Carvajal pide parar la represión y respetar la democracia interna de Adepcoca

La presidenta de la Apdhb señaló que los conflictos entre los cocaleros de los Yungas es consecuencia de la "intromisión" del Gobierno.
lunes, 27 de septiembre de 2021 · 22:41

Página Siete Digital 

En medio de los conflictos de este lunes, la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb), Amparo Carvajal, instó al Gobierno a respetar los estatutos y la democracia interna de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca).

Además pidió parar la represión a la "familia yungueña", que también afecta a los vecinos de Villa Fátima y Villa El Carmen.

“El Gobierno debe respetar los estatutos internos de Adepcoca, la gestión de Armin Lluta aún no había terminado. Se debe respetar la democracia interna de Adepcoca. La Asamblea de Derechos Humano rechaza que el Gobierno organice una Adepcoca paralela. La represión a socios de Adepcoca, afecta a los vecinos de Villa Fátima, sus hogares son gasificados”, dijo Carvajal, en contacto con Página Siete Digital.

También puede leer: La violencia recrudece en Villa Fátima; cocaleros y policías no dan tregua

Hoy se registraron conflictos en Adepcoca, un sector rechaza la presidencia de Arnold Alanes, a quien califican de ser afín al Movimiento al Socialismo (MAS), y otro lo respalda.

Los cocaleros usaron explosivos y piedras y la Policía respondió con el uso de agentes químicos. En medio de los enfrentamientos se incendió el departamento de un edificio.

Carvajal manifestó que estos enfrentamientos son consecuencia de la "intromisión" del nivel central del Estado en la democracia interna de los cocaleros de los Yungas.

Añadió que este hecho ahora afecta a los vecinos que viven por el mercado de la coca, puesto que sus viviendas también son afectadas por las gasificaciones. En muchos casos son víctimas los niños.

“Ya se ha sufrido demasiado cuando arrestaron a Franclin Gutiérrez. Lluta fue elegido en un congreso de Adepcoca, el Gobierno lo desconoció y eligieron a un dirigente paralelo entre actos de violencia. Tiene que respetarse los estatutos y los reglamentos de Adepcoca, y ahora producto de esa intromisión sufre la familia yungueña y las personas que viven en Villa Fátima, los niños”, enfatizó.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos