Arce ordena el repliegue de los militares en misión diplomática

domingo, 9 de mayo de 2021 · 05:04

Carlos Quisbert  / La Paz

Por  orden del presidente del Estado, Luis Arce, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA), Moisés Vallejos, ordenó que todo el personal militar en misión diplomática sea replegado en un plazo de 30 días. La mayoría de los uniformados fueron destinados en el gobierno de la entonces presidenta  Jeanine Añez.

“Comunicar que por instrucción del señor Capitán General de las FFAA (Arce), sírvase disponer el repliegue de todo el personal militar destinado en misión diplomática de su fuerza en el exterior (…) en un plazo de 30 días”, señala parte del fax enviado por Vallejos a los  comandantes de las fuerzas, el pasado 27 de abril.

Página Siete consultó al Comando en Jefe de las FFAA y al Ministerio de Defensa si la orden tiene un carácter permanente o es parte de un relevo, pero no obtuvo  respuesta.

Jorge Santiestevan, abogado  y militar en servicio pasivo, afirmó que esta medida tiene un carácter “populista” y es una “bofetada” a las FFAA, en la línea de la “posverdad” que maneja el MAS por el supuesto golpe de Estado de 2019, cuando a raíz de las protestas y denuncias del fraude electoral se generó la renuncia de Evo Morales.

Santiestevan señaló que hay  aproximadamente 25 representantes para las 34 embajadas y tres misiones permanentes. Los agregados militares o de defensa son de grado coronel y los adjuntos suboficiales;  generalmente los cargos son asignados a los primeros de curso.

Afirmó que no existe un justificativo legal para dicha orden, pues existen sólo dos motivos por la que se instruye el replique de los militares. El primero es cuando existe una ruptura diplomática con un país y el otro cuando existe un inminente conflicto interno o internacional y está en riesgo el Estado.

Según los datos de las FFAA, los relevos de los militares se dan cada dos años y en este caso, la mayoría fue  destinada a esos cargos en la gestión de la entonces presidenta.  

Por su lado, Omar Durán, abogado y exmilitar,   señaló que, además de ser un castigo para las FFAA, el Gobierno maneja la versión de que “los militares estarían filtrando información a la derecha, argumento que es absurdo”.

El abogado señala que los militares en servicio activo con los que mantiene contacto desconocen si la medida tiene un carácter permanente, pero de reanudarse el servicio, tendría un alto costo económico y logístico y se designaría a oficiales alineados al MAS.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

58
91

Otras Noticias