Nazacara y Huachacalla: el MAS ganó con 100% por voto comunal y oposición nula

Página Siete viajó a Nazacara de Pacajes y Huachacalla, dos de los 19 municipios donde el MAS ganó con el 100%. Los usos y costumbres, y el amedrentamiento a la oposición son las principales causas.
lunes, 31 de mayo de 2021 · 05:28

Jorge H. Quispe C.   / La Paz

La imposición comunal -a través de reuniones previas en las que  los usos y costumbres  definen por quién  votará el pueblo-, el temor  a inscribir candidatos que no sean oficialistas y la ausencia de la oposición política conformaron el terreno  para que en las elecciones subnacionales el MAS ganara con el 100% de votos en los municipios de  Nazacara de Pacajes en La Paz y Huachacalla, en Oruro.

Según los resultados oficiales de los comicios  del 7 de marzo pasado, el  Movimiento Al Socialismo  obtuvo  el 100% de votos en 19 municipios del país. Las regiones “azules” son:  Vacas, Arque, Cocapata, Morochata, Bolívar, Sicaya, Pocona, Pojo, Villa Tunari y Alalay en Cochabamba; Nazacara de Pacajes en La Paz; Huachacalla, Yunguyo Litoral, Carangas, Todos Santos y La Rivera en Oruro; y  San Pedro de Macha, San Agustín y Urmiri en Potosí.

Huachacalla,  municipio de Oruro, tiene una población de 1.067 habitantes.
Foto:Jorge Quispe / Página Siete

 Para identificar  las causas de esa votación contundente, Página Siete investigó la situación de dos municipios “muestra”. Las regiones elegidas para el estudio in situ fueron: Nazacara de Pacajes, a 107 kilómetros de La Paz, y Huachacalla, en Oruro, a 391 kilómetros de la sede de Gobierno.

Nazacara de Pacajes en La Paz

Nazacara de Pacajes es uno de los municipios más pequeños de La Paz. Forma parte de la provincia Pacajes y se encuentra en la  carretera hacia Chile. Allí, el alcalde electo del MAS, Domingo Buitre Mujica, que antes era dirigente originario, ganó  con 191 votos sobre  un total de 261 sufragios emitidos:  27 votos fueron blancos y 43 nulos.

La ficha del Tribunal Supremo Electoral (TSE) indica que sólo el MAS  presentó candidato para la silla edil de   Nazacara. El alcalde Buitre atribuye la aplastante victoria a que ese municipio “siempre estuvo con el instrumento (el partido  azul) y de esa manera sacó ese porcentaje”.

La propaganda  de opositores que no se presentaron.

Consultado sobre qué pasó con la oposición, Buitre responde: “No se animaron (a presentarse), sólo el MAS se presentó y la población nos eligió”. El nuevo burgomaestre descarta que se haya atemorizado a eventuales candidatos de la oposición.

El  gobernador de La Paz, Santos Quispe, no opina lo mismo. “El MAS no permitió que el partido Jallalla participe (en Nazacara de Pacajes)”, dijo a Página Siete.

La plaza principal de Nazacara de Pacajes aún sigue empapelada con propaganda a favor de Buitre, pero en uno de sus muros se lee: “Comunidad Ciudadana Mateo Laura Gobernador”. Aquello hace suponer que CC intentó al menos presentar su postulante para alcalde para esa región del altiplano paceño, pero el excandidato Laura lo descarta.

“Esa propaganda de Laura Gobernador la pusieron nuestros asambleístas, yo no fui a Nazacara de Pacajes. Comunidad Ciudadana sólo inscribió candidatos en 15 (de 87) municipios de La Paz”, confirma Laura.

El exprefecto paceño añade  que en algunos municipios como Nazacara de Pacajes “existe el temor de que si alguien de la oposición entra,  va a escarbar el manejo de otra  gestión. En otras palabras,  no quieren fiscalización, por eso el voto se define en cabildos dirigidos por autoridades originarias afines al MAS”, puntualiza. El 26 de abril, la entonces presidenta del Concejo Municipal Feliza León denunció  ante la Fiscalía a la  alcaldesa de Nazacara, Encarnación Vila Limachi, por conducta antieconómica.

Máxima Zavala, vecina del pueblo, indica que la lealtad al  MAS se debe al trabajo que ese partido hizo durante 14 años, con varios proyectos para ese municipio. Otros, como el poblador Ceferino Laura, recuerdan que en la segunda vuelta para elegir gobernador de La Paz, Jallalla estuvo a punto de derrotar al MAS.

Los datos oficiales del TSE, sobre el balotaje para elegir gobernador, indican que  en Nazacara de Pacajes   Franklin Flores (MAS) se impuso  con 120 votos sobre  Santos Quispe (Jallalla) que obtuvo   116 votos. La diferencia sólo fue de cuatro sufragios.

 “En la población hubo resentimiento contra la actitud dictatorial y dedocrática del MAS que ha borrado a los actores del proceso de cambio”, indica Laura. 

Oligario Juchani, otro vecino de Nazacara de Pacajes, atribuye la ausencia de la oposición al amedrentamiento.  “La gente no se anima, por eso gana el MAS, la gente no está acostumbrada a otro partido y tiene  miedo”. ¿Por qué tienen miedo? “Es que molestan los dirigentes originarios pues... rápido se molestan y te dicen: ‘Vos eres de la derecha’”, grafica Juchani.

Huachacalla en Oruro

Huachacalla se encuentra en Oruro, sobre  la carretera internacional hacia Chile. Su población sólo llega a 1.067 habitantes y la superficie territorial es de  32 kilómetros cuadrados. 

El 7 de marzo, el candidato del MAS, Iván Rodríguez, ganó la elección para alcalde con el 100% de votos: 218. No se registró ni un sufragio   para el candidato de Bolivia Somos Todos (BST). Hubo 52  blancos y 19 nulos para un total de  289 votos emitidos. 

Los ciudadanos habilitados eran 756, por lo que menos de la mitad de la población participó en la votación subnacional.

En Huachacalla se rigen por los usos y costumbres. Si bien se reconoce al acto eleccionario del TSE, los cargos de autoridades rotan entre los cuatro ayllus.

“Aquí no habido un delegado del MAS que haya impuesto un nombre para candidato o que haya venido otro partido para imponer su candidato. Nosotros nos manejamos por usos y costumbres. El futuro alcalde antes debe haber prestado el servicio al pueblo como dirigente del comité cívico, pasante, cargo religioso o como autoridad originaria. Eso vale más que cualquier cosa”, indica Rodríguez. 

El burgomaestre da cuenta de que “no hubo discusión a la hora de elegir, porque todo se decide por usos y costumbres. En asamblea ya se define a qué ayllu le toca (el cargo de alcalde)”.

Víctor Portillo, dirigente originario de Huachacalla, reafirma que las decisiones  se toman por “usos y costumbres” o voto comunal. “Ésta es la verdadera democracia, porque todos comienzan como awatiris (cargo menor) y  con el tiempo  tienen derecho a un cargo de alcalde o concejal, pero antes deben haber servido al  pueblo”. 

 

La corregidora Rossy Choque recuerda que Rodríguez fue dirigente del comité cívico y que ahora ejercerá como alcalde por dos años y medio. Luego le tocará asumir  el cargo a Benjamín Condori, del ayllu Payrumani.

Juan Capuma, corregidor de Huachacalla, ratifica que ningún otro frente de la oposición se presentó para las subnacionales. “El MAS es la única opción y el pueblo confía en el proceso de cambio y también nos llevamos por usos y costumbres”.

Grover Felipes Flores, otro dirigente originario, considera que si existiera un candidato de la oposición, la unidad del pueblo estaría en riesgo. “No queremos pasar lo que viven otros municipios (donde hay oposición);  no queremos eso, los usos y costumbres garantizan la democracia”. 

En la plaza principal de Huachacalla algunas casas tienen propaganda en favor del MAS, pero también se leen mensajes a favor del candidato Isar Cáceres, del Movimiento Tercer Sistema (MTS). Sin embargo, el MTS no figura en el informe final del TSE. El que sí figura es  Bolivia Somos Todos (BST), pero sin  votos.

Édgar Sánchez, candidato a gobernador de Oruro por BST, confirmó a Página Siete que su partido no presentó  candidato a la Alcaldía de Huachacalla.

“Hemos decidido no presentarnos en Huachacalla porque allí se eligen los cargos por usos y costumbres, hay rotación de cargos ahí. Si participas con otra sigla que no fue elegida por usos y costumbres entonces pierdes el tiempo”, refiere Sánchez. 

 
Jhonatan Víctor, vecino de Huachacalla, desvela  que hubo temor de parte de algunas personas que pretendían participar con otra sigla en Huachacalla. “Los de Tercer Sistema estaban queriendo animarse, pero aquí la gente hace lo que los corregidores dicen, todo  para no tener problemas con ellos”. 

Esta investigación periodística fue realizada en el marco del Fondo Concursable Spotlight X de Apoyo a la Investigación Periodística en los Medios de Comunicación,  que impulsa la Fundación para el Periodismo,  con el apoyo de National Endowment For Democracy (NED).
 

“La gente no está acostumbrada a otro partido. Es que molestan los dirigentes originarios y te dicen: ‘Vos eres de la derecha’”.  
Oligario Juchani,  vecino de Nazacara de Pacajes

“La lealtad con el MAS se debe al trabajo que ellos han hecho  por 14 años, con varios proyectos para nuestro municipio”.  
Máxima Zavala, vecina de Nazacara de Pacajes

“Hay descontento, el 7 de marzo el MAS ganó con el 100%, pero en la segunda vuelta el MAS estuvo a punto de perder”.  
Ceferino Laura, vecino y dirigente del MAS

“El MAS es la única opción y el pueblo confía en el proceso de cambio. Nosotros definimos todo por usos y costumbres”.  
Juan Capuma,  corregidor de Huachacalla

“Todos rotan, Rodríguez (alcalde) fue  dirigente y estará en el cargo  dos años y medio. Luego le tocará  a Benjamín Condori”.  
Rossy Choque, t’alla de Huachacalla

“Los del Tercer Sistema estaban queriendo presentarse, pero aquí la gente hace caso a los corregidores para no tener problemas”.  
Jhonatan Víctor, vecino de Huachacalla

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

7
38