Pese a Morales, Bolivia da un giro en su relación con EEUU

Expertos detectan un cambio de dirección de parte del Gobierno, puesto que indican que no se lo ve confrontar ni poner en primer lugar la ideología.
martes, 1 de junio de 2021 · 05:04

   Página Siete  / La Paz 

El caso Murillo tiene mucho que ver en la nueva aproximación entre Bolivia y Estados Unidos (EEUU). El gobierno del presidente Luis Arce dio un giro en su relación con ese país del norte, y aunque el expresidente Evo Morales expresó cierta desconfianza respecto a  Washington, analistas en temas internacionales ven con buenos ojos el paso,  porque -indican- se está dejando de lado el factor ideológico.   

Las señales identificadas  en el bando nacional que dan cuenta del nuevo clima de aproximación, son al menos dos: la declaración del canciller, Rogelio Mayta, del 27 de mayo, respecto a que el Gobierno mantuvo contacto con EEUU  desde antes de la detención del exministro de Gobierno Arturo Murillo; y las recientes palabras de la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, quien en una entrevista  televisiva sostuvo “no vamos a hacer que temas ideológicos perjudiquen las gestiones que son para el pueblo”.  

“Hay un giro de 180 grados, se nota, no sólo con EEUU, sino también con Chile, que hay un cambio radical en la política exterior. En este caso es positivo porque se está dejando de lado la ideología y así lo dice la ministra Prada”, declaró a Página Siete Andrés Guzmán Escobari, diplomático y analista en temas internacionales. 

Guzmán Escobari expresó que  el Ejecutivo  está reconociendo, por primera vez, que la ideología antiimperialista y radical “va en contra de los intereses nacionales” en ciertos casos como la relación con EEUU. “Hay un cambio: ya no se confronta a EEUU, pero al mismo tiempo esto se da porque el tema de Murillo saltó”, detectó el experto.   

La pasada semana, exministro de Gobierno Arturo Murillo fue detenido en EEUU, acusado por soborno y lavado de dinero. “Hemos estado en comunicación constante y valoramos ese proceso”, declaró el canciller Mayta el pasado jueves. 

El internacionalista Álvaro del Pozo sostuvo que es necesario  pasar de las declaraciones, que dan titulares, a algo más efectivo y práctico, que vaya más allá de la colaboración que ambos Estados se están dando en torno al caso Murillo. 

“Hay que darle un contenido efectivo. Sabemos que las relaciones diplomáticas son sobre todo a intereses. No podemos ya seguir queriendo tapar el sol con un dedo no teniendo buenas relaciones con EEUU, la primera potencia del mundo”, indicó. 

Guzmán Escobari expresó que un eventual restablecimiento de relaciones diplomáticas con EEUU sería beneficioso para Bolivia, porque abriría  posibilidades comerciales y de negocios,  principalmente. 

“Por esa política antiimperialista del gobierno de Evo Morales, Bolivia perdió el Atpdea, un acuerdo comercial que nos daba preferencias arancelarias para ingresar a ese mercado  nuestros productos no tradicionales. Las relaciones internacionales no se deben manejar en base a ideologías, sino en base a intereses”, aseguró. 

El domingo pasado, el expresidente Morales se pronunció sobre la detención de Murillo en EEUU y expresó desconfianza. “¿(Habrá) algún mensaje de Estados Unidos hacia Bolivia, hacia el Estado Plurinacional o es alguna detención con fines netamente políticos?”, se preguntó el exmandatario

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

62
10