Hay señales de autonomía y otras de una dependencia del Ejecutivo respecto a Evo

La forma de jurar al asumir, el cómo conformó su gabinete, están entre los signos de autonomía. Las instrucciones de Morales al Gobierno y el nombramiento del nuevo Procurador, están en la otra línea.

Nacional
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - viernes, 13 de noviembre de 2020 - 2:08

Pablo Peralta M.  / La Paz

 Hay señales de autonomía y otras de dependencia del gobierno de Luis Arce respecto al expresidente  Evo Morales. Un recuento da cuenta de que los signos de independencia son los que hay más.  
  
La primera señal se detectó   en la toma de posesión, el 8 de noviembre,  cuando Arce a la hora de jurar puso su mano derecha en el corazón  y no apeló al puño izquierdo en alto, signo que utilizan los del partido azul que juran en  los cargos.

La segunda señal se identificó   cuando ni Arce ni el vicepresidente David Choquehuanca mencionaron  a Morales en sus discursos de posesión. La segunda autoridad con un tono concertador, entre otros detalles, manifestó: “Nuestra revolución es la revolución de ideas, es la revolución de equilibrios”. 

La tercera señal se detectó cuando el 9 de noviembre Arce formó un gabinete sin ningún exministro del entorno de Morales, tal como pidieron las organizaciones base del partido azul. Dirigentes de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia y la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia destacaron que Arce haya tomado en cuenta para su equipo a “gente nueva y joven”. 

La cuarta señal se identificó el 11 de noviembre cuando Morales arribó a Chimoré (Cochabamba), después de una caravana de tres días (el lunes ingresó al país). Ni Arce ni Choquehuanca fueron a recibir al exmandatario  que regresó al país después de un año de exilio en México y luego en Argentina. 

Arce escribió a medianoche del miércoles un tuit sobre el retorno de Morales: “Saludamos la gran concentración de bienvenida que se realizó hoy en Chimoré para recibir a nuestros hermanos Evo Morales y Álvaro García”. 

Del otro lado de la moneda se detectan tres señales que van en contrasentido de las anteriores. La primera es la instrucciones  que dio Morales al gobierno de Arce para “hacer un acto de justicia” por las muertes en Senkata, Sacaba, Yapacaní y Potosí; y a Andrónico Rodríguez, presidente del Senado,  y Freddy Mamani, presidente de Diputados, para  convocar “a una  interpelación o un informe” a Salvador Romero, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE),  por el retiro del Direpre y porque no hubo datos de boca de urna el día de las elecciones. 

La segunda señal se detectó cuando Morales, el miércoles, dijo que debate con Arce la designación de autoridades. “Con el compañero Lucho nuevamente conversamos internamente, debatimos para no equivocarnos en la designación (de nuevas autoridades)”, sostuvo. 

La tercera señal se identificó ayer cuando Arce nombró como  procurador  a Wilfredo Chávez, quien fue abogado del expresidente Morales, de CAMC y también fue ministro de Gobierno, entre otros cargos. 

El analista Gregorio Lanza manifestó que Arce y Choquehuanca “están en un escenario complejo”, en el que la reciente llegada y presencia  de Morales en el país, desde su punto de vista, busca poner de manifiesto que “el jefe y el que dirige” el proceso es el expresidente. 

“Hay que reconocer que el binomio Arce-Choquehuanca está haciendo importantes esfuerzos para señalar que éste será un gobierno de unidad nacional. Esperemos que las señales que dieron y que repitieron durante la campaña,  de que quiere hacer un gobierno de diálogo y concertación, tengan  resultados y se materialicen en la práctica”, sostuvo el especialista.

En el caso del gabinete, Lanza expresó  que se manda una buena señal, dado que los integrantes del área económica son  gente de confianza de Arce.  Sin embargo,  considera que  hay que ver lo que pasará en   unos meses más   en  los despachos de  Gobierno y Defensa, “para ver, con sus acciones, cuál  será la inclinación”. 

Tras ganar en los comicios, consultado por Clarín de Argentina sobre si Morales gobernará detrás suyo, Arce respondió: “Va a ser mi gobierno”. 
 

Llegada al  poder de Arce 

  • Designación     Luis Arce fue designado como candidato a la presidencia por Evo Morales en Argentina, donde el exmandatario  solicitó refugio después de las elecciones fallidas de octubre de 2019. 
  • Triunfo   En los comicios del pasado  18 de octubre, el presidente Arce logró más del 50% de respaldo del electorado. No obstante, si bien el partido azul  logró mayoría en las dos cámaras (Diputados y Senadores) de la Asamblea Legislativa, no consiguió los dos tercios. 
  • Autonomía Después del triunfo, Arce fue entrevistado por el diario Clarín de Argentina. Cuando fue consultado sobre si Evo Morales gobernaría detrás suyo, el Presidente respondió: “Nosotros vamos a gobernar. Va a ser mi gobierno y en mi gobierno vamos a sacar al país adelante”.

 

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

OTRAS NOTICIAS