El Ministro de Justicia dijo que ya trabajan sobre las recomendaciones

Conade: Relator dio “sopapo” al Gobierno; Lima habla de avances

En Cochabamba se realizó el “Motocazo” para pedir la libertad de presos políticos y en rechazo a la baja de los policías. Opositores rechazan la persecución judicial.

Nacional
Carlos Quisbert
Por 
La Paz - miércoles, 22 de junio de 2022 - 5:01

El representante del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Manuel Morales, afirmó que el informe del relator especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Diego García-Sayán, sobre la situación de la justicia en Bolivia, significa un “sopapo” para el gobierno de Luis Arce. El ministro de Justicia, Iván Lima, afirmó que el informe reconoce los “avances” que ya dieron.

“El informe de García-Sayán es lapidario para la justicia boliviana y un sopapo al gobierno de Luis Arce. Pasó lo mismo que con el señor Luis Almagro (secretario de la OEA), quien fue invitado por Evo Morales y al final reveló el fraude monumental de 2019. Ahora García-Sayán les da una bofetada a nivel internacional”, afirmó Morales.

El dirigente se manifestó luego de conocer el informe emitido por el Relator Especial ante la ONU y las respuestas que dio al mismo el Ministro de Justicia.

Para Morales, el documento confirma las denuncias de sometimiento político de jueces y fiscales ante el gobierno del MAS y cuestiona la legalidad de la sentencia que se dictó contra la expresidenta Jeanine Añez y los exjefes militares involucrados en el caso golpe de Estado I.

Morales pidió “coherencia” a fiscales, jueces y legisladores para que inicien un juicio de responsabilidades contra el expresidente Morales, por “la quema de la Chiquitania y el fraude monumental de 2019”.

Por su parte, la senadora Centa Rek, de Creemos, señaló que el informe de García-Sayán deja en evidencia el grado de corrupción entre jueces y fiscales.

“Muestra la detención de la expresidenta Jeanine Añez como un caso emblemático, sobre cómo los operadores judiciales del Gobierno deciden el tipo de juicio y eligen a los jueces. Bolivia está ante el mundo como un país en el que no existe justicia. El gobierno del MAS ha tomado las instituciones y las ha destruido”, manifestó Rek.

Sin embargo, para el ministro Lima, García-Sayán “reconoció avances, agradeció y felicitó al Gobierno de Bolivia por la apertura” con la que fue recibido.

Lima resaltó que García-Sayán agradeció a él y al canciller Rogelio Mayta “la estupenda organización de la visita”.

“Felicito la apertura de Bolivia a mi visita y la franqueza de los diálogos sostenidos con todos los actores. Las autoridades y la sociedad boliviana en todas sus expresiones prestaron valorable cooperación durante mi visita, con sus análisis, propuestas y sugerencias”, señaló García-Sayán durante la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que se celebró en Ginebra.

Mayta y Lima representaron al gobierno de Luis Arce ante la ONU en esa sesión; el contacto se hizo vía Zoom. Lima afirmó que 10 de las varias recomendaciones que realizó García-Sayán supuestamente ya fueron atendidas con acciones “concretas en el proceso que se viene desarrollando” en el país.

No obstante, Lima observó que la confianza entre “todos los actores políticos” en Bolivia, “se ha visto empañada por las imprecisiones que surgieron a raíz de las declaraciones del Relator”, en alusión a las publicaciones que García-Sayán hizo en redes sociales hace unos días.

“Vemos con profunda preocupación que muchos de los sectores puedan tergiversar y malinterpretar declaraciones del Relator ”, manifestó Lima.

“Motocazo”

Al margen de estas declaraciones, en Cochabamba anoche se realizó una de las primeras movilizaciones convocadas por el Conade, plataformas y legisladores opositores. El encuentro se denominó “Motocazo” y participaron centenares de personas que a pie y en motos recorrieron las calles en demanda de la libertad de los líderes de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC).

Los autodenominados “Defensores del pueblo”, Jorge Valda, Guadalupe Cárdenas y la exsenadora Carmen Eva Gonzales estuvieron al frente de la marcha.

Cárdenas, como representante de las esposas de policías, señaló que el “Motocazo” que partió de la plazuela Cala Cala y llegó hasta la plaza principal también se organizó en apoyo a los presos políticos y los uniformados dados de baja. Estos últimos fueron procesados por el motín policial que precisamente se inició en Cochabamba, el 8 de noviembre de 2019, y terminó dos días después con la renuncia de Evo Morales a la Presidencia.

Cárdenas denunció que minutos previos a la concentración, efectivos de la Policía realizaron operativos para impedir que la gente llegue a Cala Cala y llamó a la reflexión a los uniformados, porque la protesta también era en favor de sus camaradas.

No obstante, la dirigente manifestó que la movilización se replicará hoy en Tarija y luego en los otros departamentos.

“Vamos a llegar a las plazas principales para dar un grito por la libertad de los presos políticos”, sostuvo Lizbeth Beramendi, otra de las activistas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS