El MAS apunta a Mesa por el «golpe» y CC recuerda que él es víctima del fraude

El vocero de la Presidencia considera que Carlos Mesa bloqueó la única salida constitucional para la sucesión en 2019. Un diputado del MAS demanda incluir en el juicio al expresidente y a otros actores.
lunes, 14 de junio de 2021 · 05:04

Página Siete /La Paz

Cuando han pasado tres meses de la aprehensión de la expresidenta Jeanine Añez y dos de sus exministros,  luego de  la apertura del denominado caso “golpe de Estado”, el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) volcó su artillería contra el expresidente y jefe nacional de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, a quien busca incluir en el proceso acusándolo de ser autor intelectual.

CC reiteró que no hubo golpe, sino un fraude en el que la principal víctima fue justamente Mesa, y calificó este hecho como un episodio más de la “persecución política” del MAS contra exautoridades, políticos, cívicos, policías y militares, en su afán de distraer la atención pública de su ineficiencia para enfrentar la pandemia de coronavirus y la crisis económica.

“A través de esta persecución política está desviando un tema de atención principal para los bolivianos. Está usando esta persecución política para tapar la grave deficiencia, la ineficiencia que tiene el gobierno de Luis Arce y sus ministros del área para enfrentar la pandemia”, opinó  Marcelo Pedrazas,  diputado de este partido. Dijo que lo mismo ocurre con la economía, venida a menos justamente por la Covid-19.

Utilizando las declaraciones que la anterior semana hizo Añez ante el Ministerio Público, el vocero de la Presidencia, Jorge Richter, y el jefe del MAS, Evo Morales, identificaron a Mesa como actor central del presunto golpe, mientras que diputados oficialistas demandaron su inmediata inclusión en el juicio.

Richter, durante una entrevista en Bolivia Tv, acusó ayer a Mesa de haber bloqueado la única salida constitucional posible luego de la renuncia de Morales el 10 de noviembre de 2019. “La salida constitucional, que solamente podía darse por la vía de la señora Adriana Salvatierra, fue bloqueada por el señor de Comunidad Ciudadana”, dijo.

Sin embargo, Salvatierra anunció públicamente su renuncia a las 18:50 del  10 de noviembre, dos días antes de que Añez jurara como presidenta de transición. También lo hicieron las otras autoridades del MAS que se encontraban en la línea de sucesión.

El vocero, quien ayer durante toda la entrevista en el medio estatal se refirió a Mesa como “el señor de Comunidad Ciudadana”, insistió en que hubo un “bloqueo” a la sucesión constitucional para generar un vacío de poder que luego permita validar la instalación de “un gobierno de facto” que le beneficie con una convocatoria a elecciones.

En la misma línea Morales, en su cuenta en Twitter, escribió: “Las últimas confesiones confirman que Carlos Mesa es el principal golpista. Denunció sin pruebas ‘fraude’ antes de perder la elección, convocó a la violencia y forzó la violación de la CPE. Ahora se explica por qué no quiere habilitar los 2/3 para los juicios de responsabilidades”.

Edwin Mita, diputado del MAS,  demandó que la Fiscalía amplíe las investigaciones por el caso “golpe” a Mesa y otros actores. “La Fiscalía tiene la obligación de ampliar la investigación convocando a declarar a Carlos Mesa, Tuto Quiroga y Fernando Camacho. Aquí tampoco se salvan los principales articuladores para generar el conflicto en 2019, como Marco Antonio Pumari y los comités cívicos de diferentes departamentos, quienes han cometido actos de sedición y terrorismo, han roto el orden constitucional”, afirmó.

Pedrazas recordó que Mesa fue en realidad la principal víctima del fraude en  2019 , lo que “la población  tomó como una afrenta contra sus derechos constitucionales y la democracia”. Dijo que no era parte de los poderes en funcionamiento que en ese momento tenían la obligación de tomar las decisiones sobre la sucesión constitucional, lo que finalmente ocurrió.

 

Mesa señala 4 momentos en que el MAS admite que hubo fraude

El expresidente Carlos Mesa identificó cuatro momentos en los que el Movimiento Al Socialismo (MAS) admitió que hubo fraude en las elecciones generales de 2019, luego de que una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) concluyera que en ese proceso hubo “manipulación dolosa y parcialidad de la autoridad electoral”.

“El Fraude Electoral Perpetrado el 20/10/2019. El MAS lo hizo y el MAS lo admitió”, titula una publicación en su blog, en el que luego de enumerar 15 “evidencias” del fraude, incluidas en el informe de la OEA, explica estos cuatro momentos de admisión.

El primero sería la aprobación por unanimidad de la Ley 1266 el  24 de noviembre de 2019 y sancionada por Eva Copa (MAS), que dejó sin efecto los comicios cuestionados, convocó a nuevas elecciones y determinó que Evo Morales y Álvaro García Linera, beneficiados con el fraude, no pudieran participar en ellas.

El segundo sería la aprobación de la Ley 1270 el 20 de enero de 2020, que también fue sancionada por Copa y otros legisladores del MAS y que reconoce el carácter constitucional del gobierno de Jeanine Añez y prolonga su mandato para hacer posible la realización de elecciones. Ello, según Mesa, “ratifica la existencia de un fraude que provocó la necesidad de un nuevo proceso electoral”.

La tercera admisión, de acuerdo con el expresidente, sería la aceptación de las renuncias de Morales y García Linera el mismo 20 de enero, ya que al hacerlo reconoció también la legitimidad de la sucesora, en este caso Jeanine Añez. “De no reconocerse las graves irregularidades y el fraude en las elecciones de 2019, y la legalidad constitucional del gobierno de Añez, el MAS hubiese rechazado ambas renuncias”, concluye.

La cuarta admisión habría salido de la misma boca del presidente Luis Arce. “El 21 de mayo de 2020, en el programa televisivo nacional No Mentirás, se  consultó a Luis Arce Catacora si Jeanine Añez era una presidenta constitucional o de facto. El actual Presidente contestó sin dudarlo: ‘Es Presidenta transitoria constitucional’”, señala Mesa en su publicación.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

11
46