Álvarez: Pese a las diferencias entre Macri y Evo, «la relación entre los dos gobiernos era muy buena»

En entrevista con Clarín dijo que la relación era tan buena, que participar en un "golpe" no tenía sentido.
sábado, 10 de julio de 2021 · 18:39

Clarín/ Natasha Niebieskikwiat

El exdiplomático de la gestión de Macri desconoció haber recibido una misiva del general Jorge Terceros por el envío de gases lacrimógenos y balines de goma argentinos durante la caída de Evo Morales a fines del 2019.

El ex embajador en Bolivia Normando Álvarez quedó en el medio de las acusaciones del gobierno de Luis Arce contra Mauricio Macri por el supuesto envío de "material bélico" a La Paz, que habría servido para el supuesto derrocamiento de Evo Morales, en noviembre de 2019.

El exembajador, que era diplomático político y no de carrera, es hoy ministro de Trabajo del gobernador de Jujuy Gerardo Morales.

"Chiqui" Alvarez García desmintió haber recibido una nota de agradecimiento por ese material (del ex comandante de la Fuerza Aérea, Jorge Terceros) en una entrevista con Clarín.

Confirmó que 20 gendarmes llegaron en esos días a custodiar la embajada en La Paz y que los pertrechos que llevaron se quedaron en la residencia argentina después del 10 de diciembre de 2019 cuando terminó su misión y debió volver a la Argentina al asumir el gobierno de Alberto Fernández. Así fue la entrevista:

¿Qué opina de la denuncia del gobierno de Bolivia contra la administración de Macri por presunto envío de "material bélico"?

Por un lado me sorprendió. Me llamó a la atención esa nota, que la verdad yo desconocía, que decía que estaba escondida, y la verdad es que en esas cosas es muy difícil esconder algo en la embajada donde hay seis siete funcionarios de carrera, donde hay muchos empleados. Y lo segundo, cuando vi que empezaron a meterlo a Macri en esta cosa, hay tenía un sentido más que claro, hacia donde iba dirigida toda la denuncia.

El abogado del militar que supuestamente le manda a usted una carta agradeciendo el presunto material enviado de Argentina a Bolivia denunció que la firma es falsa. ¿Usted qué dice?

Que es falsa. Además dicen que estaba escondida... Yo si recibo una cosa así la rompo...

Usted el viernes publicó un escrito negando cualquier responsabilidad en los hechos que denuncia el gobierno de Arce. ¿Cree que algo se podría haber enviado como denuncia Arce y consiente Alberto Fernández?

Si hubo algún pedido de estos elementos no son bélicos, no son letales como sí dijo el canciller boliviano, sino gases lacrimógenos y balines de goma. La realidad es una cosa clara, estaba la Policía boliviana totalmente sobrepasada, 20 días de movilización en todo el país, era un país totalmente movilizado, peleas entre los sectores del gobierno y la oposición.

¿Y no podría ser que el avión Hércules con los gendarmes llevara material que usted no vio?

Los gendarmes fueron efectivamente, llevaron todo lo necesario, llevaron bastante material para defensa de la embajada y la residencia, porque la situación estaba realmente… era, una preguerra civil, era clarito. Por eso pasó eso cuando estos periodistas argentinos fueron a hacer notas a la plaza central que viene a ser la Plaza de Mayo boliviana, de La Paz, y fueron prácticamente casi linchados. En ese momento no teníamos gendarmes, tuve que mandar gente de los agregados y los funcionarios para que los busquen en el subsuelo del hotel donde se habían refugiado. En el mismo hotel les decía que se fueran porque corrían peligro de que le quemaran el hotel. Era en el gobierno de Evo, así que los gendarmes llevaron muchas cosas (equipos). Ahora, de ahí a que se le haya dado algo a la Policía boliviana, no sé… Pero lo que sí te digo es que es raro que el general de la Fuerza Aérea, el comandante de la Fuerza Aérea mande un agradecimiento. Los militares estaban en sus cuarteles, no tomaban ninguna medida ni decían nada, pero si salen los militares, ellos, las armas que tienen, el armamento que tienen ellos es letal, en serio.

¿Quién recibió el material del Hércules? ¿Usted?

Nuestro agregado y se cargó todo y listo. Eso fue todo, y sobre todo se metió todo en la residencia, los gendarmes (en total 20), algunos de ellos pernoctaban ahí, en la residencia, conmigo.

¿El material enviado quedó en la residencia? ¿Qué y cuánto material era?

Estaba en la residencia y parte en la embajada también. No, no sé qué era. No eran armas, por supuesto, se veía que había muchos gases, ellos también tenían máscaras antigases, qué sé yo… lo que llevaba cualquier organismo de seguridad.

¿Y los periodistas dónde estaban?

Los llevé ahí también, a la residencia.

Usted terminó su misión diciembre de 2019 (con el fin del gobierno de Macri) ¿y qué pasó con ese material? ¿Se quedó ahí?

Claro, claro, el 10 de diciembre. Los gendarmes siguieron, porque además seguía el ministro de gobierno (de Evo Morales) que estaba asilado ahí se quedó en la residencia. Alberto Fernández no nombró un embajador inmediatamente, pasaron varios meses y quedó un funcionario como encargado de negocios. Quedó Diego Alonso un funcionario de carrera. Era segundo mío cuando yo estaba. Son todos funcionarios muy eficientes, muy serios.

¿Y el avión Hércules?

El Hércules se volvió porque aprovechamos para mandar a todos los familiares de los funcionarios, de los agregados y algunos ciudadanos argentinos que están asentados en La Paz, a veces comerciantes, empresarios, que mandaron a su familia a Buenos Aires.

Insisto. El canciller Mayta insiste en tener pruebas de que era material bélico. Y en las redes circula una foto de que la embajada dio por "recibido material bélico"

Bueno, eso hasta los propios analistas bolivianos dicen que no era material bélico. Pero independientemente de eso, lo que tiene que quedar claro, es que Argentina no participó bajo ningún punto de vista de ningún golpe, de asonada, de nada. Porque no tenía sentido, y la relación entre los dos gobiernos era muy buena, por más que Macri y Evo, digamos, obviamente, son distintos, pinchan distinto, la relación era muy buena. Tan es así que pocos meses antes, fue Evo a Buenos Aires, se subió a un avión Pampa, fuimos a la base de Morón, donde lo probó porque querían comprar Pampas para entrenamiento, firmamos un acuerdo de salud en La Quiaca, fue con la ministra de salud Gabriela Montaño, que es quien se fue conmigo a Bolivia y el vicepresidente también. Firmamos un acuerdo de salud muy peleado, para que todos los ciudadanos argentinos que pasaron por Bolivia frente a cualquier accidente o problema de salud fueran atendidos gratuitamente cosa que no pasaba antes. Y después, por ejemplo, se estaba terminando un centro de medicina nuclear que logramos que el Invap ganara el concurso para realizar la obra en El Alto y le ganamos a los rusos una pelea, y hay muchas cosas más.

En el macrismo afirman que existe una maniobra en su contra. Arengan un pedido de captura contra Macri en el kirchnerismo y ahora le piden a Gerardo Morales su renuncia. ¿Usted qué cree?

Sí, yo creo que totalmente, totalmente, porque estoy haciendo una radiografía de lo que pasaba y de lo que pasó entre el gobierno de Macri y el gobierno de Evo, así que era imposible. Yo no puedo hablar por Estados Unidos, ni por Brasil ni por nadie, yo hablo por la Argentina porque yo estaba ahí, sabía. A mí me preocupó mucho ,y vos sabés, por la situación de violencia que existía, y buscamos una salida. Yo en estos días he sido llamado de amigos de Bolivia, que eran del gobierno de Evo, de manera solidaria, porque ellos saben qué hice, ellos saben cómo trabajamos, yo tenía, al contrario, muy buena relación con el gobierno. Firmamos el acuerdo del Litio entre Bolivia y Jujuy, imagínate. Esa denuncia cae, independientemente de cualquier nota que vuelvan a encontrar, de una manera rara por así decirlo, no van a poder demostrar porque no existió para nada participación del gobierno de entonces (el de Macri) en esa lamentable finalización del gobierno de Evo.

Usted dijo en su escrito del viernes cosas nuevas. Una que preguntó si el gobierno de Macri podía recibir a Evo Morales y le dijeron que no.

Sí, yo hablé con un dirigente, un funcionario que… Alguien cercano a Evo me dijo si podía él llegar a Argentina. Y yo, extraoficialmente hice la consulta, y dijeron que no. Dijeron que no.

¿Quién le dijo que no?

No sé quién habrá sido, me dijeron que habrá tenido peso para decir no. Y por otro lado también me puse en contacto con la embajada de México, amiga, con Teresa Mercado, una buena diplomática, para acompañar y colaborar en lo que sea para que Evo no tuviera trabas en la llegada del avión de México que ya estaba en camino. O sea que hicimos lo posible para evitar que haya un problema. Yo creo que ahí ya tenían recibida la renuncia y a mí, aunque parezca mentira, me sorprendió.

Y en segundo punto es cierto que la embajada argentina cuidó de 15 miembros de su gobierno. ¿Puede ampliar?

Uno es Carlos Romero, que es una persona que creo que lo están desperdiciando, porque es un gran ministro, inteligente, la verdad que tuve en todo ese tiempo que estuvimos, desayunamos, almorzamos juntos muchas veces.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

1
3