El fuego se descontrola en San Matías y obliga a los guardaparques a replegarse

El trabajo humano es «imposible» dice integrante del grupo SOS que apoya a las áreas protegidas. La única esperanza es la lluvia, dice.
domingo, 5 de septiembre de 2021 · 14:20

Página Siete Digital 

El fuego intencional sigue castigando las tierras del oriente boliviano. En este caso del incendio forestal en el Área Natural de Manejo Integrado San Matías (ANMI San Matías), situado en el municipio cruceño del mismo nombre, que se descontroló y donde el trabajo humano para detener que el fuego se siga propagando ya es “imposible”.

“La situación en esa zona (San Matías) está descontrolada y los guardaparques se tuvieron que replegar (…) Es una zona de difícil acceso donde se necesita ayuda de otro tipo”, aseguró Ericka Bayá, integrante del grupo SOS que apoya a las áreas protegidas en contacto con Página Siete Digital.

El sector más peligroso, por su difícil acceso es el sector  Santo Rosario y Sansón, donde es casi imposible llegar sin apoyo logístico adecuado que garantice el abastecimiento de agua necesario para los Bomberos Forestales y el traslado de personal, equipos y herramientas.
Por ello, la final de la tarde del sábado, la Brigada de Guardaparques desplegada en la comunidad de San Fernando tomó la decisión de replegarse.

También puede leer: Senamhi lanza alerta naranja por altas temperaturas en el oriente

En las últimas semanas guardabosques de todo el territorio nacional llegaron hasta la zona para colaborar en lo que se pueda. Sin embargo, tal como indica Bayá en este momento el ANMI San Matías “está sola a su suerte”.

Esta área protegida abarca las provincias de Ángel Sandóval, Germán Busch, Chiquitos y Velasco del departamento de Santa Cruz y tiene una superficie de (29.185 km²).

“La situación es muy delicada y ahorita San Matías está sola a su suerte, esperando la lluvia (…) La lluvia en ese lugar tiene que ser más fuerte para acabar con el fuego. Ahorita la única solución es que se haga una logística más grande, con aviones que puedan lanzar esos líquidos retardantes”, detalló.

Asimismo, la integrante de SOS puntualizó que la información proporcionada por guardabosques que están en el lugar, es que hasta el viernes en la tarde la mitad de la superficie de la ANMI San Matías estaba quemada.  

Ayer se tuvo una ligera precipitación pluvial, que no fue suficiente para sofocar los focos activos. "Ojalá llueva entre hoy o mañana, y/o las instancias respectivas desplieguen el apoyo aéreo bajo la guía de Guardaparques o gente que conozca la zona", dijo la activista.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos