Discurso hostil de Arce desata confrontación en la fiesta patria

Gritos e insultos empañaron la celebración de los 196 años de independencia de Bolivia. Arce usó gran parte de su discurso para atacar al gobierno de Añez.
sábado, 7 de agosto de 2021 · 05:28

Erika Segales / La Paz

El hostil discurso del presidente del Estado, Luis Arce, en la celebración del 196 aniversario por la independencia de Bolivia desató la confrontación entre oficialistas y opositores en la sesión de honor realizada en el nuevo edificio del Legislativo.  Gritos, insultos y amagues empañaron lo que debía ser una fiesta de unidad.

María Nela  Prada Tejada, ministra de la Presidencia.
Foto:ABI

Los actos protocolares por el 6 de agosto se iniciaron a las 7:30 en la Plaza Murillo con la llegada de la primera autoridad del país, el presidente  Luis Arce, quien dio inició a la celebración con el saludo a los Colorados de Bolivia, escolta presidencial. Luego se realizó la entrega de ofrendas florales durante casi una hora y los actos continuaron con la entonación del himno nacional y la iza de la tricolor y la wiphala.

La oposición  dio la espalda a Arce como acto de protesta.
Foto:Comunidad Ciudadana

La sesión de honor por el 196 aniversario patrio se inició cerca de las 10:30 bajo la conducción del vicepresidente del país y presidente nato de Asamblea Legislativa, David Choquehuanca. Tras la verificación del quórum, se envió a una comisión especial a recoger al presidente Arce del palacio, luego  se procedió con un minuto de silencio por quienes fallecieron “en defensa del retorno de la democracia” y se continuó con la entonación del himno nacional en castellano y aymara.

Un grupo de choque  se instaló a en puertas del Legislativo.
Foto:Erika Segales / Página Siete

El programa prosiguió con el mensaje de Choquehuanca durante 30 minutos en los que hablo de respeto, consenso, equilibrio, justicia, medioambiente, diversidad plurinacional y democracia. “Reparar una injusticia con otra injusticia es señal de no haber logrado cambios estructurales profundos”, indicó.

Y agregó: “La democracia es ponernos de acuerdo y si no somos capaces de lograr acuerdos con consensos, es porque no convencemos o no tenemos razón, es ahí cuando la patria se pone en grave riesgo, cuando se busca vencer en lugar de convencer”. Choquehuanca terminó aplaudido y hasta ese momento la sesión se desarrolló en tranquilidad y calma.

Luis Arce tomó la palabra para enviar su mensaje a la nación a las 11:30 y el mayor tiempo de su discurso de una hora y ocho minutos estuvo marcado por gritos de golpe y fraude, en medio de una tensa discusión entre oficialistas y opositores  ante la mirada de la comunidad nacional e internacional.

Arce dedicó los primeros cinco minutos de sus palabras a saludar a autoridades, dirigentes e invitados especiales, en los siguientes ocho minutos recordó a los libertadores Simón Bolívar y  Antonio José de Sucre , además de  lideresas indígenas  como Juana Azurduy, Tomas Katari, Tupak Amaru, Tupak Katari, Bartolina Sisa, Gregoria Apaza e Isabel 

Huallpa, entre otros, y habló de la lucha de los pueblos originarios.

Posteriormente mencionó las guerras del agua y gas, antes de recordar la gestión del expresidente  Evo Morales y destacó la nacionalización, la Asamblea Constituyente, el cambio del modelo económico y otros.

 La confrontación se desató a  los 14 minutos de su discurso, cuando sostuvo que en 2019 hubo un golpe de Estado. “En mi acto de posesión como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia  afirmé que el Gobierno de facto había provocado una crisis de varias dimensiones en nuestro país: crisis económica, social, educativa y cultural. Luego del golpe de Estado que colocó en el Órgano Ejecutivo...”, expresó e inmediatamente los gritos de fraude y golpe empañaron la sesión de honor.

 Por unos minutos el canal estatal cortó el audio de la transmisión de la sesión y puso música, mientras que Choquehuanca intentaba  poner orden pidiendo respeto y remarcando la celebración del aniversario patrio, aunque los gritos continuaron con el apoyo de ministros y dirigentes sindicales.

  “Fuera los golpistas”, “Democracia sí, dictadura no”, fueron los estribillos con los que  continuó la sesión en la que Arce siguió avivando la confrontación, insistiendo que “en octubre de 2019 se escamoteó la voluntad popular al desconocer el triunfo del MAS”.

Esto hizo que opositores vociferaran “títere”, “mentiroso”, mientras los oficialistas gritaban “golpistas”, “asesinos”. Nuevamente Choquehuanca intentó calmar los ánimos pidiendo no empañar la fecha histórica, no caer en provocaciones, y remarcando: “nuestro pueblo nos está mirando, nos está observando la comunidad internacional”.

 Antes de finalizar su mensaje, el presidente Arce señaló: “Lamentablemente hay algunos grupos, por suerte minoritarios, que quieren volver a paralizar nuestro país”. Esta afirmación desató los gritos de oficialistas, quienes decían: “Somos mayoría”, “la derecha no pasará”, “fuera golpistas”.

Concluida la sesión, un grupo de choque de menos de 10 personas se instaló en las puertas del palacio legislativo para hostigar a los opositores  ante la mirada pasiva de la Policía, que no hizo mayor esfuerzo por retirarlos del lugar. 

“Asesinos”, ”golpistas”, gritaron a legisladores de Creemos, mientras brindaban declaraciones a la prensa. El mismo grupo persiguió a legisladoras de Comunidad Ciudadana, quienes ante el temor de ser agredidas brindaron declaraciones a casi a una cuadra del lugar. 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

51
87