Pelea en la asamblea, ¿Cómo comenzó la trifulca entre dos asambleístas?

martes, 8 de junio de 2021 · 21:51

Página Siete Digital

La pelea en la Asamblea Legislativa Plurinacional -durante la interpelación al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo- terminó con las disculpas del senador Henry Montero (Creemos) y una acusación del Ministerio de Gobierno contra el asambleísta, de atacar a una persona de la tercera edad. La versión del oficialismo indica que ellos fueron atacados, discriminados y agredidos. Pero ¿Cómo se inició este impase que terminó en golpes?

Según el diputado Henry Montero, justo antes de la pelea, él se dirigió a la palestra para exigirle al presidente de la cámara de Diputados, Freddy Mamani, que ponga orden ante los insultos del ministro del Castillo.  “Es lamentable que una autoridad (del Ejecutivo) nos insulte y nos acuse a los legisladores como criminales, como homicidas y golpistas, eso no lo podemos permitir. Mi persona fue a reclamarle al presidente para que nos enmarquemos en el respeto”.

El otro protagonista de los golpes fue el diputado Antonio Colque (MAS) -quien según el registro de la Cámara de Diputados tiene 40 años- en sus palabras, él fue insultado y discriminado por ser parte de los pueblos indígenas. “Yo salí a calmar a mi gente, pero él (Montero) me dio un codazo y  todos me rascaron, me jalaron. Repudiamos ese tipo de violencia y no estamos en ese tiempo de racismo”, justificó quitándose la mascarilla para destacar un algodón en la nariz, como una herida de batalla.

 

Las imágenes muestran que cuando Montero fue a la palestra a increpar a Mamani, Colque se encontraba  sentado en su curul, en la tercera fila y al medio del hemiciclo; en todo el ambiente se escuchaban gritos de oficialistas y opositores. De pronto el diputado del MAS salió de su sitio y se dirigió a Montero, con Colque, ya eran tres los asambleístas del oficialismo (dos hombres y una mujer) que rodeaban al legislador de Creemos.  

Colque, con atuendo del Norte Potosí, empezó a empujar a Montero y de pronto su ademán se tornó violento. El otro legislador hizo un soporte con las manos  y en ese ínterin llegó otro miembro de la asamblea para jalar de la espalda a Montero, le tomó de un brazo y en ese momento Colque le propinó dos golpes veloces en el estómago.

Mientras era apartado a un rincón, Colque siguió al legislador de Creemos  para lanzar una patada y un par de puñetes, hasta estrellarse contra el asambleísta; este respondió con otros golpes, le arrebató el lluchu (gorro) e intentó apartarlo tirando de sus cabellos.

 

Al momento aparecieron unos seis asambleístas más que intentaron separar a las dos personas, entre ellos dos mujeres que en menos de un minuto, también se agarraron de los cabellos.  

Una de ellas era la diputada del MAS por El Alto, María  Alanoca. Según la asambleísta “la señora Estefanía fue, y entre los dos (junto a Montero) se aprovecharon (de Colque). Yo le he bajado a la señora Estefanía, se paró y directamente a rascar mi cara”. Ella contó el hecho intentando mostrar marcas en su cuello.  

En otro de los videos, que muestra con énfasis la pelea entre las dos legisladoras,  se puede ver que la diputada de Creemos por Santa Cruz, Tatiana Añez  intentó alejar a Colque cuando éste acorralaba a Montero. Durante la pelea, Alanoca  se encontraba caminando hacia el lugar de los golpes y cuando llegó al grupo se hizo a un lado, vio a los dos asambleístas rodeados de personas que intentaban separarlos y estirando las manos agarró un mechón de los cabellos de la única mujer del grupo.

Con ese jalón, Añez cayó  al piso y Alanoca la zarandeó con las manos. En medio de ese ataque, la diputada de Creemos intentó pararse y cuando lo logró estiró las manos para atacar, sin poder ver quién era quien la jaloneaba. El enfrentamiento terminó cuando un legislador las apartó, pues ambas querían atrapar el rostro de la otra con las manos.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

6
18