Chuquimia fue parte de un TSE que tuvo 5 escándalos y 4 decisiones a favor del MAS

Volvió al TSE luego de casi 6 años de su renuncia. La etapa en que fue parte del OEP estuvo marcada por denuncias de afinidad con el oficialismo.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 08:25

Página Siete / La Paz

Dina Chuquimia, la vocal electoral designada por el presidente Luis Arce,  que retornó al Órgano Electoral  casi seis años después de haber renunciado, formó parte de un Tribunal Supremo Electoral (TSE) que estuvo envuelto en  al menos cinco escándalos y que fue observado por cuatro decisiones que favorecieron al MAS.

Los vocales de esa sala plena  Wilfredo Ovando, Ramiro Paredes, Wilma Velasco e Irineo Zuna fueron posesionados el 15 de agosto de 2010. Dina Chuquimia, Marco Ayala y Fanny Rivas, en enero de 2011. Debían culminar su gestión en enero de 2017, pero su mandato se redujo  hasta 2015 debido a una serie de polémicas por las que se vieron  obligaron a renunciar. 

La credibilidad e imparcialidad de esos vocales estuvo bajo la lupa con más énfasis desde que se conociera  que representaban   a cuotas de organizaciones sociales del  MAS.

El TSE del que formó  parte Chuquimia  fue acusado de favorecer  al MAS con la modificación del mapa electoral para la redistribución de escaños (2014), de permitir los actos de entrega de obra, en plena campaña,  sin ninguna restricción al binomio azul, y  de dejar fuera  a candidatos   disidentes del MAS y a más de 200 postulantes  opositores en Beni.

Los escándalos

Desde el inicio, se denunció que los legisladores del MAS dieron preferencia a los postulantes a vocales que tenían aval de las organizaciones sociales. Ello fue reconocido por el mismo Evo Morales, quien  en junio de 2015,  después de la crisis institucional en el TSE, señaló: “El peor problema ha sido el cuoteo de los movimientos sociales”.

El expresidente admitió que Ramiro Paredes tenía aval de los mineros cooperativistas  e  Irineo Zuna   de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia.

En octubre de 2011, el MSM denunció que Wilfredo Ovando tenía afinidad  con el MAS y ese frente difundió una fotografía, en la que se lo ve participando en el cierre de campaña política del MAS en 2009. La imagen fue presentada nuevamente en agosto de 2014 y se cuestionó la imparcialidad del entonces vocal.

En pleno proceso electoral de las subnacionales de 2015, Chuquimia fue observada por retuitear un mensaje del entonces candidato del MAS a la Alcaldía de La Paz, Guillermo Mendoza, el 5 de marzo. Fue apartada de sus funciones dos días antes de los comicios del 29 de marzo. En esa oportunidad ella afirmó que su cuenta fue hackeada.

Poco después de las elecciones, en abril de 2015, el entonces diputado Rafael Quispe difundió el registro de militancia de Zuna en el MAS. “Ante la Corte Nacional Electoral figura como militante inscrito el 21 de marzo de 2003”, dijo entonces.

En mayo de 2015 circuló un video en el que se ve a Paredes festejando su cumpleaños con militantes del MAS. El agasajo fue  17 días antes de las elecciones subnacionales, el 12 de marzo, y le valió la suspensión al vocal.

Las polémicas decisiones

El TSE del que formó  parte Chuquimia también fue cuestionado y acusado de beneficiar al MAS con la modificación del mapa electoral, en mayo de 2014. Entonces se observó que gran parte de las circunscripciones uninominales en las ciudades capitales tenían hasta 11,3% más habitantes que los promedios  establecidos, y que las circunscripciones que están fuera de las capitales  hasta un 13% menos población.  

La oposición dijo  que esa  cartografía beneficiaba al MAS,  ya que el voto duro del partido se concentra en el área rural. 

En septiembre de 2014, después de asegurar en reiteradas ocasiones que los entonces mandatarios del Estado Evo Morales y Álvaro García Linera, binomio presidencial  del MAS, no podían entregar obras un mes antes de las elecciones del 12 de octubre, debido a que esos actos podían ser vistos como campaña electoral, el TSE dio un pasó atrás e indicó que la entrega de obras y su transmisión en medios de comunicación estaba permitida porque como servidores públicos debían mostrar “su gestión” y el  cumplimiento de la oferta electoral que hicieron en los comicios de 2009.

 En diciembre de 2014, el TSE emitió la circular 071 que restringía la participación de exasambleístas nacionales como candidatos. Por ese documento,  los disidentes del MAS, Rebeca Delgado y Eduardo Maldonado, fueron impedidos de participar en los comicios de ese año. Sin embargo, el  Comité de Derechos Humanos de  Naciones Unidas,  en 2018,  falló a su favor y concluyó que el Estado boliviano violó sus derechos políticos y cívicos.   

 El 20 de marzo de 2015, cuando faltaban sólo nueve días para las elecciones subnacionales, el TSE canceló la personería jurídica de UD en el Beni e inhabilitó a 228 candidatos, bajo el argumento de que uno de los dirigentes de ese partido difundió encuestas internas.

También puede leer: Perfil: Chuquimia, activa en redes y observada por su supuesta afinidad política

De esa forma se despejó el camino en  la contienda por la gobernación y el candidato del  MAS Alex Ferrier quedó  como favorito y ganó las elecciones.

Sobre el nombramiento de Chuquimia,  el diputado de CC Miguel Roca señaló: “El presidente Luis Arce comete un gran error al dar esas señales tan equivocadas de designar en el Tribunal Electoral a una persona tan cuestionada por su trayectoria pasada en las mismas funciones y tan identificada con los colores políticos. Ella es una  incuestionable militante del MAS”

Por su parte   el diputado del MAS Ramiro Vanegas dijo: “Hay que respetar las decisiones del presidente Luis Arce que la designó a ella. Ella goza de inocencia mientras no tenga sentencias en su contra. De las acusaciones que se le hace no se ha comprobado en las instancias que corresponden, que son el Ministerio Público y otras. No hubo una voz oficial que diga que ella pertenece a un partido o que haya favorecido a alguien”

Página Siete llamó a la vocal Chuquimia para conocer su postura, pero no respondió.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

47
88

Otras Noticias