MAS atribuye todos los muertos a Añez, pero 15 fallecieron antes de su asunción

De acuerdo con el GIEI, 22 personas fallecieron por los hechos de violencia en la transición. En el vacío de poder murieron 10 y 5 en el gobierno del MAS.
jueves, 26 de agosto de 2021 · 09:22

Erika Segales / La Paz

En los  últimos tres meses  de 2019 al menos 37 personas perdieron la vida a causa de la violencia desatada por la fuerte crisis política. Desde el MAS se enfatiza en discursos para atribuir todas las víctimas fatales a la expresidenta Jeanine Añez, aunque según la cronología de los hechos,  15 fallecieron antes de que ella asumiera  el mando del país.

El informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) halló responsabilidades del gobierno de  Añez por las masacres de Sacaba y Senkata que dejó 20 fallecidos; además señaló dos hechos en los que otras dos personas fallecieron durante su gestión. Otras 10 personas perdieron la vida por hechos suscitados durante el vacío de poder y cinco fallecieron durante la violencia en el  gobierno de Evo Morales.

Pese a los registros, el MAS atribuye la culpabilidad de las 37 muertes a la gestión de Añez y enfatiza en pedir justicia en ese sentido.

“El informe del GIEI simplemente viene a respaldar,  como ellos mismos lo han dicho, es un paso más para llegar a la verdad histórica de los hechos. Queremos dejar claramente establecido, aquí existen temas de fondo que tienen que ver con 38 vidas (sic) que han sido segadas gracias a ese decreto 4078”, afirmó en conferencia de prensa el diputado Juan José Huanca, jefe de bancada del MAS en Tarija.

Por su parte,  el diputado Rolando Cuéllar, también del MAS, indicó: “No es posible que (pese a) 37 muertos, más de 1.200 millones de dólares que se robó la señora Jeanine Añez todavía quiera ir a su casa (…). No es posible que una asesina  esté pidiendo irse  a su casa.  Creo que una delincuente como Jeanine Añez tiene que tener 30 años de cárcel en Chonchocoro”.

Incluso se apunta a una figura de corresposabilidad de Añez junto con otros líderes de oposición como Carlos Mesa.

“El gobierno que asumió de manera irregular y que él (Carlos Mesa) socapó y apoyó, masacró a más de 38 bolivianos, violando además los derechos humanos de miles de personas. Desde que salió el informe del GIEI sólo se han dedicado a descontextualizar dos o tres párrafos para tratar de involucrar al anterior gobierno del MAS-IPSP en las muertes y en la violencia. Carlos Mesa es uno de los principales instigadores a la convulsión bajo un falso argumento de fraude. Por tanto,  son ellos los que son responsables de todo lo que se ha vivido el país”, indicó el diputado Gualberto Arispe, del MAS.

En la misma línea, el presidente Luis Arce indicó: “Aquí no estamos hablando de que simplemente el golpe de Estado dejó daño económico, dejó una deuda, una deuda con 38 familias en el país y la única manera de reparar y pacificar esto es con la aplicación de la justicia a la brevedad posible. El pueblo boliviano ya no está más para soportar ninguna impunidad”.

También puede leer: GIEI: Evo y Añez usaron a la Policía para represiones selectivas en casos de 2019

Desde el punto de vista del analista Carlos Cordero, el oficialismo tiene una estrategia para posicionar el discurso de que en Bolivia hubo un “golpe de Estado” y que la responsable de eso y de la muerte de 37 bolivianos es  la expresidenta Jeanine Añez. 

“Hay un discurso que intenta posicionar que en Bolivia hubo un golpe de Estado y que la principal responsable del golpe de Estado y toda la crisis que pudo traer aquello es Jeanine Añez, con el ánimo de crear un culpable sobre quien descargar todas las responsabilidades.  Es una vieja estrategia comunicacional que viene de los gobiernos autoritarios, que utilizan la propaganda para posicionar sus ideas”, indicó.

Asimismo, señaló que esa estrategia también apunta a mostrar a Evo Morales y sus colaboradores como “víctimas” y detentadores de “la verdad”,  y que en ese sentido los hechos de vulneraciones de derechos humanos como los casos de La Calancha y el Porvenir, la manipulación judicial para desconocer la voluntad popular y otros,  queden en el olvido.

Por su parte,  el politólogo Paul Coca manifestó: “Echar la culpa a Jeanine Añez es lo más sencillo para el MAS. La lógica que tienen desde el Gobierno, no sólo como partido, es que nunca se va a admitir sus errores. El MAS no va a aceptar bajo ningún argumento  que tiene responsabilidad por lo acontecido y por la tensión política que se vive en este preciso momento. Hay que reconocer que habido víctimas, pero echar la culpa de absolutamente a todo a una sola persona es miope”.

Afirmó que el MAS gobierna desde la política de que hubo un “golpe de Estado”, y que en ese contexto no hay una investigación imparcial sobre lo sucedido en 2019 y mucho antes. Indicó que a partir de eso no se da un trato igualitario a las víctimas y remarcó que no  puede haber víctimas de “primera  y segunda”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

37
8