Bloque renovador crece y hace tambalear la unidad del MAS

A la dirección departamental de Santa Cruz se sumaron las Bartolinas de esa región, sectores del masismo en el departamento de Beni y las Interculturales.

Redacción Diario Página Siete
Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - viernes, 18 de marzo de 2022 - 5:18

Pablo Peralta M. / La Paz

El bloque que pide renovación en el Movimiento Al Socialismo (MAS) crece y hace tambalear la unidad de ese partido. A la dirección departamental del MAS Santa Cruz, que pide un congreso para renovar la directiva nacional, se sumaron las Bartolinas de Santa Cruz, sectores sociales del masismo en Beni y las Interculturales. 

Ayer, la dirección departamental del MAS Santa Cruz y el Bloque Oriente manifestaron la necesidad de que haya un congreso nacional ordinario, y cerraron filas en torno al diputado Rolando Cuéllar, quien pide renovación y fue expulsado por cuestionar la directiva que preside Evo Morales.

El estatuto del MAS, en sus artículos 13 y 14,  establece que el congreso nacional ordinario se debe reunir cada dos años y que  una de las atribuciones del congreso es elegir a la dirección nacional de ese partido.

“Nuestra dirección nacional del MAS-IPSP, del instrumento político, ya siete años que está en posesión, el cual ya no está en vigencia”, aseguró Felipa Yallile Montenegro, ejecutiva departamental de las Bartolinas.

La dirigente insistió en que el mandato de la dirección que preside Morales “ya feneció”.

El 11 de marzo, la dirección departamental del MAS Santa Cruz envió una carta al Tribunal Supremo Electoral en la que pide a esa institución convocar a congreso ordinario del MAS, desconociendo a la dirección que preside Evo Morales.

En Beni, sectores sociales del MAS enviaron una misiva similar al Tribunal Electoral Departamental. En la carta, le dan a ese despacho un plazo de 10 días para que  “convoque (a congreso nacional) aplicando el desconocimiento a la actual dirección nacional del MAS-IPSP”.

Dirigentes anuncian la expulsión de Cuéllar, el miércoles.
Foto: APG

Respecto a la expulsión de Cuéllar, la dirigente Montenegro señaló que el diputado “fue elegido democráticamente por las organizaciones sociales”. Mientras que Marco Fernández, presidente del MAS Santa Cruz, sostuvo que harán respetar al legislador.

El dirigente agregó que quienes presiden el tribunal de disciplina y ética del MAS, que expulsó a Cuéllar, “son caducos” y no pueden emitir ninguna resolución de ese tipo. 

El dirigente cruceño señaló que en el MAS hay división de personas y grupos, pero que las organizaciones sociales están unidas y harán respetar la posición del MAS Santa Cruz.

Además de aquello, los dirigentes también sindican a Morales y su cúpula de crear grupos paralelos para dividir y entrometerse en las organizaciones sociales.  Fernández sostuvo que la dirección urbana del MAS que denunció a Cuéllar ante el tribunal de disciplina y ética de ese partido es una paralela no reconocida por su dirección. 

El dirigente agregó que García, vicepresidente del MAS,  no coordina con los sectores sociales ni con su dirección. “Los directivos que están abajo, a partir de Gerardo García, aquí en el departamento de Santa Cruz han hecho maldades.

Han hecho una división con grupos de personas. Gerardo García no coordina con los sectores sociales. No coordina con las organizaciones sociales, mucho menos con nosotros”, aseguró.  Angélica Ponce, presidenta de la Confederación Sindical de Mujeres Interculturales de Bolivia, denunció que Morales “se metió a la organización de mujeres Interculturales de Bolivia, cuando él no pertenece a esta organización”.

“Lamentablemente, hemos visto cómo él se entromete para sacar dirigentes dentro de la familia intercultural, de hombres y mujeres”, aseguró Ponce a radio Compañera.

Fabiola López, dirigente de las interculturales de Quillacollo (Cochabamba), lamentó que se genere  paralelismo de líderes y pidió dejar las intromisiones. “Hay que dejar de entrometerse en cada organización. Cada organización tiene sus estatutos, tiene su propia decisión como las mujeres Interculturales. Estamos viendo la debilidad de que ahora están dividiendo las organizaciones, haciendo paralelismo de algunos líderes”, afirmó.

El miércoles, Elena Almendras, dirigente de las Interculturales de Chimoré, rechazó esos criterios y señaló que “para ellos, (Morales) es un dictador, pero para nosotros no”. “Ellos son buscapegas. Cuando a uno no les lleva a un cargo, así saltan ellos, dicen que es dictador”, indicó.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS