Evo renunció en 2007 a su renta, pero 13 años después la solicitó

En el MAS indican que no sólo Morales recibe el beneficio, sino también otros expresidentes, por lo que no ven necesario que se genere una discusión.

Redacción Diario Página Siete
Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - martes, 21 de septiembre de 2021 - 5:17

Pablo Peralta M.  / La Paz

En 2007, durante su segundo año en el poder, el entonces presidente Evo Morales declaró que cuando salga del Palacio Quemado no iba a percibir ningún salario. No obstante, 13 años después realizó la solicitud para cobrar el denominado “reconocimiento pecuniario” a expresidentes, que es una renta  de 21.640 bolivianos.

“Hemos decidido con el compañero (vicepresidente) Álvaro García Linera (que), cuando nos vayamos del Palacio de Gobierno, no vamos a percibir ningún salario”, declaró Morales el 15 de octubre de 2007.

En esa jornada, el entonces presidente presentó ante el Legislativo el proyecto de ley de lo que vendría a ser posteriormente la Renta Dignidad.  Entonces, ratificó su determinación de anular la renta que beneficia a  exmandatarios. 

Sin embargo, más de 13 años después otro es el panorama. Morales renunció a la Presidencia el 10 de noviembre de 2019, y al día siguiente  salió del país. Retornó a Bolivia, después de un año de exilio,  el 9 de noviembre de 2020,  y según información del Ministerio de Economía, desde enero de este año,  recibe el  “reconocimiento pecuniario”, que consiste en una renta mensual, de por vida, de 10  salarios mínimos (21.640 bolivianos).

“El ex-Presidente Juan Evo Morales Ayma, al presente recibe el Reconocimiento Pecuniario establecido por Ley N° 376, beneficio que es pagado a través de la Entidad Bancaria Pública, responsable de efectivizar el pago”, se lee en la respuesta que dio el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, a la Petición de Informe Escrito PIE N° 406/2020-2021, documento al que accedió Página Siete. 

El beneficio es para aquellas personas que ejercieron la Presidencia o la Vicepresidencia del Estado y se financia con recursos  del Tesoro General de la Nación. La Ley 376, que regula esa renta, fue promulgada por el propio Morales, el 15 de mayo de 2013.

En esa norma se establece que para acceder a esa renta,   el beneficiario debe  presentar una solicitud dirigida al Ministro de Economía, con la certificación pertinente de  mandato, expedida por el Ministerio de la Presidencia  o el secretario general de la Vicepresidencia.  

Eduardo Maldonado, exsenador del MAS por Potosí, indicó a este rotativo que Morales -y el propio  MAS- tendrá que explicar al país por qué “en su momento era contrario a esto y por qué ahora efectiviza el cobro”. 

Maldonado relató que una de las propuestas de la campaña del MAS para las elecciones de 2009 fue la de eliminar la renta  de expresidentes.  El exlegislador contó que, tras asumir,  en una reunión de la bancada en Palacio Quemado, él y  otro asambleísta solicitaron que se concrete esa oferta electoral. 

“En consecuencia, algunos parlamentarios actuamos al interior de la bancada del MAS solicitando que se haga efectiva esta propuesta de campaña.  Es decir, haciendo recuerdo a la bancada parlamentaria la necesidad de concretar este ofrecimiento, pero curiosamente hubo un viraje en la dirigencia política del MAS”, indicó Maldonado.

El exlegislador comentó  que entonces la posición mayoritaria fue que no era el momento para evaluar aquello. Años después, 15 de mayo de 2013, Morales promulgó la Ley 376, que otorga el  “reconocimiento pecuniario” a exmandatarios.

Henry Montero, senador de Creemos,  observó que Morales haya renunciado a esa  renta   y  luego, pese a esa postura, la cobre. “Evo Morales pidió suprimir y renunció a la renta vitalicia en 2007, pero cobró al menos  173 mil  bolivianos desde enero. El socialismo a nombre del pueblo y los pobres se aprovecha y miente sólo para llegar y perpetuarse en el poder, mientras el pueblo peregrina por ganarse la vida”, expresó. 

Sandro Ramírez, diputado del MAS,  sostuvo que no sólo Morales cobra la renta sino también otros expresidentes, por lo que no ve necesario discutir el asunto.  “No solamente Evo Morales recibe la renta vitalicia;  la recibe Carlos Mesa, la recibe Tuto Quiroga y otros exmandatarios. Ése es un tema que no se debería mucho menos discutir ni poner en polémica”, manifestó.

Gonzalo Chávez, analista económico,  indicó que éste es un “tema polémico”. “¿Debe recibir un presidente una renta vitalicia? ¿Es su trabajo muy diferente a la de un servidor público en el sistema de educación o salud, por ejemplo? ¿Una vez terminado su mandato, no debería jubilarse, recibir su renta como cualquier otro mortal? ¿Si buscamos una sociedad más igualitaria,  los políticos, independiente de su ideología, deben tener este trato preferencial? Está abierto el debate”, aseguró. 

Por su parte, el gobernador de La Paz, Santos Quispe, sostuvo que Morales como los otros expresidentes   ya no deberían recibir la  renta.  “Cobran los antiguos presidentes, cobran todos, pero sería bueno que les quiten, que ya no cobren, porque nuestro país necesita dinero. Ese dinero se puede invertir en otros proyectos nacionales”, manifestó.

Morales, en abril de 2020, desde su exilio en Argentina, dijo que donaría el 100% de su renta de expresidente “para ollas comunes en barrios populares de familias humildes”. 

 

“No solamente Evo Morales recibe la renta vitalicia;  la recibe Carlos Mesa, la recibe Tuto Quiroga y otros exmandatarios”.

Sandro Ramírez, MAS

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, suscribete o accede a tu cuenta:

SUBSCRIBETE INICIAR SESIÓN


Mensaje de Raúl Garáfulic, presidente de Página Siete

 

Estimado amigo lector:

Me dirijo a usted para agradecerle por su preferencia hacia Página Siete, que nos ha convertido en uno de los medios de comunicación más influyentes del país. 

En esta ocasión, necesito pedir su apoyo, mediante la contratación de una suscripción a Página Siete Digital. La evolución hacia un modelo de negocios de suscripciones digitales es una tendencia entre los diarios más importantes del mundo.   

Por un costo cercano a $us 5 al mes, los suscriptores recibirán acceso a contenidos premium de nuestro portal www.paginasiete.bo, como el periódico impreso digital (ePaper), varios “newsletters” temáticos, podcasts, más de 12 años de archivo digital (hemeroteca), y otros productos especiales.

Si bien el servicio que le ofrecemos es sustancial para mantenerlo bien informado, lo más importante es que usted ayudará a preservar la libertad de expresión, al permitirnos alcanzar el equilibrio financiero que todo periodismo independiente necesita. 

Durante los últimos tres años, los ingresos de los periódicos del país se redujeron dramáticamente. Primero, por la pandemia, que afectó la venta de periódicos impresos y, luego, por la caída de anuncios publicitarios, causada por la crisis económica actual.

En nuestro caso, la situación se complicó aún más, por el permanente acoso al que nos sometió el Gobierno, mediante agresivas auditorías y multas de varias instituciones del Estado, que, por supuesto, no se aplican a nuestros competidores.

También hubo presión directa contra algunos clientes, como la que provino de aquel funcionario que, con argumentos infundados, “sugirió” a algunos anunciadores que no publiquen en Página Siete, lo que, por cierto, es ilegal.

Adicionalmente, recibimos frecuentes ataques verbales y/o amenazas de líderes del partido oficialista, como Evo Morales, Juan Ramón Quintana, el Procurador General del Estado, y hasta de operadores judiciales, como el ex presidente del Consejo de la Magistratura y otros más. 

Para cerrar la brecha entre ingresos y egresos contamos con el profesionalismo, creatividad y capacidad de trabajo de nuestro comprometido equipo de profesionales, pero también necesitamos su apoyo. 

Defender la libertad de expresión es una buena causa porque nos permitirá seguir fiscalizando a los poderes del Estado, controlados, casi en su totalidad, por un mismo partido, para lograr una Bolivia más justa. 

Nuestro propósito es alcanzar 10,000 suscriptores, con el apoyo de quienes valoran nuestro trabajo. El objetivo es razonable, considerando que Página Siete tiene dos millones de lectores únicos por mes, según Google Analytics, de los cuales, 75% están distribuidos en todo el país y 25% son bolivianos que residen en el extranjero.

Suscribirse a Página Siete Digital es fácil con nuestro nuevo sistema “online”, que acepta pagos por QR, tarjetas de crédito/débito y otros, solo tiene que hacer clic en el botón al final de esta nota y seguir las instrucciones.

Su apoyo puede marcar la diferencia, muchas gracias.

Raúl Garáfulic Lehm
Presidente de Página Siete

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS