Hay un informe del exfuncionario gubernamental a Wilfredo Chávez

Boris Villegas dijo a exministro que Llorenti ordenó la represión

Según el texto, el exviceministro Farfán, a puertas cerradas, transmitió a los jefes policiales que autoridades superiores del Gobierno ordenaron intervenir la marcha.

Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - viernes, 27 de septiembre de 2013 - 0:16

Beatriz Layme  / La Paz
  El exdirector de Régimen Interior ahora detenido en la cárcel de Palmasola, Boris Villegas, informó al exministro de Gobierno Wilfredo Chávez que la orden para reprimir a los indígenas en Chaparina fue emitida por Sacha Llorenti, según un informe que está en manos de la Fiscalía.
 
Llorenti, ahora embajador de Bolivia en las Naciones Unidas, renunció a su cargo la mañana del martes 27 de septiembre de 2011, dos días después de la represión en Chaparina. Por la noche, el presidente Evo  Morales posesionó a   Chávez en reemplazo de LLorenti y a Rubén Saavedra, en lugar de Cecilia Chacón, quien también dejó el Ministerio de Defensa.    
El informe VMRIP - DGRI - 135 2011, con la referencia "Viaje a la localidad de Yucumo”, enviado por  Villegas, entonces director de Régimen Interior,  al flamante ministro el 29 de septiembre indica que Llorenti dio órdenes al exviceministro Marcos Farfán para intervenir la marcha por el secuestro de una comisión gubernamental, encabezada por el canciller David Choquehuanca.

El exfuncionario gubernamental señala que "por instrucciones de las autoridades superiores del Ministerio de Gobierno”, el 15 de septiembre de 2011 viajó en vuelo charter a San Borja (Beni).
Desde esa fecha -según afirma Villegas- hizo un seguimiento e informó detalladamente todos los días del movimiento de la VIII marcha indígena.

El 23 de septiembre llegó la comisión gubernamental dirigida por el canciller Choquehuanca, quien se reunió con los indígenas, pero entraron en un cuarto intermedio hasta el 25, fecha en la que se "produjo mucha tensión porque tenían de rehén al canciller”, pero al final salió todo bien, pero cuando Villegas pretendía retornar a La Paz recibió órdenes de permanecer en Yucumo porque  llegaría Farfán.
 
"Farfán, a puertas cerradas, transmitió que existía una instrucción desde La Paz emanada por autoridades superiores del Gobierno (para) intervenir la marcha al amanecer del domingo. Pero los oficiales expresaron su disconformidad, no estaban dadas las condiciones”, dice Villegas.   

Esa situación fue comunicada vía teléfono a Llorenti, pero éste se negó a postergar la intervención, pero pasada la medianoche de ese día  les indicó que en un análisis de último momento se decidió postergar el operativo.

Al promediar las 17:15 del domingo, Farfán le comunicó -relata Villegas- que la marcha se estaba moviendo y si se quería hacer una intervención policial, éste era el momento.
"Farfán se comunicó desde mi teléfono con Llorenti para informarle de los hechos porque a cada 15 o 20 minutos debíamos informar de lo sucedido”.
 

La instrucción vino del Gobierno

El subcomandante  de la Policía, general Óscar Muñoz Colodro, afirmó que la orden de intervención fue emitida por el exministro de Gobierno  Sacha Llorenti al viceministro Marcos Farfán, quien a su vez instruyó a la Policía intervenir la VIII marcha indígena.
"No había opción de que mi autoridad podía llevar solo este operativo, porque mi persona no hizo la compra de algunos equipos de necesidad, no hizo los contratos de los buses, el traslado de los buses de San Borja a Rurrenabaque, ésa fue una orden eminente de las autoridades del Gobierno”, dijo a la red ERBOL.
También dijo que "ya estaba decidido que ese operativo debería llevarse a cabo  a las 16:30. Mi ayudante recibe una llamada telefónica de uno de los jefes operativos y dice estamos rodeados y surge una amenaza de un enfrentamiento entre indígenas, policías e interculturales. Comunico a (Marcos) Farfán y éste 15 minutos después dice: adelante”.
Muñoz también afirma que hizo un operativo de evacuación de carácter orgánico, "Farfán estaba más cerca que los policías junto a Villegas, dando instrucciones a algunos subalternos”

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

SUBSCRIBETE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS