Analistas: Hay grupos armados por la permisividad del MAS

La complacencia de las autoridades hacia los caprichos y demandas de sectores vinculados a la ilegalidad refuerza el surgimiento de bandas criminales.

Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - lunes, 07 de septiembre de 2020 - 0:04

Sergio Mendoza  / La Paz

El surgimiento de grupos armados con tintes políticos en las últimas semanas tiene varias explicaciones, pero quizás la más importante, según coinciden dos analistas del comportamiento social, es la excesiva permisividad con la que el gobierno del MAS ha tratado a varios sectores de la población durante 14 años. 

“En los últimos 14 años hemos tenido un Gobierno muy permisivo, hasta se podría decir cómplice, para que se generen estos grupos armados. Es absolutamente lógico que ahora surjan estos grupos”, resaltó  Carlos Hugo Laruta, sociólogo y docente de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

El analista se refirió a la complacencia con la que las autoridades actuaron en relación con  sectores como los cocaleros del Chapare, donde no es un secreto que alrededor del 95% de la coca no pasa por los controles legales y hay presencia del narcotráfico. El negocio de las drogas, según Laruta, abre las puertas al suministro de dinero mal habido y, por supuesto, de armas. 

“El MAS puso la oreja complaciente e incluso legitimó y justificó la informalidad en la que se ha movido gran parte de la población ‘popular’ (...) Ahora, con este nuevo Gobierno, se avivaron las sensaciones de enemistad y suspicacia que venían desde la Colonia;  entonces es normal que esa población se sienta desorientada y que en el futuro, si no hay una aproximación política adecuada, esto se va a traducir en la aparición de movimientos de fuerza y de violencia”, acotó  Pedro Portugal, estudioso del indigenismo.

Él explicó que hasta el momento se mantiene la marginación a grandes sectores de la población que se han acostumbrado a la informalidad como modo de subsistencia. En esa informalidad surgieron gremios que no obedecen la ley y que someten a las autoridades a sus caprichos. Lo peligroso, resaltó Portugal, es que esa informalidad muchas veces se mezcla con lo ilegal.

Por otro lado, el experto dijo que en los últimos años sólo el MAS atendió las reivindicaciones populares; pero no las solucionó, sino que las utilizó para su conveniencia. Este vacío de falta de atención sincera puede ser ocupado por grupos con tendencias violentas.

En la década de los años 90, Laruta trabajó para Naciones Unidas en países con conflictos armados, como Guatemala. A partir de su experiencia allá afirmó que los grupos irregulares surgieron   entre los años 50    y 60  también por razones ideológicas y programáticas. Pero esos motivos se desgastaron y ante la necesidad de obtener financiamiento para su lucha acudieron al narcotráfico, y a la trata y tráfico de personas.

Advierte que algo similar puede ocurrir en el Chapare, donde ya existe una combinación de ideología radical alimentada por el MAS y presencia del narco. 

El sociólogo insiste: “El gobierno del MAS no originó el problema, pero sin duda alguna que lo agravó terriblemente por su permisividad con estos sectores y el bajo control”.

La solución pasa, según él, por una visión diferente del país que deje de lado el extractivismo (generación rápida de dinero) y apueste por el emprendimiento y la diversificación económica. Para ello se requiere firmeza del Estado y promoción económica. 

“Estos grupos armados no son producto de la imaginación. Hay claras señales de que están comenzando. Si en octubre no lo solucionamos, esto se volverá inimaginable”, dijo Laruta. 

  Portugal añadió: “Hasta que no haya integración y la idea de una sola nación este problema va a mantenerse”.

 

Balas y armas

  • Letal  En tan sólo un mes, la Policía identificó 126 mil balas, 287 armas y1.500 cartuchos de dinamita en manos de grupos ligados al Movimiento Al Socialismo (MAS) y a la demanda de elecciones para el 6 de septiembre. 
  • Nexos  Los grupos armados surgieron en zonas ligadas al narcotráfico (trópico de Cochabamba) y al contrabando (Oruro y norte de Potosí). 
  • Reacción  El Gobierno aseguró que la Policía y las Fuerzas Armadas están listas para proteger a la población. Sin embargo, durante los 12 días de bloqueo de la COB, ninguna de estas instituciones actuó para despejar las vías controladas por estos grupos. 

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

SUBSCRIBETE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS