Iglesia revela que ni Rivero ni Salvatierra quisieron asumir la Presidencia

Tras el rechazo y frente al vacío de poder se determinó que Jeanine Añez asuma la Presidencia del Estado, explica la CEB. A continuación un repaso a los hitos de este proceso.
martes, 15 de junio de 2021 · 17:10

Página Siete Digital 

La Conferencia episcopal Boliviana (CEB)  presentó hoy la “Memoria del Proceso de Facilitación de Diálogo 2019 – 2020”, en el que revela que Adriana Salvatierra y Susana Rivero, ambas parlamentarias del Movimiento al Socialismo (MAS), rechazaron la presidencia transitoria de Bolivia. Este documento fue puesto en conocimiento del vaticano.

La revelación se produce en un contexto en el que el MAS capitaliza las declaraciones informativas de la expresidenta Jeanine Áñez ante una comisión de fiscales, en las que —con base en un artículo— ella sostiene que el líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, se opuso a que Salvatierra asuma la presidencia.

Esta declaración sirvió para que el Gobierno y asambleístas del MAS sostengan que el vacío de poder lo generaron los opositores y que exijan que sean incluidos en el proceso por el caso "golpe de Estado".

El 12 de noviembre, en una reunión en la que estuvieron presentes, tanto representantes de la oposición como del oficialismo (Salvatierra, Ribero, Teresa Morales, Carlos Mesa, Ricardo Paz, Carlos Alarcón, Samuel Doria Medina, Roberto Moscoso, Óscar Ortiz, Jorge Quiroga, Luis Vásquez, Jerjes Justiniano y Rolando Villena) se propuso a las parlamentarias asumir el mando del Estado.

“Las opciones que plantearon los participantes de la reunión fueron: que asumiera la presidencia la senadora Adriana Salvatierra o la diputada Susana Rivero. Pero ellas se negaron alegando que sus vidas corrían peligro”, detalla el escrito de la CEB.

También puede leer: Nueve hechos involucran al MAS y no a Mesa en el vacío de poder en 2019

En tal sentido, ante este rechazo y debido a que existía un vacío de poder con un país convulsionado, se determinó que asuma la Presidencia la entonces segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores, Jeanine Áñez.

“Considerando la Declaración Constitucional 003/2001 según la cual la sucesión constitucional se produce ipso facto para evitar el vacío de poder en el Estado, se planteó sugerir a la Asamblea Legislativa dispusiese la sucesión constitucional de Jeanine Áñez para asumir la presidencia”, especifica otro fragmento del documento.

En el documento, la CEB realiza varias revelaciones y puntualizaciones sobre los hechos de 2019, que han ido perdiendo forma con el paso del tiempo y la lucha interpartidaria.

Sucesos del 2019


 1. La CEB desvela que el 7 de noviembre de 2019 tuvo comunicación con Manuel Canelas, entonces ministro de Comunicación, quien solicitó a la Iglesia que colaborara en la pacificación del país, que se encontraba sumido en una creciente convulsión, quien planteó facilitar un clima favorable con miras a una segunda vuelta electoral y a partir de entonces, se mantuvo comunicación con Canelas.

2. El 8 de noviembre tuvo una reunión con Carlos Mesa para conversar sobre su predisposición a participar de un diálogo con los actores en conflicto y reflexionar sobre los sucesos en torno a las elecciones nacionales. "Él respondió que lo haría, siempre y cuando la que convocase fuese la Iglesia Católica. No asistiría a una convocatoria del Gobierno".

3. Ese mismo día le planteó a Canelas que "no era adecuado llamar golpistas a quienes se desea invitar a dialogar". También se le propuso invitar al diálogo a todos los actores del conflicto: partidos políticos, comités cívicos, organizaciones sociales.

4. Ese mismo 8 de noviembre una comisión de la CEB  —conformada por Mons. Toribio Cardenal Ticona, Mons. Edmundo Abastoflor (Arzobispo de La Paz) y Mons. Percy Galván (Obispo Prelado de Coro Coro) —se reunió con el presidente Evo Morales, quien les pidió insistentemente que se publique un llamado a la paz. La CEB accedió y publicó, ese mismo día, el comunicado “No más violencia en Bolivia” en el que exhortó a todos los actores al diálogo.

5. La CEB estableció contacto con la Delegación de la Unión Europea en Bolivia y la Embajada de España. Ambas organizaciones, convocadas también por el Gobierno boliviano, compartían su visión del rol facilitador.

6.  El 10 de noviembre de 2019, a primera hora de ese día, la OEA publicó el informe preliminar del grupo de auditores sobre el proceso electoral en Bolivia. Dicha auditoría tuvo carácter vinculante, según lo acordado con el entonces presidente Evo Morales. El informe demostraba “manipulación dolosa, parcialidad de la autoridad electoral, alteración de actas, fallas en la cadena de custodia y falsificación de firmas”.

8. Alrededor de las 08.00, el presidente, sin mencionar los resultados del informe preliminar de auditoría de la OEA, anunció al país la renovación de la totalidad de vocales del TSE y comunicó su decisión de convocar a nuevas elecciones

9. Tras ello, la CEB le hizo conocer a Canelas que quería convocar a una primera reunión para el lunes 11 de noviembre por la tarde, en la cual se esperaba que estuviera presente él, el embajador de España Emilio Pérez de Agreda, el embajador Carmelo Angulo (delegado por el gobierno español para la auditoría de la OEA), el embajador de Brasil Octavio Enrique Cortez, un representante de Carlos Mesa, uno de Luis Fernando Camacho y por Potosí Marco Antonio Pumari, para comenzar una reflexión de la que se esperaba saliera alguna solución para ser transmitida al Gobierno. 

"En ese momento la población no solo reclamaba la renuncia de Evo Morales, sino se le exigía no volver a postularse, de forma reivindicatoria por los resultados del Referéndum del 21 febrero de 2016", recuerda la CEB.

10. "Sorpresivamente, se inició la inesperada cadena de renuncias y sucesos que condujo a Bolivia a la incertidumbre por un vacío de poder".

A las 13:00, en contacto con la Red Bolivisión, el presidente de la Cámara de Diputados Víctor Borda, diputado por Potosí, anunció su renuncia al cargo. El mismo día la diputada Susana Rivero Guzmán, primera vicepresidente también renunció,

A las 15:45 aproximadamente, las Fuerzas Armadas, en conferencia de prensa, sugirieron al presidente su renuncia para pacificar al país. “Velando por la vida, la seguridad de la población; la garantía del imperio de la Constitución Política del Estado en conformidad al artículo 20 de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas”.

A las 16:50 el presidente Evo Morales anunció sorpresivamente al pueblo boliviano, su renuncia. Tanto él como el vicepresidente Álvaro García Linera, indicaron que formalizaron, mediante carta a la Asamblea Legislativa Plurinacional, su renuncia a la Presidencia y Vicepresidencia del Estado, respectivamente.

A las 18:13 a través de una comunicación con la Red televisiva Unitel, la senadora Adriana Salvatierra hizo conocer su renuncia a la presidencia de la Cámara de Senadores, "modificando en forma definitiva la línea de sucesión constitucional. Memoria del Proceso de Facilitación de Diálogo 2019 – 2020".  

A las 19:35, Marcelo Ebrard, ministro de Relaciones Exteriores de México, comunicó mediante tuit oficial de la Cancillería Mexicana, el asilo concedido a 20 personas de los Órganos Ejecutivo y Legislativo de Bolivia en su residencia oficial en La Paz. Hizo conocer también que se le concedió asilo político al presidente Evo Morales.

En consecuencia, los Órganos Ejecutivo y Legislativo se encontraban acéfalos, y en el caso de la Cámara de Senadores con la renuncia de la senadora Salvatierra le tocaba asumir al primer vicepresidente Rubén Medinaceli Ortiz, pero él también renunció, por lo cual asumió la presidencia de la Cámara alta la senadora Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta.

9. Los Órganos Ejecutivo y Legislativo se encontraban acéfalos 

10.  Al finalizar la tarde del 10 de noviembre se concretó una reunión en una sala cedida por la Universidad Católica Boliviana. Entre los facilitadores estuvieron presentes por la Conferencia Episcopal Boliviana: el Secretario General, Mons. Aurelio Pesoa; el Obispo de El Alto, Mons. Eugenio Scarpellini; el Obispo Auxiliar de El Alto, Mons. Giovani Arana, el Secretario General Adjunto, P. José Fuentes Cano y Juan Carlos Núñez; por el cuerpo diplomático: el embajador de Brasil, Octavio Henrique Cortes, el embajador de la Unión Europea, León de la Torre, el embajador de España, Emilio Pérez de Ágreda y el exembajador de España Carmelo Angulo; por los comités cívicos estuvo presente Jerjes Justiniano, por el Consde, Waldo Albarracín y, por parte de Comunidad Ciudadana, Ricardo Paz. 

11. El diálogo se centró en la ruptura del orden constitucional, producida por la renuncia del presidente y toda la línea de sucesión. Todos coincidieron en que cualquier solución debía plantearse cumpliendo la Constitución Política del Estado. Bajo esta premisa, la primera propuesta analizada, para ser elevada a la Asamblea Legislativa, relativa a la instalación de una junta cívica militar, propuesta por Luis Fernando Camacho en medios de comunicación fue rechazada inmediatamente. Después se analizó la posibilidad de que la presidente de la Cámara de Senadores asumiera la presidencia del Estado mientras se llamaba a nuevas elecciones y en el cargo se encontraba la senadora Jeanine Áñez. 

12 El 11 de noviembre el país estaba sumido en un vacío de poder que desató la violencia e incertidumbre. Varias ciudades amanecieron con saqueos, se habían quemado varios buses Puma Katari en la ciudad de La Paz y Estaciones Policiales Integrales (EPIs) en las ciudades de La Paz y El Alto, movilizaciones sociales al grito de “ahora sí, guerra civil” se apoderaban de las calles, y se conocía ya sobre la quema de casas de autoridades del MAS y otros líderes. 

13. Por la mañana se instaló la reunión de la mesa de diálogo. El único orden del día que se permitió, por parte de las representantes del MAS, fue garantizar la salida del presidente Evo Morales, con seguridad y sin peligro para su vida, a México. Se les sugirió adelantar otros puntos, dado el grado de violencia en las calles, pero no lo permitieron. Exigieron que el grupo asegurarse la salida del presidente Evo Morales y, después, se continuaría la reunión. 

14.  La diputada Margarita Fernández Claure, segunda vicepresidente, asume interinamente y convoca a sesión camaral para el 12 noviembre a fin de considerar las renuncias de los diputados Borda y Rivero. No las tratan en esa fecha, sino el 20 de noviembre y aceptan por unanimidad las renuncias para después proceder a la elección de sus sucesores, Sergio Choque y Henry Cabrera.

15. El día martes 12 de noviembre por la mañana se procuró reiniciar el diálogo, la reunión comenzó con la afirmación, por parte de las representantes del MAS, de que no iban a aceptar en la Asamblea Legislativa la renuncia del expresidente Evo Morales (asilado ya en México) ni iban a apoyar a la senadora Jeanine Áñez para que asumiera la presidencia del Estado. Lo que propusieron las asambleístas del MAS como alternativa fue: Que el nuevo presidente del Estado sea elegido de entre los asambleístas del MAS. Que asuma la presidencia el senador de oposición Víctor Hugo Zamora. 

16. Estas propuestas fueron cuestionadas por ser inconstitucionales. No había ningún marco legal que respaldara las mismas. Frente a ello se recordó a los participantes que las reuniones no eran para tomar decisiones, sino para proponer salidas a la conflictiva situación, provocada por el vacío de poder. Las decisiones correspondían a la Asamblea Legislativa. 

17  Las opciones que plantearon los participantes de la reunión fueron: Que asumiera la presidencia la senadora Adriana Salvatierra o la diputada Susana Rivero. Pero ellas se negaron alegando que sus vidas corrían peligro. 

18. Considerando la Declaración Constitucional 003/2001 según la cual la sucesión constitucional se produce ipso facto para evitar el vacío de poder en el Estado, se planteó sugerir a la Asamblea Legislativa dispusiese la sucesión constitucional de Jeanine Áñez para asumir la presidencia. 

• En este punto el diálogo estaba siendo infructuoso y los actores no encontraban una salida. Entonces, la senadora Salvatierra pidió una reunión a puerta cerrada, misma que se realizó con ella, la diputada Susana Rivero, Óscar Ortiz (de Demócratas) y Mons. Eugenio Scarpellini, como garante del diálogo, cuyo contenido no se dio a conocer. 

• Tras dicha reunión, se reinició la reunión general y las representantes del MAS aseguraron la participación de la bancada del MAS en la sesión de la Asamblea Plurinacional, esa tarde, en la cual reconocerían a Jeanine Áñez, presidente de la Cámara de Senadores y en consecuencia Presidente del Estado Plurinacional.

 

 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

50
6