Vecinos que derribaron el muro de YPFB: No hubo instrucciones para derribar la planta de Senkata

En noviembre de 2019 se registraron acciones violentas cerca de la planta estatal.
lunes, 23 de agosto de 2021 · 17:31

Página Siete Digital

Vecinos de la zona de Senkata de  la ciudad de El Alto afirmaron que “no hubo instrucciones para derribar la planta de Senkata” en los conflictos suscitados en el último trimestre de 2019.

“No hubo instrucciones para derribar la planta de Senkata, al contrario, era resguardar la planta y evitar que salga el combustible”, afirmó un vecino de la zona en contacto con el portal informativo Wara Noticias.

“Las fuerzas del orden han provocado la furia de la gente, nosotros estábamos en forma pacífica, no había intención de hacer daño a la planta de Senkata (…) Nos amenazaron de meternos bala; la intención era cuidar la planta”, aseveró.

En noviembre de 2019 se registraron hechos de violencia en inmediaciones de la planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB); durante ese tiempo el combustible que produce esa planta no podía ser trasladada a las ciudades de La Paz y El Alto.

También puede leer: Todo lo que debe conocer sobre la admisión en la CIDH del caso La Calancha

Según la relación de los hechos del Grupo Interinstitucional de Expertos Independientes (GIEI), en el contexto del conflicto electoral y protestas sociales, el 11 de noviembre de 2019, pobladores de El Alto realizaron bloqueos y cercos en calles y avenidas. Uno de los principales cercos se realizó en las inmediaciones de la planta de YPFB de Senkata, principalmente por personas simpatizantes del MAS.

Los bloqueadores cavaron zanjas frente a las puertas de la planta y realizaron vigilias para impedir la salida de camiones. Si bien las protestas en Senkata iniciaron el 10 de noviembre, las demandas se extendieron al repudio a la asunción de Jeanine
Áñez a la presidencia y a otros temas políticos y sociales.

El 14 de noviembre de 2019, la YPFB comunicó que, luego de ocho días de bloqueos, se encontraba imposibilitada para despachar combustibles líquidos, lo que provocaría desabastecimiento en La Paz.

 El 19 de noviembre de 2019, el Ejército y la Policía ejecutaron un operativo conjunto con la finalidad de garantizar la salida de camiones de la planta YPFB de Senkata, ciudad de El Alto, para el reabastecimiento de combustible en el departamento de La Paz. Lograron organizar un convoy para la salida de 47 cisternas y camiones de garrafas de gas.

Luego de la salida de los camiones, alrededor de una centena de manifestantes derribaron partes del muro perimetral de la planta  y quemaron cuatro vehículos incautados que estaban en desuso, en una zona de la planta sin uso operacional. Intentaron ingresar al recinto por un portón en el extremo sur de la planta. "Las fuerzas de seguridad reaccionaron con un uso desproporcionado de la fuerza". Como resultado, diez personas perdieron la vida y alrededor de 78 resultaron heridas", dice el informe de los expertos.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

2
33