Arce anunció que no asistirá a la Cumbre de las Américas si excluyen a esos países

Bolivia se juega por Cuba, Nicaragua y Venezuela, pero lazo comercial es ínfimo

La oposición pide mirar a EEUU y analizar el caso de China. En el Ejecutivo señalan que
“el futuro del mundo es multipolar”, no de la unipolaridad de quienes quieren regresar a épocas coloniales.

Nacional
Pablo Peralta
Por 
La Paz - domingo, 15 de mayo de 2022 - 5:00

El Gobierno de Bolivia se juega por Nicaragua, Venezuela y Cuba, con los cuales el país tiene un ínfimo relacionamiento comercial respecto a Estados con los que no estrecha lazos de esa forma, pero tiene un elevado vínculo comercial.

El tema cobra vigencia a raíz del anuncio del presidente Luis Arce de que Bolivia no asistirá a la Cumbre de las Américas si se excluye de ese encuentro a Nicaragua, Venezuela y Cuba, tal como anunció Estados Unidos, sede donde se realizará la cita en junio.

La oposición ve que el Gobierno está alineado a esos países debido a su modelo de corte populista. En el oficialismo señalan que “el futuro del mundo es multipolar”, no de la unipolaridad de quienes quieren regresar a épocas coloniales.

Los lazos, las cifras

En 2021, el valor de las exportaciones desde Bolivia hacia Nicaragua, Venezuela y Cuba no pasó la barrera de los 15 millones de dólares. En cambio, el valor de las exportaciones desde el país hacia Estados Unidos sobrepasó la barrera de los 500 millones de dólares, según datos del INE, procesados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Al comparar los datos con países con los que Bolivia tiene relación comercial en la región, el contraste es aún mayor. El valor de las exportaciones de Bolivia hacia Brasil, en 2021, se ubicó por encima de los 1.400 millones de dólares, con el gas como punta de lanza. Por otro lado, el valor de las exportaciones a Colombia, en el mismo periodo de tiempo, estuvo por encima de los 700 millones de la divisa estadounidense.

Durante 2021, el valor de las exportaciones a Nicaragua no llegó a los 500 mil dólares, el valor de las importaciones sumó 2,1 millones de dólares. En el caso de Venezuela, el valor de las exportaciones fue de 9,2 millones de dólares, y el valor de las importaciones 1,2 millones de dólares. En el caso de Cuba, el valor de las exportaciones fue de 542.619 dólares y el valor de las importaciones 1,5 millones de dólares.

“En el fondo, Bolivia no gana nada sustancial al alinearnos con países como Cuba, Nicaragua y Venezuela. Tenemos evidentemente una relación comercial muy tenue con Nicaragua y Cuba y una mediocre con Venezuela”, sostuvo la jurista Erika J. Rivera.

El internacionalista Francisco Xavier Solares considera que en las relaciones exteriores de Bolivia “se están tomando en cuenta aspectos que priorizan solamente el interés político del partido de Gobierno” y “se convierte a Bolivia en un país que no mira al mundo”, ello en detrimento de los reales intereses nacionales.

El eje antioccidente

La jurista Erika J. Rivera considera que las alianzas con esos países están relacionadas con la edificación un frente supranacional, cuya meta parece ser debilitar al mundo occidental.

“Al construir una especie de alianza con estos países se reitera una solidaridad ideológico-política, que hace mucho tiempo dejó de poseer un carácter progresista y antiimperialista. Esta alianza es hoy en día una mancomunidad naciente de intereses de algunos Estados que, a nivel mundial, están edificando un frente supranacional de marcado carácter autoritario y antidemocrático, cuyo propósito principal parece ser debilitar al mundo occidental y promover un bloque que parece fomentar los intereses de Rusia, China e Irán”, sostuvo.

Rivera considera que si Bolivia no asiste a la Cumbre de las Américas perderá cierto contacto con los debates actuales, que se refieren a la seguridad humanitaria, a los graves problemas inherentes a la protección ecológica y al gran tema de nuestros días, que son los movimientos masivos migratorios entre naciones.

“Precisamente Cuba, Nicaragua y Venezuela no brindan garantías para un fortalecimiento mínimo del Estado de Derecho”, aseguró.

¿Contra la CPE?

El artículo 255 de la Constitución Política del Estado (CPE) señala que las relaciones internacionales responden a los fines del Estado en función de la soberanía y los “intereses del pueblo”.

Sin embargo, el internacionalista Francisco Xavier Solares considera que la política internacional del Gobierno no responde a los intereses nacionales, sino a la línea marcada por el partido de Gobierno, y de manera concreta al evismo, que desde su lectura prevalece en las relaciones exteriores desde una perspectiva de alineación ideológica.

“El Estado boliviano –agrega Solares— toma una posición en contra de los intereses nacionales, porque Bolivia es un país en vías de desarrollo, que justamente necesita exportar. El Gobierno pretende simplemente establecer mayores nexos con países aliados de una manera político-ideológica, que no representan una ganancia económica para el Estado”.

EEUU, China y el mundo hoy

El diputado José Luis Pórcel, economista y parlamentario de Comunidad Ciudadana, considera que Bolivia no estrecha lazos con países que representan interesantes mercados debido a que el modelo es “muy populista”.

El legislador considera que Bolivia debería “abrir las puertas de las relaciones comerciales con Estados Unidos y analizar el caso de China, que desde su punto de vista “convive con el sistema comunista y capitalista (...). Es comunista, sin embargo, ha apostado a la empresa privada”, dijo.

Desde el oficialismo, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, manifestó que el futuro del mundo es multipolar, y que no tiene dueños ni patrones.

“El futuro es del mundo multipolar y de la hermandad de los pueblos, no de la unipolaridad y de quienes quieren regresar a épocas coloniales. La exclusión abusiva de Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas ha provocado la solidaridad de México, Bolivia y también Honduras, quienes no asistiremos a un lugar donde se excluye a países hermanos, en caso de persistir la exclusión”, tuiteó.

Esta semana, Venezuela, uno de los países con los que Bolivia registra un ínfimo intercambio comercial, pero un alto lazo político-ideológico, puso de manifiesto un elemento que forma parte de su “visión estratégica”.

“Vamos a unirnos todos para remar hacia un mismo puerto, remar a un mismo ritmo: producir, producir, producir. Y yo me alegro que mi mensaje esté llegando a todos los empresarios y empresarias del país, a todo el sector productivo del país, el mensaje de vamos a trabajar, vamos a producir, vamos a arreglar esto, vamos a recuperar y a crecer, vamos a satisfacer con productos nacionales la necesidad interna del país, pero desde ya, desde ya, la visión estratégica: vamos a exportar también”, manifestó el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

“En el fondo Bolivia no gana nada sustancial al alinearnos con países como Cuba, Nicaragua y Venezuela”.
Erika J. Rivera
“El futuro es
del mundo multipolar y de la hermandad de los pueblos, no de la unipolaridad”.
Eduardo del Castillo,
ministro de Gobierno
“El Estado toma una posición en contra de los intereses nacionales, Bolivia justamente necesita
exportar”.
Francisco Xavier Solares

2021: Bolivia exportó $us 500 MM a EEUU y 13 MM a Rusia

El valor de las exportaciones de Bolivia a Rusia, durante el año 2021, estuvo por encima de los 13,1 millones de dólares. En cambio, el valor de las exportaciones a Estados Unidos, en el mismo lapso de tiempo superó los 500 millones de dólares, según datos del INE, procesados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Sin embargo, pese al relacionamiento comercial con Estados Unidos, cuyo gobierno que está contra la invasión rusa a Ucrania, Bolivia se abstuvo de votar contra el Kremlin en las Naciones Unidas en tres oportunidades, y en una pasó de la abstención a respaldar a Rusia. Aquello sucedió cuando la Asamblea General, por 93 votos, decidió suspender a Rusia del Consejo de Derechos Humanos, tras informes de “violaciones y abusos graves y sistemáticos de los derechos humanos” de sus tropas en Ucrania.

Durante 2021, el valor de las exportaciones de Bolivia hacia EEUU superó los 522 millones de dólares, con el estaño como producto principal comercializado. Mientras que el valor de las exportaciones de Bolivia hacia Rusia superó los 13,1 millones de dólares, con el carbonato de litio como producto punto de lanza.

En un periodo similar de tiempo, el valor de las importaciones de Rusia hacia Bolivia superó los 67 millones de dólares. En cambio, el valor de las importaciones desde Estados Unidos sobrepasó los 579 millones de dólares. En ambos casos, el principal producto importado es gasolina.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS