El informe del GIEI es el quinto revés a la retórica del «golpe de Estado»

Aparte de ese reporte, en cinco meses también se registraron el comunicado de ratificación de hallazgos de la auditoría de la OEA, un pronunciamiento de la UE, la memoria de la CEB y una resolución del PE.

Redacción Diario Página Siete
Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - jueves, 19 de agosto de 2021 - 5:20

Pablo Peralta M. / La Paz

El informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) es el quinto revés a la retórica del “golpe” en cinco meses, dado que señala el origen-raíz de la crisis de 2019, hace referencia al vacío de poder y no denomina “de facto” al gobierno de Jeanine Añez, con el cual -refiere el documento- la CIDH constituyó, vía acuerdo, el propio GIEI.

Aparte de ese informe, desde abril, también se registraron: el comunicado de ratificación de hallazgos de la auditoría de la Organización de Estados Americanos, un  pronunciamiento de la Unión Europea, la memoria de la Conferencia Episcopal Boliviana y una  resolución del Parlamento Europeo, los cuales dieron también reveses a la retórica del “golpe”. 

El informe del GIEI se refiere como “Gobierno interino” a la administración de Añez, y hace referencia a que el 12 de diciembre de 2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) suscribió un acuerdo con ese gobierno  para investigar los actos de violencia y las violaciones de los derechos humanos ocurridos entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019. (A través de ese convenio se constituyó el GIEI)

La lectura del capítulo 2 del  informe permite identificar que, a partir de la sentencia de la reelección, que dictó el Tribunal Constitucional en 2017, se empiezan a registrar “intensas reacciones sociales y políticas”, marchas promovidas por diversos movimientos sociales, paros cívicos y cabildos, hasta la agudización de la crisis. Esta etapa, según el informe, estuvo marcada por múltiples acontecimientos como  el motín policial, la publicación del informe preliminar de la auditoría de la OEA y “las declaraciones de los comandantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía para presionar la renuncia de Evo Morales”.

El informe del GIEI hace referencia  al vacío de poder que se generó tras la renuncia de Morales, el 10 de noviembre de 2019,   a la que le siguió la del entonces vicepresidente Álvaro García Linera, y las renuncias de la entonces presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, y del entonces presidente de Diputados, Víctor Borda.

“Con la renuncia de Evo Morales a la presidencia, el 10 de noviembre de 2019, se desencadenaron una serie de renuncias de las personas consideradas para asumir la presidencia de acuerdo con la cadena de sucesión presidencial”, señala el documento.

 Morales   dijo que el informe del GIEI demuestra “que sí hubo golpe”.  “Con informe de GIEI se demuestra, nuevamente, que hubo golpe; que no hubo quórum en Senado ni en ALP para que asuma Añez”,  tuiteó.

Carlos Mesa, líder de Comunidad Ciudadana, indicó que “en las dos consideraciones que hace el GIEI habla de un vacío de poder que fue generado por Evo Morales”. El político sostuvo que el GIEI “no menciona que hubiera una transición no democrática”.

Los otros reveses

El 9 de agosto, la Secretaría de Fortalecimiento de la Democracia de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), a través de un comunicado, ratificó los hallazgos de la auditoría a los comicios de octubre de 2019, que concluyó que hubo manipulación dolosa en   actas y en el procesamiento de los resultados, esto último a partir del redireccionamiento del flujo de datos a dos servidores ocultos, “haciendo posible la manipulación de datos y la suplantación de actas”. 

El 5 de agosto, la delegación de la Unión Europea (UE) emitió una declaración en la que rechazó las acusaciones de haber participado en una conspiración golpista en las reuniones de la UCB, en noviembre de 2019. En cambio, subrayó que ayudó a facilitar reuniones entre actores clave, incluido los representantes del MAS, con el fin de contribuir a la pacificación.

“La delegación de la Unión Europea, junto con las misiones diplomáticas de los Estados Miembros de la UE en Bolivia, rechaza categóricamente las acusaciones de haber participado en noviembre de 2019 en una conspiración con el objetivo de preparar un golpe de Estado”, se lee en la declaración, que también fue suscrita por las misiones de los Estados Miembros de la UE: Alemania, España, Francia, Italia y Suecia.

El 15 de junio, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) difundió la Memoria de los hechos del proceso de pacificación en Bolivia Octubre de 2019 - Enero de 2020, que remitió al papa Francisco y a la Fiscalía.

En la memoria narra, entre otros pormenores, las reuniones que hubo el 11 y 12 de noviembre de 2019 en la UCB, en las que participaron representantes del MAS, de los partidos de oposición, de los cívicos y el Conade, y en las que la CEB, la UE y la Embajada de España fungieron como facilitadoras del diálogo.  

En ese documento se señala que el 12 de noviembre de 2019, consumada la salida de Morales a México, se abordó el tema de la sucesión constitucional, y que cuando se llegó a un punto en el que el diálogo estaba siendo infructuoso, Adriana Salvatierra pidió una reunión a puerta cerrada, en la que participaron Susana Rivero (MAS), Óscar Ortiz (Demócratas) y  monseñor Eugenio Scarpellini.

En la memoria  se agrega que el contenido de ese diálogo “no se dio a conocer”. Sin embargo, se detalla que una vez reiniciada la reunión general “las representantes del MAS aseguraron la participación de la bancada del MAS en la sesión de la Asamblea Plurinacional, esa tarde, en la cual reconocerían a Jeanine Añez, presidenta de la Cámara de Senadores y en consecuencia Presidenta”. La CEB subraya que la bancada del MAS no se presentó a la sesión.

El 29 de abril, el Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que indica:  “De conformidad con la Constitución boliviana, la expresidenta Añez cumplió plenamente con su deber como vicepresidenta segunda del Senado, al colmar el vacío presidencial provocado por la dimisión del expresidente Evo Morales tras los disturbios violentos desencadenados por la tentativa de fraude electoral”. 

“Con informe de GIEI se demuestra, nuevamente, que hubo golpe; que no hubo quórum en Senado ni en ALP para que asuma Añez”.

Evo Morales, líder del MAS

“En las dos consideraciones que hace el GIEI habla de un vacío de poader que fue generado por Evo Morales, eso lo decimos nosotros”.

Carlos Mesa, líder de CC

“Consideramos que (el informe  del GIEI Bolivia) contiene importantes elementos a ser presentados ante la  CPI y la  CIJ”.

Luis Almagro, OEA

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS