irregularidades” en la adjudicación de cable de fibra óptica.

Luego de estas denuncias y otras que surgieron ese año, la gerencia de Entel separó de sus cargos a las entonces subgerentes de Adquisiciones y Transparencia.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

7
63