En la oposición ratifican que “no hubo golpe de Estado” y sí “fraude electoral”

EEUU acredita informes de OEA y UE sobre dolo en comicios de 2019

El documento del Departamento de Estado fue enviado al Congreso de EEUU. El reporte detalla las irregularidades descritas por la OEA y la UE en las elecciones de 2019. También se refiere el informe del GIEI.

Nacional
Por 
La Paz - viernes, 30 de septiembre de 2022 - 0:00

Un reporte del Departamento de Estado enviado al Congreso de los Estados Unidos acredita las “irregularidades” detalladas por la Organización de Estados Americanos (OEAI) y la Unión Europea (UE) sobre las elecciones generales de 2019 en Bolivia.

“La OEA concluyó que los resultados de las elecciones no deben certificarse debido a irregularidades. Ethical Hacking (la empresa auditora del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares, TREP), una consultora de ciberseguridad contratada por el TSE (Tribunal Supremo Electoral) para auditar la elección también encontró vulnerabilidades, incluidas vulnerabilidades que permiten la intercepción y alteración del código fuente, registros, votos y fotografías; interceptación y lectura del TREP y sus comunicaciones; la existencia de un servidor oculto externo y la interceptación y alteración de comunicaciones entre servidores utilizados por el TSE”, indica el reporte del Departamento de Estado.

El documento cita el corte del servicio de internet de 18 horas que sucedió la noche del 20 de octubre de 2019 en pleno cómputo electoral, calificado en el documento como “intencional”.

“Cuando finalmente se restableció el servicio de internet, el conteo de votos mostró que (Evo) Morales logró una victoria en la primera vuelta. Según múltiples fuentes de observación creíbles, incluidas la OEA y la UE, el corte de internet ocurrió no solo inexplicablemente, sino también intencionalmente, sin un culpable identificable”, recoge el documento en inglés.

El reporte también recoge el dato de la dimisión del entonces vicepresidente del TSE, Antonio Costas, quien “renunció en protesta de la decisión del TSE de suspender la publicación de resultados del TREP’, según consta en su carta de renuncia del 22 de octubre de 2019. El apagón inexplicable aumentó el escepticismo y las tensiones ya eran altas, y se produjeron disturbios en todo el país”, acota.

El embajador de Bolivia ante la OEA, Héctor Arce, fue quien el 11 de marzo de este año informó que el Congreso de EEUU aprobó la Ley de Asignaciones Económicas que incluía el caso boliviano para investigar las elecciones de 2019 y la violación de derechos humanos en ese periodo de conflicto.

A partir de la aprobación de esa ley, el Secretario de Estado tenía 120 días para presentar su informe a los Comités de Asignaciones sobre la transparencia de los comicios de 2019 y el avance en las investigaciones en torno a las violaciones a los Derechos Humanos que se dieron durante ese tiempo.

El documento del Departamento de Estado hace una larga exposición del informe elaborado por el equipo de auditoría de la OEA, que “encontró -por ejemplo- que la infraestructura informática estaba construida deliberadamente con la capacidad de cambiar los resultados de las elecciones y borrar cualquier rastro”, puntualiza. Asimismo, expone que la auditoría de la OEA fue realizada a petición del entonces presidente Evo Morales.

Recomendaciones GIEI

El informe del Departamento de Estado de EEUU también hace alusión al informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentado en 2021 y que reveló “graves violaciones a los derechos humanos” entre octubre y diciembre de 2019, en el gobierno de Evo y Jeanine Añez.

“Incluyendo detenciones ilegales, violencia sexual, torturas y el asesinato de 37 personas en Sacaba y Senkata el 15 de noviembre y 19 de 2019, que se produjo inmediatamente después del decreto emitido por Añez que permite a los militares ‘una discrecionalidad demasiado amplia para usar la fuerza’, según Human Rights Watch”, destaca.

Más adelante sostiene que “la implementación del informe GIEI sigue siendo en gran medida unilateral”, y que se enjuició “a los rivales a pesar de que el GIEI encontró que tanto los pro-MAS y los grupos anti-MAS cometieron violaciones. Mientras estuvo en el poder, el gobierno interino de Añez planteó de manera similar cargos unilaterales contra sus rivales”.

También hace referencia al presidente Luis Arce: “La administración Arce imputó al menos a 41 funcionarios del gobierno interino (transitorio), incluida la expresidenta interina Añez con delitos que incluyen ‘terrorismo’, ‘sedición’ y ‘genocidio’”. El reporte menciona, tomando como fuente a Human Rights Watch, la detención de Añez sin “prueba alguna de que haya cometido el delito de terrorismo”.

Menciona asimismo, siempre basándose en otras fuentes, que los jueces en el país tienen “una tremenda presión” y que no actúan con independencia.

Indica también que en mayo de 2022, el Relator Especial de la ONU sobre la Independencia de Jueces y Abogados, Diego García-Sayán, “encontró problemas significativos en el sistema judicial, incluida la falta de acceso e independencia judicial, corrupción” y el abuso de las detenciones preventivas.

El documento del Departamento de Estado en ningún momento toma en cuenta otros estudios sobre las elecciones de 2019 muy difundidos por el gobierno del MAS, como el del diario The Washington Post, el estudio del grupo de la Universidad de Salamanca, encomendada por la Fiscalía en 2021, y otros efectuados por entidades afines al gobierno del MAS. Todos estos informes han intentado contrarrestar las conclusiones de la OEA.

Reacciones

Apenas se conoció el reporte del Departamento de Estado, hubo varias reacciones, entre las que destacan la de la expresidenta Jeanine Añez. “El informe reconfirma el fraude electoral en Bolivia cometido por Evo Morales y el Gobierno del MAS en 2019, igual que lo denunciado por la OEA y la Unión Europea. Juicio de responsabilidades contra los autores materiales e intelectuales”, escribió la expresidenta en Twitter.

La senadora de Creemos Centa Rek afirmó que esta es una prueba más de que existió fraude electoral en las elecciones de 2019.

Jairo Guitera, diputado de Comunidad Ciudadana, apuntó: “Lo hemos denunciado siempre, la auditoría indicó que los resultados electorales fueron manipulados con dolo y lo que hubo fue fraude, no hubo golpe”.

“Se reconfirma el fraude cometido por Morales, igual que lo denunciado por OEA y UE. Juicio de responsabilidades a autores”
Jeanine Añez, expresidenta

Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS