Álvaro García amenazó a Terceros, lo confirmó el mismo Evo

El exmandatario contó lo sucedido como una hazaña ante una concentración cocalera en Chimoré el 11 de noviembre de 2020.
martes, 6 de julio de 2021 · 20:31

Página Siete Digital

Álvaro García amenazó al general Gonzalo Terceros, entonces comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) , para que permita que la nave mexicana que lo recogió en Chimoré, el 11 de noviembre de 2019, alce vuelo.

La acusación no parte esta vez de la boca del general, detenido en Palmasola, sino del mismo Evo Morales, quien recordó la amenaza como una hazaña ante una concentración cocalera el 11 de noviembre del año pasado, que fue celebrada con aplausos y vítores (Ver video).

El registro audiovisual fue emitido por el portal de Facebook de la radio Kawsachun Coca y en él Morales es recuerda que García, el 11 de noviembre de 2019, le dijo a terceros: “Aquí están más de 10.000 compañeros concentrados. Va a arder el aeropuerto, vamos a arder nosotros, van a arder sus soldados, bajo su responsabilidad”.

El relato, efectuado por Morales un año después es ovacionado por su auditorio.

“Por fin llega el avión. Nos subimos, quiero que sepan, carreteó la terminal para levantar vuelo. El avión no levanta el vuelo, seguimos esperando casi creo 20 a 30 minutos. Será el comandante de tripulación que nos dice: ‘No hay permiso para levantar vuelo’. Nos asustamos, ¡qué hacemos ahora! y carreteamos otra vez  (de regreso) a la terminal (del aeropuerto de Chimoré).

“El comandante nos dice: no salgan del avión, este avión es territorio mexicano'. Nos quedamos ahí. El Álvaro se comunicó otra otra vez con el comandante de la Fuerza Aérea Boliviana, general Terceros,  Llamó y dijo: ‘aquí hay más de 10.000 compañeros concentrados’. Recuerdan ustedes, algunos compañeros estaban retirándose yo llamé telefónicamente y les dije que no me dejaban alzar el vuelo, y otra vez se han concentrado. Felizmente, cuando el compañero Álvaro dice: ‘Ningún problema general, acá están mas de 10.000 compañeros concentrados. Va a arder el aeropuerto, vamos a arder nosotros, van a arder sus soldados, bajo su responsabilidad. Esa llamada telefónica ha sido clave y otra vez carreteamos para levantar el vuelo”.

Morales partió de Chimoré rumbo a México a las 21.29 del 11 de noviembre de 2019. 

Y lo que entonces parecía una fanfarronada fue confirmado por las declaraciones informativas de Terceros ante la comisión de fiscales que investiga el caso "golpe de Estado", que reveló que los dos mandatarios renunciantes siguieron en contacto con los jefes militares tras su renuncia y que recurrieron a amenazas para dejar el país.

“Me habló el exvicepresidente Álvaro García Linera que me llamó y nuevamente me amenazó, indicándome de manera textual: ‘General, si no deja que salga el avión mexicano todos los compañeros del trópico de cochabambino se están alzando y va a correr sangre…’.

“A las 16.00 llamó Evo Morales (…) y de manera textual me dijo: ‘si no me autoriza el ingreso de ese avión, usted será culpable de que los 15 mil compañeros que están bajando de El Alto a La Paz quemen la ciudad”.

 “(Evo Morales) Le pasó el teléfono al vicepresidente el cual me reclamó de que por qué no daba la autorización al avión mexicano, volví a explicar nuevamente, molesto de manera textual me dijo: ‘usted será el culpable de que los compañeros quemen La Paz, si no da la autorización’”.

Según estas revelaciones, entre el sábado y domingo, mientras el país era presa de la violencia política, Los dos mandatarios y sus ministros frenaron la salida de los militares a las calles para recuperar el control.

 Entre el 5 y 7 de noviembre de 2019,  “recuerdo que el presidente (Morales) le dijo a (Williams) Kalimán (comandante en jefe de las fuerzas armadas) que no se preocupe que ya habían visto eso, ahí le pregunta al ministro Romero de manera textual: ‘cómo es de los dos mil compañeros que estamos trayendo para enfrentar a los que están bloqueando en las calles…’ Romero le dijo: 'Esta noche llegan, tengo problemas…'”

 

 

 

 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

8
31