¿Qué autoridades del Gabinete hablan una lengua originaria?

La Escuela de Gestión Pública certifica que el presidente Luis Arce habla aymara.
lunes, 28 de junio de 2021 · 08:40

Madeleyne Aguilar / Página Siete Digital

La lengua materna del vicepresidente David Choquehuanca es el aymara. El viceministro de Descolonización y Despatriarcalización, Pelagio Condori, habla aymara y quechua; el ministro de Minería, Ramiro Villavicencio, se comunica en quechua. Estas son las pocas autoridades que respondieron a Página Siete y confirmaron esa competencia. El presidente Luis Arce tiene un certificado de idioma nativo, de aymara.

“Es muy importante el comunicarnos con nuestros hermanos en su lengua, romper las barreras del idioma facilita el acercamiento en la búsqueda  de soluciones a los requerimientos que se nos plantean como autoridades”, declaró a este medio el ministro Villavicencio. Aseguró que él se comunica con fluidez en quechua.

La Constitución determina en su disposición transitoria décima el requisito de hablar al menos dos idiomas oficiales para el desempeño de funciones públicas. La disposición figura en el artículo 234, numeral siete, referido a los requisitos para ser servidor público.

Página Siete consultó a la Escuela de Gestión Pública (EGPP), institución encargada de avalar la competencia del idioma nativo en funcionarios públicos, si las autoridades nacionales cuentan con la acreditación. 

“En los registros de la EGPP figura el presidente Luis Arce Catacora y el vicepresidente David Choquehuanca, que fueron certificados en el curso de idioma aymara”, respondió de forma escrita la estatal.

El diputado Freddy Mamani (MAS)  confirmó que sostuvo varias veces conversaciones en aymara con el vicepresidente Choquehuanca. “Alguna vez también he escuchado al presidente Arce hablar, pero desconozco si él conoce otros idiomas más”, añadió.

Personal  dependiente del ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, aseguraron que la autoridad sí habla un idioma originario, aunque Montaño no respondió a esta consulta de forma oficial.

Este medio también consultó a los ministerios  de Presidencia, Economía,  Desarrollo Rural y Tierras, y Salud, pero no hubo respuesta hasta el cierre de edición.

También puede leer: Funcionarios acreditan idioma nativo con Bs 200 y en 3 meses

“El Estado respeta y protege los derechos de las naciones y pueblos indígenas originarios campesinos, reconoce que su identidad cultural, saberes y conocimientos ancestrales son transmitidos a través de su idioma,  que éste está directamente relacionado con la existencia en sí misma de las naciones”, se lee en las respuestas de la EGPP al cuestionario.

También resalta que  la Ley 269 de 2 de agosto de 2012 en su Artículo 1° establece que es responsabilidad del Estado “reconocer, proteger, promover, difundir, desarrollar y regular los derechos lingüísticos individuales y colectivos de los habitantes del Estado Plurinacional”.

Consultado sobre el tema, el ministro de Justicia, Iván Lima, informó que  sí habla aymara, pero que sigue aprendiéndolo.

“No hablo con la fluidez y suficiencia que quisiera. He tomado clases de aymara y continúo ese proceso de aprendizaje”, manifestó la autoridad.

 El ministro Lima agregó que la Constitución “establece este requisito como parte del proceso de reivindicación de los saberes, cultura e identidad de las naciones y pueblos indígenas. La Disposición Transitoria Décima de la CPE establece que el requisito de hablar al menos dos idiomas oficiales para el desempeño de funciones públicas determinado  en el Artículo  234.7 será de aplicación progresiva”.

Desde  2009,  la EGPP avaló a 56.928 hablantes

“Durante el período 2009-2021, la Escuela de Gestión Pública Plurinacional certificó en idiomas oficiales, en cumplimento al ordenamiento jurídico vigente, a  56.928 participantes a nivel nacional”, asegura la Escuela de Gestión Pública (EGPP). 

La Escuela  de Gestión Pública brinda cursos virtuales.
Foto: EGPP

El Instituto Plurinacional de Estudio de Lenguas y Culturas  (IPELC) es la entidad estatal que acredita  y certifica la enseñanza de  idiomas oficiales. La EGPP cuenta con las resoluciones  administrativa IPELC Nº 035 /2015 y la Nº 022/2018 para la enseñanza de las lenguas oficiales: quechua, aymara y guaraní, en los niveles básico, intermedio, avanzado, oral y escrito.

“La enseñanza se realiza a través de diferentes procesos metodológicos. En el caso de los cursos de aymara y quechua se imparten bajo la modalidad virtual, con materiales audiovisuales e impresos. También existen cursos con sesiones de Zoom, en razón de la pandemia de Covid- 19, con facilitadores especializados cumpliendo con la normativa establecida”, explicaron funcionarios de la institución estatal.

En la actualidad, en la página web https://reserva.egpp.gob.bo/oferta/ se puede ver la oferta de cursos de idiomas. El curso de aymara nivel básico tiene un costo de 300 bolivianos y tiene una carga  de 140 horas. Mientras que el curso del idioma quechua básico cuesta 440 bolivianos y tiene una carga  de 280 horas. En el apartado de idiomas también se ofrecen cursos de inglés básico por 500 bolivianos.

El encargado de comunicación del instituto IPELC declaró que existen empresas  particulares que ofertan cursos de idiomas oficiales, pero no todas esas certificaciones son válidas para cumplir requisitos de trabajo, como en el caso de los funcionarios públicos. “No se dejen engañar”,  sostuvo.

El Articulo 1 de la Constitución Política del Estado establece que Bolivia se constituye en un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, que se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico, dentro del proceso integrador del país.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

1
30

Otras Noticias